INTERNACIONAL

Mark Rutte gana las elecciones en Holanda y frena al ultraderechista Geert Wilders

El primer ministro revalidaría su victoria con 33 escaños frente a los 19 del partido antieuropeísta de Wilders

15/03/2017 23:32 CET | Actualizado 16/03/2017 11:16 CET

Europa se ha acostado esta noche un poco más tranquila. Con la misma sensación ha amanecido este jueves, conscientes sus ciudadanos de que en Holanda la tan temida ultraderecha de Geert Wilders no ha ganado. Se ha impuesto el partido liberal VVD del primer ministro holandés, Mark Rutte, con 33 escaños, que, pese a la victoria, pierde 8 y se queda lejos de los 76 que se necesitan para formar Gobierno. Lo que también ha conseguido Rutter es quedar muy por delante de Wilders, que ha logrado 20 escaños, sólo 5 más de los que ya tiene. Ahora el vencedor tendrá que centrarse los próximos días en negociar para formar su Ejecutivo, pero esa es otra historia. Al menos por ahora.

Lo que importa en estos momentos es eso, que Wilders se queda con 20 escaños, insuficientes como quería para liderar un país fundador de la UE con su discurso xenófobo, racista y alejado de los valores bandera de los europeos. El populismo xenófobo y de la política del miedo ha sufrido su primer gran revés en Occidente. Aunque el VVD pierde 8 escaños respecto a su actual fuerza en el hemiciclo, los resultados también ponen de manifiesto un giro de la sociedad hacia la izquierda: la gran sorpresa la ha dado el partido GroenLinks (Izquierda Verde) que de los actuales cuatro ha pasado a los 14.

Ya de madrugada, Rutte ha celebrado en un discurso en La Haya haber derrotado al "populismo equivocado" del ultraderechista Geert Wilders. "¡Qué noche! Pedimos que se le parara. Paradlo. Hemos parado el populismo erróneo", ha aplaudido el candidato del VVD.

"En una campaña, es inevitable que salgan a la luz las diferencias, pero ahora es importante unir de nuevo al país y formar un Gobierno estable para los próximos cuatro años", ha dicho el primer ministro, en su primera comparecencia tras conocerse los resultados. El líder del VVD también ha apostado por destinar en los próximos años "más dinero para Defensa, para el cuidado de las personas mayores y para las infraestructuras". "Eso será para los liberales lo más importante en los próximos años", ha asegurado.

Y AHORA, A NEGOCIAR

Más allá de la euforia, los resultados reflejan una realidad: Rutte habría perdido 10 escaños respecto a los comicios de 2012, mientras que el líder de la extrema derecha habría conseguido cinco más que en aquella cita electoral. Pero para Wilders estos resultados son una victoria y así lo ha reflejado en Twitter:

"Gracias a todos los votantes del PVV. Hemos ganado escaños. La victoria está conseguida". "Y Rutte todavía no te has deshecho de mí".

Sin embargo, la hemeroteca está ahí para demostrarle a Wilders cómo, en pleno "huracán" euroescéptico, sólo ha sido capaz de recuperar una parte de los votos que perdió en 2012. Aquel año tuvo que decir adiós a medio millón de votantes y 9 escaños y, con ellos, se quedó atrás, muy atrás aquel resultado histórico de 24 escaños con los que se hizo en 2010.

En tercer lugar han quedado otras dos formaciones: el Llamamiento Demócratacristiano (19) y el partido de la Democracia D66 (19).

Por su parte, los laboristas del PvdA pagan el coste de haber respaldado a Rutte en la coalición gubernamental y perderían 29 escaños: de ser segunda fuerza con 38 escaños, pasarían a tener sólo nueve. "Es un resultado absolutamente decepcionante, pero esa es la decisión de los votantes y debemos respetarla", ha señalado, entre lágrimas, su líder, Lodewijk Asscher.

EFE
Lodewijk Asscher, del PVDA, reacciona tras la noche de las elecciones

De hecho, los dos principales partidos de la coalición serían los más castigados por los electores, que penalizan las medidas de austeridad impuestas en los últimos años. Aunque la perspectiva es muy distinta desde el VVD, que sigue siendo la primera fuerza y celebra haber derrotado a Wilders: "Creo que es una gran victoria para Europa, porque hay muchos países donde los partidos populistas están creciendo cada vez más", ha remarcado la ministra de Infresttructuras, Melanie Schultz.

LOS VERDES, LOS MÁS BENEFICIADOS

Y los grandes beneficiados de estas elecciones son los verdes de GroenLinks con sus 14 escaños. El partido antirracista DENK entra por primera vez en el Parlamento con una representación de 3 diputados.

EFE
Jesse Klaver (c) de GroenLinks, celebra los resultados de los sondeos a pie de urna

En cualquier caso, ahora se abre una etapa incierta de cara a la formación de Gobierno, ya que la fragmentación del Parlamento obliga a Rutte a buscar acuerdos con hasta tres partidos distintos para alcanzar la mayoría de 76 diputados.

Otro dato a destacar es el de la participación, que ha aumentado bastante en estos comicios, con un 82% frente al 74,6% de las últimas elecciones. Este dato está, además, más de siete puntos por encima del 74,3% de hace cinco años y la marca más elevada desde 1986, lo que revela la trascendencia que los holandeses han dado a los comicios.

EUROPA APLAUDE LOS RESULTADOS

Muy de cerca han seguido estas elecciones los líderes europeos, conscientes de que lo que pudiera pasar en Holanda podría afectar a la que es la siguiente gran cita electoral en la UE: Francia. Por eso, han sido varios los que ya se han lanzado a celebrar que Wilders no se haya hecho con los resultados que, una vez más, auguraban las fallidas encuestas.

Uno de los primeros en celebrarlo ha sido el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que ha felicitado a Holanda por haber optado por votar "por Europa y contra el extremismo". Juncker ha llamado por teléfono a Rutte para felicitarle por su victoria, según ha revelado el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margariis Schinas.

Desde Alemania, el portavoz de la Cancillería, Steffen Seibert, ha confirmado en Twitter que la canciller germana, Angela Merkel, ya ha felicitado a Rutte mediante una llamada telefónica en la que ha expresado su intención de mantener la "buena cooperación como amigos y vecinos europeos".

En Francia, el ministro de Asuntos Exteriores Jean-Marc Ayrault ha felicitado a los holandeses por haber "detenido" el avance de la extrema derecha.

"Felicidades a los neerlandeses por haber detenido el avance de la extrema derecha. Tenemos voluntad de trabajar por una Europa más fuerte", ha escrito el político galo en su perfil de Twitter.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Las elecciones en Holanda, primera prueba de fuego para la Unión Europea

Geert Wilders, el candidato holandés que recuerda a Donald Trump

19 cosas que no sabías de Mark Rutte, el hombre que quiere salvar a Holanda de la ultraderecha

OFRECIDO POR NISSAN