POLÍTICA

La oposición exige la dimisión del presidente de Murcia

20/02/2017 17:56 CET | Actualizado 20/02/2017 19:05 CET
EFE

Se calienta la política murciana. El portavoz de Ciudadanos (Cs) en la región, Miguel Sánchez, ha pedido al presidente autonómico, Pedro Antonio Sánchez, que "cumpla el compromiso que ha adquirido con los murcianos y dimita, en virtud de su palabra, el acuerdo de investidura y la Ley de Transparencia".

Así ha reaccionado tras conocer que el jefe del Ejecutivo tendrá que declarar el 6 de marzo ante el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia como investigado por su presunta participación en el caso Auditorio de Puerto Lumbreras de supuesta corrupción urbanística cuando era alcalde de esa localidad. Su exigencia ha sido respaldada horas más tarde por el portavoz de Cs en el Congreso, Juan Carlos Girauta, que ha indicado: "El señor Sánchez tiene que ser apartado de un modo en que la estabilidad en Murcia no se vea comprometida, y eso sólo se puede hacer así, con un candidato alternativo".

El portavoz regional de Cs -cuyos votos fueron necesarios para la investidura- ha señalado que "el valor que tenemos las personas es el de nuestra palabra" y ha dicho estar "convencido de que el presidente va a cumplir con la suya y va a dimitir por el bien de los murcianos", una vez que ha sido llamado a declarar por la supuesta comisión de los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación, fraude y falsedad documental.

"A la hora de tomar sus decisiones -añade-, en Ciudadanos siempre hemos pensado en los intereses de los murcianos. Lo hicimos cuando firmamos el acuerdo de investidura con el PP para facilitar la gobernabilidad de la lista más votada y también el pasado diciembre cuando facilitamos la aprobación de los presupuestos".

EL ACUERDO DE CS Y EL PP

Ahora, indica, es Pedro Antonio Sánchez "quien debe pensar en los murcianos, porque la imagen de la región no puede asociarse a un presidente que está siendo investigado por cuatro supuestos delitos muy graves", afirma.

La formación naranja ha apelado al primer punto de su acuerdo de investidura, que señala que se separaría de inmediato de cualquier cargo público o de partido a imputados por corrupción política hasta la resolución completa del proceso judicial.

También al artículo 54 de la Ley autonómica de Transparencia, que indica que la permanencia de un imputado por corrupción política en el cargo es incompatible con la confianza que se le debe trasladar sobre la vigencia de los principios éticos y con la obligación de preservar el prestigio de las instituciones.

Sánchez se convirtió en presidente autonómico el 30 de junio de 2015, con los votos a favor del PP (22) y de Ciudadanos (4), frente a los 'noes' del PSOE (13) y Podemos (6).

NO ES UN TEMA DE DOS

La encrucijada de Pedro Antonio Sánchez va mucho más allá de su pacto con Ciudadanos e incluso más allá de sus propias palabras, pues él mismo dijo en 2015 que dimitiría si era imputado, "investigado" según la terminología actual, por el caso por el que ahora se le llama a declarar. La oposición en bloque reclama que se haga a un lado.

El secretario general del PSOE-RM y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea Regional, Rafael González Tovar, ha exigido al presidente del Gobierno murciano, Pedro Antonio Sánchez, que presente su dimisión "inmediata" porque es la "única salida digna" que le queda.

De momento, González Tovar cree que la responsabilidad recae "exclusivamente" en Pedro Antonio Sánchez, ya que "es su decisión inmediata". De hecho, espera que el presidente de la Comunidad dimita y "no ponga a la Región al pie de los caballos como se ha venido haciendo", ya que "tiene un compromiso con la ciudadanía y un compromiso de Gobierno con su socio, Ciudadanos, que está firmado".

No obstante, si estos dos compromisos "no produjeran el efecto que tienen que producir" o se produce un "enrocamiento excesivo" por parte de Sánchez, el líder de los socialistas murcianos cree que los grupos de la oposición tendrían que "hablar y tomar las medidas políticas correspondientes", porque "esta situación no puede quedar impune".

No le costará mucho comenzar la interlocución con Podemos, cuyo secretario general en Murcia, Óscar Urralburu, ha anunciado este lunes en rueda de prensa que va a iniciar una ronda de consulta con los grupos parlamentarios para promover una moción de censura contra el presidente del Gobierno regional.

"Vamos a impulsar cuantas fórmulas estén en nuestra manos para forzar la salida de Sánchez del Gobierno regional", ha zanjado Urralburu, quien ha subrayado que buscará apoyos no solo en los grupos que tienen representación en la Asamblea (Ciudadanos y PSOE), sino también en IU y Equo.

Y es que, ha lamentado, la situación del presidente murciano es "insostenible desde ya y no hay ningún tipo de tregua". "Está imputado por delitos de corrupción gravísimos sin ningún tipo de apellidos, por lo que tenemos un gobierno presidido por la corrupción; la corrupción se sienta en San Esteban", sede del Ejecutivo regional.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El TSJ investigará al presidente de Murcia por prevaricación y malversación

- Pedro Antonio Sánchez: "Nunca se podrá demostrar lo que no existe"

- La Guardia Civil vincula al presidente de Murcia con la trama Púnica

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter