ECONOMÍA

La Comisión Europea alerta a España sobre el uso generalizado de los contratos temporales

22/02/2017 14:04 CET | Actualizado 22/02/2017 14:38 CET
GETTY

La Comisión Europea ha alertado este miércoles del uso "generalizado" de contratos temporales en España y de los efectos negativos que supone para la productividad del país, al mismo tiempo que ha criticado que "fracasan" con frecuencia al servir de pasarela hacia carreras laborales estables y pueden estar asociados a un elevado riesgo de pobreza.

El Ejecutivo comunitario ha presentado su informe anual sobre desequilibrios macroeconómicos, que analiza la situación en 27 países miembros. En el documento advierte que, a pesar de la "fuerte" recuperación, España no ha superado completamente el "legado" de la crisis y de que se enfrenta aún a una serie de desafíos.

Entre ellos, denuncia que España posee una de las tasas más altas de contratos temporales de la Unión Europea y denuncia que el "uso generalizado" de los contratos temporales, muchos de ellos de "muy corta duración".

Además, el informe apunta que estos contratos "fracasan" con frecuencia al actuar como "trampolín" hacia carreras laborales estables y pueden estar asociados a malas condiciones de trabajo y a un elevado riesgo de pobreza.

Bruselas reconoce que las últimas reformas laborales parecen haber tenido efectos positivos para reducir la segmentación entre contratos fijos y temporales, pero subraya que siguen incentivando la contratación temporal.

Por otro lado, el informe indica que el riesgo de pobreza en España, a pesar de que empezó a reducirse en 2015, sigue siendo demasiado alto, especialmente en el caso de menores de edad, y sigue creciendo entre aquellas personas que tienen un puesto de trabajo.

En este sentido, Bruselas destaca que la cobertura "limitada" de beneficios sociales, exceptuando las pensiones, y la "falta de coordinación" entre empleo y servicios sociales "dejan a muchos desempleados sin apoyo a sus esfuerzos por entrar de nuevo en el mercado laboral'.

En el lado positivo, Bruselas afirma que la economía española continúa en una senda de "fuerte recuperación" y el crecimiento seguirá siendo "sólido" aunque se vaya a sufrir cierta desaceleración. No obstante, recalca que aún se enfrenta a algunos retos, y entre ellos subraya también que la sostenibilidad de las cuentas públicas presenta riesgos en el medio plazo.

Con respecto a esta cuestión, la Comisión ha señalado que la cooperación de las comunidades autónomas es "crucial" para que España cumpla sus objetivos fiscales. También ha sugerido aumentar el control sobre los gobiernos regionales, afirmando que el uso limitado de herramientas preventivas y correctivas (...) no han dado suficientes incentivos para la disciplina fiscal.

Asimismo, el informe subraya que "el ajuste fiscal no está suficientemente apoyado por los impuestos al consumo", y apunta de nuevo a la "gran brecha del IVA" y a los impuestos medioambientales.

EL PELIGRO DEL PARO DE LARGA DURACIÓN

La Comisión pone también énfasis en el problema que supone el paro de larga duración en la Unión Europea que, de no resolverse, podría convertirse en "estructural", y de la desigualdad en los ingresos, la riqueza y las oportunidades. Concluye que, pese a que la recuperación económica ha hecho bajar las tasas de paro, en la mayoría de países el desempleo sigue a niveles superiores a la etapa previa a la crisis.

El vicepresidente de la Comisión para el Euro, Valdis Dombrovskis, señaló en rueda de prensa que el análisis demuestra que la política basada en 'impulsar la inversión, continuar las reformas estructurales y en unas políticas presupuestarias sólidas, está dando frutos.

La Comisión destacó, por otra parte, la corrección de los déficits por cuenta corriente en los Estados y confirmó que una parte importante de la deuda privada, pública y externa ha empezado a caer con respecto al porcentaje del PIB.

No obstante, persisten riesgos como la corrección solo parcial de importantes excedentes en la balanza por cuenta corriente y el peso de préstamos fallidos en el sector financiero de algunos Estados miembros, según advirtió el comisario en su análisis, con especial referencia a Italia, que dijo que debe seguir trabajando para corregir ese problema.

También mencionó que el análisis constata las tendencias económicas positivas ya avanzadas en las previsiones de la CE e indicó que la UE debe aprovechar el momento para abordar los problemas pendientes, como legado de la crisis, entre los que mencionó el paro, la desigualdad o la pobreza.

En particular, Dombrovskis señaló que los informes nacionales elaborados por la CE dan pistas sobre el tipo de medidas a aplicar para corregir las desigualdades.

La CE explica en su informe que espera que los países aborden los retos identificados en sus programas de reforma nacional y en sus programas de estabilidad o convergencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El Banco de España apuesta por retrasar la edad de jubilación para garantizar las pensiones

- Los sindicatos españoles anuncian movilizaciones para exigir "salarios dignos"

- La CE empeora la previsión de déficit de España pero mantiene la de crecimiento

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest