INTERNACIONAL

Quién es Théo y qué está pasando en los suburbios de París por él

08/02/2017 13:54 CET | Actualizado 08/02/2017 14:00 CET
AFP

La periferia de París lleva una semana entre tensiones y disturbios desde que el jueves 2 de febrero un policía supuestamente violara con una porra a un joven de 22 años mientras lo arrestaba.

Aulnay-sous-Bois es el nombre del suburbio donde se produjeron los hechos y Théo es el nombre de la víctima, ahora hospitalizado. El joven contó a su abogado que los policías lo detuvieron para hacerle un control de identidad cuando salía de casa. Entonces, mientras estaba detenido, de espaldas, uno de los agentes le introdujo su porra en el ano. "Me pidieron que pusiera las manos en la espalda y, esposado, me pidieron que me sentara. Me lanzaron gas lacrimógeno y me golpearon, y al sentarme sentí un terrible dolor en el trasero", ha explicado, según las declaraciones a las que tuvo acceso la cadena de televisión BMFTV.

El pasado fin de semana se imputó a los cuatro agentes sospechosos: a tres por violencias voluntarias y a un cuarto por violación. Todos fueron suspendidos por decisión del ministro del Interior, Bruno Le Roux.

Théo (en la imagen superior) fue hospitalizado el mismo día de la agresión y, tras pasar por quirófano, uno de los médicos diagnosticó "una herida longitudinal en el canal anal" y una "sección del músculo del esfínter", según fuentes cercanas a la investigación. El chico estará incapacitado para trabajar durante 60 días.

Entre tanto, los vecinos del municipio de Aulnay-sous-Bois no han dejado de protestar. El barrio conocido como la ciudad de las 3000, donde tuvo lugar la presunta agresión, se ha levantado en cólera, y de forma violenta.

Una agencia inmobiliaria atacada esta noche al margen de la concentración.

coche

Un coche quemado el 6 de febrero durante los disturbios en Aulnay-sous-Bois.

La noche del lunes al martes fueron detenidas 26 personas acusadas de daños a propiedades privadas. La prefectura denunció un total de 23 contenedores incendiados, así como once vehículos y un local de comida rápida dañado.

El martes 7 de febrero, el presidente de la República, François Hollande, fue a ver a Théo, el joven agredido, en el hospital donde se encuentra.

En la visita, que duró una hora, el jefe de Estado destacó con "cuánta dignidad y responsabilidad había reaccionado [Théo] después de lo que le pasó". Hollande señaló también que "había que confiar en la justicia, que llegará hasta el final" del asunto.

Oigo todo lo que está pasando en este momento, pero no sigo demasiado las noticias porque no quiero meterme dentro. — Théo

Con voz cansada, el chico dio las gracias al presidente por haberse desplazado hasta allí. "Oigo todo lo que está pasando en este momento, pero no sigo demasiado las noticias porque no quiero meterme dentro", reconoció Théo. Con todo, el joven afirmó que le gustaría volver a ver su ciudad "como la dejó". Théo pidió a los jóvenes "que no hagan la guerra", "que permanezcan unidos".

Pero esa misma noche, varios cientos de personas volvieron a manifestarse provistos de pancartas que piden "Justicia para Théo" y gritando lemas como "Sin justicia no hay paz" o "Policía, violadores, asesinos". Al margen de las manifestaciones, hubo "algunos grupos dispersos que provocaron algunos daños", por lo que hay se ha detenido a seis personas, según afirma una fuente policial.

La Policía interpela a los manifestantes. Esto cada vez se calienta más.

Este vídeo resume la situación que se está viviendo estos días en la periferia de París a raíz del caso de Théo:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Disturbios en Francia tras la violación de un detenido por un agente

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest