NOTICIAS

La Policía investiga la violación a una menor con burundanga

02/03/2017 11:01 CET | Actualizado 02/03/2017 11:36 CET
Getty Images/iStockphoto
Un hombre pone droga en una bebida, en una imagen de recurso.

Agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la Comisaría de Ferrol-Narón tratan de esclarecer la violación de una joven menor de edad, de 17 años, supuestamente sucedida en la madrugada del pasado domingo, 26 de febrero, en la zona de Freixeiro, en Narón (A Coruña).

Supuestamente, la adolescente pudo haber sido drogada con burundanga, nombre con el que se conoce popularmente la escopolamina, una sustancia que anula la voluntad, produce desinhibición y crea amnesia, pero no se descarta la utilización de otro tipo de sustancia.

La comisaria ferrolana está a la espera de recibir los resultados de los análisis que le practicaron a la joven horas más tarde del suceso para esclarecer si en su organismo existían restos de esta o de otras sustancias.

Fuentes consultadas por la agencia Europa Press han trasladado que los testimonios de varios amigos de la joven han constatado que su actitud no fue "la habitual en ella, por su forma de actuar" y estiman que "algo le debieron de echar en la bebida".

La chiquilla había salido en la noche del sábado con un grupo de amigos y, tras visitar varios locales de copas, había pedido una bebida en un establecimiento público de Freixeiro, tras lo que se dirigió al baño y después tomó la consumición que había solicitado minutos antes.

LAGUNAS DE MEMORIA

Es a partir de ahí cuando la joven asegura tener "lagunas" en su memoria e incluso desaparece del lugar en el que estaba con sus amigos, hasta estar ilocalizable desde las 9.00 a 13.15 horas del domingo.

La chica fue encontrada en otra zona urbana del municipio de Narón, a varios kilómetros del lugar en el que estaba su pandilla. Según manifestó "tiene idea" de haber estado "buena parte tumbada en un campo" de un lugar indeterminado y ha reconocido tener vacíos en sus recuerdos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dos hombres drogan con burundanga y violan a una joven en Bilbao mientras otro los graba

No soy un violador, soy un hombre normal

Un camarero evita que una mujer fuera drogada cambiando su bebida sin darse cuenta

La violación colectiva en Brasil muestra la espeluznante aceptación de la violencia contra la mujer

MÁS:Noticias