NOTICIAS

El mítico Embassy de Madrid busca "fórmulas empresariales" para hacer "viable" la empresa

Desde este local se facilitó la huida de miles de judíos durante el nazismo.

09/03/2017 09:25 CET | Actualizado 09/03/2017 09:45 CET
MALOPEZ 21
Entrada del local original de Embassy, en el Paseo de la Castellana, 12.

Son tiempos difíciles para uno de los locales más emblemáticos de Madrid.

El restaurante y salón de té Embassy, inaugurado en 1931 y que fue un lugar clave en la Segunda Guerra Mundial por facilitar la salida de judíos hacia Portugal, busca "distintas fórmulas empresariales" que permitan hacer "viable" la empresa.

En un comunicado remitido a la Agencia Efe, la compañía asegura que "en ningún momento se ha planteado el cierre", aunque explica que están buscando alternativas para seguir abiertos.

"La crisis económica que ha atravesado nuestra economía, y de forma muy directa en nuestro sector, ha contribuido a que esta empresa esté buscando cambios en el modelo de negocio que actualmente desarrolla", indica el escrito.

El local más emblemático es el original, en el Paseo de la Castellana número 12, cerca de Colón. Fue fundado por Margarita Kearney Taylor, una irlandesa que llegó a España en los años 20 desde París y decidió abrir allí su negocio porque la calle le recordaba a los Campos Elíseos de la capital francesa.

Durante la II Guerra Mundial, logró la salida de miles de judíos hacia Portugal, eludiendo el control de los funcionarios de la embajada alemana, que llenaban su establecimiento.

En la década de 1980, los nuevos dueños incorporaron un restaurante a sus servicios y sumaron a la pastelería una tienda de alimentación y delicatessen.

La empresa cuenta también con una cafetería en Aravaca con un espacio destinado a la venta de productos y con otras dos tiendas, una en La Moraleja (Alcobendas) y otra en la calle Potosí número 8, en el distrito de Chamartín.

OBJETIVO: SALVAR EL EMBASSY

Los periodistas y escritores Emilia Landaluce e Ignacio Peyró han elaborado un manifiesto titulado "Salvar Embassy es salvar a lo mejor de Madrid" en el que recuerdan el cierre reciente de restaurantes madrileños míticos como el Jockey, el Príncipe de Viana o la coctelería de Balmoral.

"En los últimos años, Madrid ha perdido algunos de estos lugares señeros sin los que una ciudad no merece por completo el nombre de ciudad", explican.

Madrid "no puede permitirse el adiós a un local que, lejos de ser un mero salón de té, ha llegado a ser inseparable de su historia íntima y a convertirse en un patrimonio del espíritu de todos los madrileños; memoria de un gusto, un cosmopolitismo y un hedonismo muy propios de la capital de España".

El texto recuerda que en el lugar se han escrito importantes páginas de la literatura europea y se han gestado "algunos de sus más hermosos momentos de libertad".

"Fue un bastión anglófilo en la 'noche y niebla' de los años 30 y 40. La complicidad activa de este salón de té fue determinante para salvar a miles de judíos llegados a la frontera española tras huir de un continente aherrojado por el nazismo. Desde entonces, Embassy ha encarnado un ideal de tolerancia y de apertura", destacan los periodistas.

Por ello, consideran que su cierre "haría de Madrid un lugar más vulgar y prosaico, más impersonal y más áspero, una ciudad capaz de prescindir de su memoria sentimental y de espacios para la sociabilización y la conversación civilizadas".

"Ojalá nuestros esfuerzos eviten para Embassy el triste sino del 'madame est morte', mientras celebramos su larga vida con otro cóctel de champagne", concluyen los firmantes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR