ECONOMÍA

El Gobierno impone la reforma del régimen de los estibadores

24/02/2017 13:22 CET | Actualizado 24/02/2017 16:54 CET
EFE

Por K.O. La patronal ha dado un mazazo a los sindicatos en la intensa batalla por la reforma del régimen de los estibadores, el colectivo de trabajadores que se dedican a cargar y descargar la mercancía de los barcos en los puertos.

Después de tres semanas de tentativas, el Gobierno ha cumplido finalmente su palabra de aprobar el Real Decreto Ley que reforma el sector de la estiba portuaria en el Consejo de Ministros de este viernes. A falta de que Ciudadanos se pronuncie, el resto de partidos políticos de la oposición rechazan los cambios.

El objetivo de la reforma es adaptar su legislación a la normativa comunitaria. Incumplir la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia de diciembre de 2014 que obliga a España a liberalizar el sector conllevaría, según el Ministerio de Fomento, una sanción diaria de 134.000 euros, hasta un total de 21 millones de multa.

El Ejecutivo abre las puertas a la reforma sin que por el momento exista un acuerdo entre patronal y sindicatos y mientras los estibadores tienen convocado un calendario de tres semanas de paros a partir del próximo 6 de marzo. En concreto, están previstos para las horas impares de los días 6, 8, 10, 13, 15, 17, 20, 22 y 24 del próximo mes.

SIN APOYOS

Una vez aprobado por el Consejo de Ministros, el texto de la reforma pasa ahora al Congreso, donde el Ejecutivo cuenta con un plazo máximo de un mes para buscar apoyos suficientes entre los grupos parlamentarios para que sea validado.

La reforma afecta a un sector básico para la economía española. Los estibadores garantizan la carga y descarga de la mercancía que entra y sale del país por mar, un volumen valorado en unos 200.000 millones de euros, el 86% de las exportaciones y el 60% de las importaciones.

Se establece un periodo transitorio de tres años para que desaparezca el actual modelo

El Real Decreto Ley establece un periodo de tres años para que desaparezcan las sociedades de gestión de estibadores portuarios, las Sagep, que gestionan la contratación en los puertos.Tres años, no los cuatro que pedían los sindicatos y tampoco la inmediatez que defendía la patronal Anesco (Asociación Nacional de Empresas Estibadoras). En ese periodo transitorio, las empresas están obligadas a contratar en las Sagep un 75% de su fuerza de trabajo el primer año, un 50% el segundo año y un 25% el tercero. Al cuarto, ya podrán contratar con total libertad.

La norma cuenta con el visto bueno de la Comisión Europea y el consenso de las empresas estibadoras, según ha explicado el ministro de Fomento en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Esta sería la primera vez que incumpliríamos una sentencia de Bruselas

Preocupado por la falta de consenso entre patronal y sindicatos, por un lado, y Gobierno y oposición por el otro en cuanto a la reforma, Íñigo de la Serna ha hecho un llamamiento a los sindicatos y la patronal que "intensifiquen" los contactos en el marco de la negociación colectiva sobre cuestiones como la subrogación de los trabajadores, que no tienen cabida en el decreto, pero sí en ese marco. "Esta sería la primera vez que incumpliríamos una sentencia de Bruselas", ha advertido el ministro, para quien la convocatoria de huelga "solo aporta inestabilidad y presión a una mesa de negociación en la que hay que intentar mantener un clima de normalidad".

AMBAS PARTES ENCONADAS

En el cruce de palabras entre las partes en conflicto, el ministro de Fomento ha criticado los altos salarios de los estibadores (68.000 euros anuales de media según la patronal, en torno a los 30.000 según los sindicatos) . Los estibadores, por su parte, delatan que Íñigo de la Serna tiene un plan en tres fases para despedir a los más de 6.000 estibadores del sector.

La reforma fija un sistema de compensaciones por el que las autoridades portuarias se hacen cargo de los derechos pasivos laborales. El resto de flecos corresponde atarlos en la mesa de negociaciones, donde patronal y sindicatos tienen posturas muy confrontadas, tanto que el Gobierno ha nombrado a Marcos Peña, presidente del Consejo Económico y Social, como mediador, quien ya ha celebrado dos reuniones con las partes. Los sindicatos exigen que el Gobierno también se siente en esa mesa.

UN CALCO DE BRUSELAS

De la Serna ha insistido en que el real decreto se ajusta estrictamente a la sentencia de diciembre de 2014. El Tribunal de Luxemburgo no determina la fórmula, pero propone dos opciones: que sean las propias empresas estibadoras las que, pudiendo contratar libremente trabajadores permanentes o temporales, gestionen las oficinas de empleo que han de suministrarles su mano de obra y organicen la formación de esos trabajadores, o la posibilidad de crear una reserva de trabajadores gestionada por empresas privadas, que funcionen como agencias de empleo temporal y que pongan trabajadores a disposición de las empresas estibadoras.

SÍ A LOS CENTROS PORTUARIOS DE EMPLEO

El Real Decreto Ley, al que ha tenido acceso El Huffington Post, contempla la creación de los centros portuarios de empleo (CPE), una línea expresamente sugerida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y reclamada por los trabajadores. Estos centros operarán como empresas de trabajo temporal, mientras que las empresas estibadoras no tendrán la obligación de participar en los centros que se creen, ni tampoco la de contratar a los trabajadores puestos a disposición por ellos de forma prioritaria, con el común acuerdo de los sindicatos. La reforma contempla que o bien las Sagep se reconviertan en Centros Portuarios de Empleo, firmas con carácter de ETT, o que las empresas que utilizan los puertos contraten directa y "libremente" a los estibadores que necesiten.

El Gobierno reconoce como estibador a todo el que acredite cien jornadas de trabajo

El texto reconoce la capacitación como estibador a todos los trabajadores del ramo que acrediten cien jornadas de trabajo, a pesar de que no cuenten con la formación o titulación requerida. Además, el Gobierno, a través de Puertos del Estado, garantiza su antigüedad. Fomento espera que estos dos puntos contribuirán a garantizar los empleos del sector y a que las empresas subroguen a los trabajadores, una de las principales reivindicaciones de los sindicatos que han convocado los paros contra la reforma (Coordinadora de Trabajadores del Mar, CC.OO. UGT, CIG y CGT).

Borrador Real Decreto-Ley Estiba 08 02 2017 by El Huffington Post on Scribd

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Estibadores: después de controladores y mineros, ¿otra profesión a la que odiar?

- Estibadores: claroscuros de un conflicto que ha puesto en jaque a Fomento.

- Estibadores y Fomento sin acuerdo: la huelga se mantiene.

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN