INTERNACIONAL

El abogado de Manning: "Rusia hackeó las elecciones de EEUU, puede hacerlo en cualquier parte"

22/02/2017 16:56 CET | Actualizado 22/02/2017 16:56 CET
EL HUFFINGTON POST

El día que la hija de Vincent J. Ward supo que Donald Trump había ganado las elecciones de EEUU, lloró. Él, simplemente, no se lo creía. De hecho, aquel 8 de noviembre, cuando visitó por última vez a Chelsea Manning en la cárcel, ninguno de los dos se imaginó la posibilidad de que el magnate pudiera ser el nuevo líder de su país. Ni lo mencionaron: sólo hablaron de la predecible victoria de Hillary Clinton. Eso ha influido en que sean todavía más conscientes de la suerte que la soldado ha tenido al conseguir que Barack Obama le conmutara su condena por filtrar material clasificado a Wikileaks. Y eso ha sido gracias al trabajo de Vincent J. Ward, cuyo nombre puede que no les suene de nada, pero es fundamental en la historia de Manning: es su abogado, el hombre que abandonó los glamurosos bufetes de Nueva York para ayudar a las minorías. Y a gente que, como la soldado, “necesita un juicio justo”.

Eso, justicia, defensa de los derechos humanos, es ahora más necesario que nunca. Ante el gobierno de presidentes como Donald Trump o la existencia de nuevas amenazas, como la cibernética ahora que se ha visto cómo Rusia ha sido capaz de interferir en las elecciones de EEUU, el abogado de Manning aboga por estar más atentos que nunca: “Si Rusia ha interferido en nuestras elecciones, puede hacerlo en cualquier parte del mundo. Por eso ahora hay que proteger el sistema electoral, proteger a los periodistas, que publican la verdad, y asegurarse de que la gente esté lo suficientemente educada como para poder ver todas estas tácticas de manipulación que se están utilizando”, sentencia Ward. Se lo dice con semblante muy serio a El Huffington Post desde la sede en Madrid de Amnistía Internacional España, hasta donde se ha desplazado con motivo de la publicación del informe anual de esta ONG.

Sabe bien de lo que habla: Ward se presenta como "un representante del 'sueño americano'" por su mestizaje racial -es descendiente de refugiados, de inmigrantes europeos y esclavos- y sentencia que defendiendo las libertades y los derechos individuales, su vida “ha vuelto a cobrar sentido”. “Antes estaba en un bucle sin fin”, asegura. Por eso no lo dudó cuando llegó a sus manos el caso de Manning y se puso manos a la obra: es el autor de los documentos de petición de clemencia de la soldado, que finalmente recibió el indulto de Obama en enero de 2017.

Insiste en que Obama, simplemente, “hizo lo correcto”. “Había muchas razones para darle el indulto presidencial: había sido una sentencia injusta, Chelsea asumió su responsabilidad, se declaró culpable a cambio de nada y, además, estaba atravesando un momento personal difícil, así que creo que fue por todas esas razones y que fue algo maravilloso. Simplemente le ha salvado la vida”, sentencia.

Trump no le hubiera concedido el indulto a Manning

Ahora faltan meses para que Chelsea pueda salir de prisión: lo hará el próximo 17 de mayo, con el nuevo presidente ya en el cargo. “Trump no le hubiera dado el indulto. Es una persona intolerante y cruel y no le hubiera dado esa oportunidad a Manning”. Por eso tiene claro que el gran riesgo de la era Trump es ese “discurso del odio del que se sirve” y cómo se está haciendo creer a la gente que la pérdida “no sólo de libertad, sino también de Derechos Humanos” está justificada alegando motivos de seguridad”.

“Uno de los aspectos más importantes de la prohibición de viajes de Trump ha sido que los abogados han sido capaces de demostrar que la supuesta amenaza a la seguridad no era legítima. Esta retórica que se está empleando de apelar a la seguridad es una retórica muy fácil, porque infunde miedo a los ciudadanos de a pie, a la gente. Estoy más preocupado por la retórica que se usa en la política más que a nivel legal, porque los abogados somos capaces de combatir esto, tenemos la información, tenemos los medios, pero los ciudadanos de a pie se pueden llegar a creer que esto es así; que hace falta renunciar a los derechos humanos para proteger la seguridad. Así que pienso que los abogados y las organizaciones que trabajan para defender los derechos humanos deberían de mejorar su trabajo, de mejorar la concienciación de la gente para que se den cuenta de que la protección de los derechos humanos no hace que la seguridad sea menor, al revés, hace que haya una mayor seguridad”.

Él, desde luego, asegura que lo seguirá haciendo. Está convencido de que habrá “más reveladores de secretos”, de que les perseguirán, “pero que abogados como yo haremos todo lo posible, todo lo que esté en nuestras manos, para protegerles”.

De momento Ward disfrutará de la casi inmediata liberación de Manning. Él, que la conoce bien, asegura que está “muy contenta, con muchas expectativas de lo que va a poder hacer”. “Ha estado en la cárcel la mayoría de su edad adulta, pero es una persona con recursos, una de las personas más inteligentes que conozco, así que espero que Chelsea pueda hacer grandes cosas por el mundo”, dice Ward con una gran sonrisa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Chelsea Manning agradece a Obama el indulto con este tuit

- Manning logra la operación de cambio sexo

- Manning, ¿aislada por tener un ejemplar de Vanity Fair y pasta de dientes caducada?

- Llámame Chelsea: Bradley Manning dice ser una mujer