TENDENCIAS

La foto de Instagram que muestra la realidad de la mastitis

Cuando das de mamar, "las tetas también se vuelven rebeldes".

15/03/2017 13:33 CET | Actualizado 16/03/2017 10:30 CET

Esta madre de siete hijos ha compartido en Instagram una foto en la que se le ve el pecho, hinchado, mientras da de mamar a su hijo para mostrar que "las tetas también se vuelven rebeldes".

Según explica la neoyorquina Lindsey Bliss en la publicación de Instagram, sufría temblores por todo el cuerpo y dolores de cabeza a causa de la mastitis.

La mastitis es una dolencia que provoca que el tejido mamario de una mujer se inflame debido a la obstrucción de los conductos de la leche, según la web del Sistema Nacional de Salud Británico.

"Cuando una teta se vuelve rebelde; otra vez", escribe Bliss a modo de título de la fotografía que publicó el domingo 5 de marzo. "Anoche quería que Dan [su pareja] me llevara a urgencias por el nivel épico de hinchazón que había alcanzado mi pecho. Hoy estoy en la cama recuperándome. ¿Por qué me sigue pasando esto?", se pregunta.

Una publicación compartida de doulabliss (@doulabliss) el

Bliss incluye en el título de su publicación los hashtags #redboob (teta roja), #goodboobgonebad (la teta buena se ha vuelto mala) y #breastfeedingisnotalwaysmagical (dar el pecho no siempre es mágico). La foto deja bien claro que la madre tiene el pecho enrojecido e irritado, pero, según la asesora del Colegio Real de Comadronas Británico, Sarah Fox, lo que debería hacer es seguir dando el pecho.

Tal y como explica Fox al HuffPost Reino Unido, la mastitis es bastante común, incluso en madres que no tienen problemas durante la lactancia. "Lo más importante es no dejar de dar el pecho", aclara. "La mastitis es una pequeña obstrucción de los conductos de la leche que provoca que el pecho se hinche y que puede causar malestar general", afirma la doctora.

Y prosigue: "La mejor forma de librarse de la obstrucción es continuar con la lactancia, aunque sea doloroso. Además, también se puede masajear el pecho para ayudar a que la leche se mueva con mayor facilidad por los conductos".

Antes se decía a las mujeres que dejaran de dar el pecho si se les hinchaba, pero Fox asegura que es una de las cosas más contraproducentes que pueden hacer. La experta recomienda tomar paracetamol para paliar el malestar y el dolor y aconseja beber mucho líquido y continuar con la lactancia.

"Si después de un par de tomas no aprecias un cierto alivio, si te encuentras peor o si tu hijo sigue estando inquieto, recomendamos que consultes tu caso con una matrona o con el médico de cabecera", añade Fox.

"Pero no queremos que ninguna mujer se sienta sola ni que se sienta mal por querer continuar con la lactancia, así que siempre animamos a todas las mujeres a compartir sus experiencias o a pedir ayuda". Según la especialista, no resulta muy habitual tener episodios repetidos de mastitis, así que, si pasa, conviene buscar ayuda profesional.

"Lo mejor que puede hacer cualquier mujer que esté sufriendo este tipo de molestias es dejar que su bebé se encargue de vaciarle los pechos", concluye.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

QUERRÁS VER ESTO:
Cientos de madres se reúnen en Bogotá para defender la lactancia materna en público

"A Beautiful Body"

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA