TENDENCIAS

La 'braga oficial' de los Oscar: las actrices se pasan a Commando

23/02/2017 08:34 CET | Actualizado 23/02/2017 09:56 CET
GTRESONLINE

¿Chanel, Dior, Valentino, Gucci...? Muchas de las estrellas que este domingo desfilarán sobre la alfombra roja de los Oscar están ahora mismo escogiendo el vestido definitivo con el que posar ante los miles de flashes. Algunas todavía tendrán dudas sobre el modelito en cuestión, pero todas sabrán ya qué llevarán debajo: muy probablemente una braga de Commando.

Se trata de una pieza de microfibra, sin costuras, que se adapta perfectamente al cuerpo y que se ha convertido en favorita de las celebrities de todo tipo. "Cuando bajo la ropa llevas lo más adecuado, te sientes mucho más segura y bella", cuenta a Grazia Kerry O’Brien, fundadora de la firma, tratando de explicar por qué sus prendas son las imprescindibles de estilistas de la talla de Karla Welch o Leslie Fremar (visten a Ruth Negga, Julianne Moore, Scarlett Johansson y Charlize Theron, entre otras).

Probablemente en el éxito también influya que, a diferencia de las fajas, sus braguitas, culottes y tangas no luchan contra el cuerpo de la mujer oprimiéndolo, sino que lo abrazan: "Están diseñados para gente normal, gente como yo", explica la diseñadora. “Resulta que a las actrices les gusta, porque en el fondo son igual que nosotras", añade.

Su ropa interior está fabricada en Estados Unidos con tejidos europeos, aunando el diseño con la tecnología más puntera. Desde la sede de la compañía en Vermont, se encargan de surtir a la red carpet de lencería a discreción.

#tbt to Gigi rocking commando on the red carpet under her sheer jumpsuit #wearcommando

A post shared by commando (@wearcommando) on


"Suena un poco ridículo pero durante la temporada de premios tenemos a una persona encargada sólo de enviar lo que necesitan las celebrities: 'Fulanita está en tal ciudad y quiere tal braguita, la otra en la otra punto del mundo y la necesita en otro color'... No sé cómo lo hacen, ¡pero todas se olvidan sus bragas cuando viajan y necesitan que se las mandemos en el último momento!", bromea O’Brien.

Leaving the office on a Friday like... #wearcommando #rihanna #iconic #flashbackfriday

A post shared by commando (@wearcommando) on


Ella fue la primera, hace casi 15 años, en darse cuenta de que las mujeres querían lencería invisible. Ahora su compañía da trabajo a 50 personas y se ha colado (como un secreto a voces) en los cajones más VIP.


Sigue leyendo en Grazia: ¿Llevan bragas o no llevan? Las celebrities juegan al despiste