TENDENCIAS

Estas 12 parejas duermen en camas separadas y aquí está el porqué

30/01/2017 08:12 CET | Actualizado 30/01/2017 08:12 CET
HENRIK SORENSEN VIA GETTY IMAGES

Según una encuesta realizada en 2015 por la National Sleep Foundation de Estados Unidos, el 25% de las parejas duermen en camas separadas y el 10% duermen en habitaciones separadas. No demos por hecho que estos son signos de que hay problemas en la relación.

Aunque dormir por separado pueda sonar un poco a los años cincuenta y a Te quiero, Lucy, los expertos en sueño opinan que puede ser la mejor opción para que los dos miembros de la pareja descansen.

Según Phyllis Zee, directora del Centro de Trastornos del Sueño del Northwestern Memorial Hospital, los ronquidos, la hiperactividad durante el sueño, las diferentes preferencias de temperatura o los distintos horarios de acostarse y levantarse pueden acabar con el descanso de la pareja.

Y aunque compartir la cama es beneficioso para el confort emocional y la cercanía en la relación, hay formas alternativas de conseguir ambas cosas, de acuerdo con Zee. (La experta recomienda a las parejas que duermen en camas separadas llevar una rutina de carantoñas y sexo por las noches antes de acostarse o por las mañanas).

"Dormir bien es muy importante para la relación, ya sea compartiendo la cama o no", afirma. "Es una decisión personal, no tiene por qué implicar que hay problemas maritales".

A continuación, 12 personas comparten la razón por la que decidieron dormir en camas separadas y cómo ha beneficiado a su relación.

"Los dos somos introvertidos, así que a veces está bien que cada uno tenga su propio espacio".

Dormimos en camas separadas desde el principio. Yo tengo insomnio y tengo el sueño muy ligero, me despierto con cualquier cosa… Tenemos horarios diferentes de acostarnos y de levantarnos: yo me voy a la cama temprano y me levanto tarde, y él se queda despierto hasta tarde y luego madruga. Todo es mucho más tranquilo si cada uno tiene su cama. Descansamos mucho mejor, nos acurrucamos y somos muy cariñosos cuando nos despertamos. Además, los dos somos introvertidos, así que a veces está bien que cada uno tenga su propio espacio. De otra manera, no lo tendríamos". - Erin Lidia

"Yo tengo insomnio y él ronca como un animal".

"Yo tengo insomnio y él ronca como un animal. Normalmente vemos la televisión o nos tumbamos en el dormitorio juntos y luego, cuando llega la hora de acostarse, él se va a su habitación. Ahora duermo cuando soy capaz de quedarme dormida y él duerme más porque no estoy dándole golpecitos constantemente para que se gire". - Sandie Massagli

"Dormimos mejor".

"Mi marido y yo dormimos en camas separadas. Tenemos gemelos y empezamos a dormir separados cuando nacieron, hace dos años. Por aquel entonces, cada minuto de sueño era muy valioso y necesario. Seguimos haciéndolo porque dormimos mejor (y él ronca como una locomotora)". - Brittany Hamrick Mazur

"Esto es lo que nos funciona".

"Mi marido y yo hemos dormido en camas separadas prácticamente desde que nos casamos hace 15 años. Él ronca, por lo tanto, no puedo dormir. Yo me muevo mucho y tenemos un colchón muy duro, así que él no puede dormir. Esto es lo que nos funciona a nosotros. Y esto no significa que no nos queramos o que no tengamos momentos de intimidad. Tenemos dos hijas y sigo sintiendo mariposas en el estómago cuando lo veo". - Katie VanVleet

"Él se acuesta y se levanta tarde y yo me acuesto y me levanto temprano".

"Dormimos en habitaciones separadas. Nos encanta. Él se acuesta y se levanta tarde y yo me acuesto y me levanto temprano. Yo le invito a dormir conmigo, pero, inevitablemente, siempre acaba yéndose a su dormitorio. Por las mañanas, le llevo una taza de té y me subo de un salto a su cama. Preferimos esta disposición, pero no quiere decir que no nos queramos". - Nicki Macrae

"Puedo irme a mi habitación y leer y escribir hasta cansarme".

"Cuando trabajaba tenía que levantarme temprano e irme a la cama pronto, era lógico que cada uno tuviera su propio espacio. Cuando me jubilé, tenía muchas ganas de poder leer hasta que quisiera cerrar el libro. Si eso implica dejar la luz encendida y leer toda la noche, así lo hago. Ambos dormimos mejor. Puedo irme a mi habitación y leer y escribir hasta cansarme. Llevamos 16 años casados y nos queremos más de lo que creíamos que era posible. Tenemos más de 60 años y nos encanta esta sensación de liberación". - Sheryl Perez

"Ya no discutimos porque el otro esté roncando".

"Mi marido y yo llevamos un año durmiendo en camas separadas y nos está yendo genial. Nuestra relación es más sólida que nunca y ya no discutimos porque el otro esté roncando". - Tracy Ann

"Dormimos mejor cuando no hay nadie más en la cama".

"Para nosotros dormir es importantísimo así que, sí, dormimos en camas separadas en la misma habitación. Nos gustan los colchones de distinta manera, yo tengo el sueño muy ligero y él tiene el sueño muy profundo y se mueve un montón; a mí me gusta ponerme un montón de mantas y a él no y ambos dormimos mejor cuando no hay nadie más en la cama".

Me encanta subirme de un salto a su cama por las mañanas para acurrucarnos… ¡Nos encanta!

"Me encanta subirme de un salto a su cama por las mañanas para acurrucarnos (aunque nuestras camas no están muy lejos entre sí). ¡Nos encanta! Sé que la gente lo ve raro y que los demás piensan que no nos queremos o algo así, ¡pero es justo lo contrario!" - Kelsey Smith

"Él empieza a trabajar pronto, yo trabajo más tarde."

"La mejor decisión que he tomado nunca. Él empieza a trabajar pronto, yo trabajo más tarde. Respetamos los horarios del otro. Mi habitación es como mi cueva, en la que tengo un difusor de aceites esenciales y una almohada eléctrica (que él pone a precalentar antes de irse a la cama). Esto no es un reflejo del amor que sentimos por el otro; de hecho, es más bien lo contrario. El tiempo libre que tenemos para pasar juntos es bastante limitado, y ahí es cuando tenemos que ser creativos. Pero el resto del tiempo dormimos como un tronco". - Linda Shaffer Fleming

"Agradecemos mucho tener nuestro propio espacio".

"Mi marido y yo llevamos cinco años durmiendo en habitaciones separadas. ¡Los dos dormimos mejor! Nos despertamos a horas distintas y tenemos fluctuaciones de temperatura diferentes. Y aunque nos adoramos, agradecemos mucho tener nuestro propio espacio". - Diane Dunnington Hill

"Es mostrar consideración con la otra persona".

"Llevamos 35 casados y unos 10 años durmiendo en camas separadas pero en la misma habitación. Los dos nos despertamos y nos volvemos a dormir muchas veces a lo largo de la noche —vamos al baño, nos despertamos porque nos duele algo...— y de esta manera no despertamos al otro, ya que dormimos tan poco de por sí. No es un reflejo de los sentimientos que tenemos el uno por el otro; de hecho, es mostrar consideración con la otra persona. Dormimos cuando podemos y ambos lo entendemos perfectamente. Lo único que importa es que estemos juntos. Dormir en camas separadas puede ser la clave para un matrimonio duradero y feliz". - Robin Thomas

"Me siento más alerta y feliz".

"Duermo mucho mejor y me siento más alerta y feliz. Creo que la gente da por hecho que hay problemas matrimoniales cuando la pareja duerme en camas separadas. Pero, sinceramente, esto solo ha mejorado nuestro matrimonio y, además, hay una cierta madurez implícita en poder decir 'te quiero y me encanta la vida que llevamos, pero de 9 de la noche a 5 de la mañana necesito descansar por separado". - Elle O'Keefe

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Tatuajes de parejas (FOTOS)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest