TENDENCIAS

Gwyneth Paltrow no come pulpo porque es un animal muy inteligente

"Los pulpos son demasiado listos como para ser comida", asegura la actriz.

23/03/2017 12:03 CET | Actualizado 23/03/2017 12:04 CET
GETTY

La actriz Gwyneth Paltrow es también conocida por sus extravagancias. La última de ellas se desprende de una conversación a través de la plataforma de mensajería Slack con sus compañeros de Goop, su web sobre estilo de vida.

En un pantallazo de la conversación que ha empezó a circular por Twitter este domingo la actriz, de 44 años, se manifiesta en contra de comer pulpo.

"Los pulpos son demasiado listos como para ser comida", escribió. "Tienen más neuronas en sus cerebros de las que tenemos nosotros. Tuve que dejar de comerlo porque me asustaba esta idea. Pueden escaparse de Sea World y mierdas así desatornillando desagües y saliendo al mar".

La conversación luego versó sobre si está bien comer calamar, compañero cefalópodo del pulpo, aunque las opiniones estuvieron más divididas.

El incidente que Paltrow mencionaba en el chat de un pulpo a la fuga es real, aunque ni sucedió en Sea World ni fue porque el animal desatornillara nada. En 2016 un pulpo llamado Inky se escapó del National Aquarium de Nueva Zelanda. Según un artículo de The New York Times que documentaba la huida, Inky salió por la parte superior de su tanque, se deslizó dos metros y medio por el suelo y se escurrió por una tubería de 50 metros hasta el mar.

"Los pulpos están muy evolucionados y especializados", asegura Roger Hanlon, profesor de la Universidad de Brown y científico del Marine Biological Laboratory de Woods Hole (Massachusetts, Estados Unidos) en un artículo en Live Science. "Tienen el cerebro más grande y complejo de cualquier invertebrado de la Tierra", afirma.

Toda esta información sobre la inteligencia de los pulpos convierte el comerlos o no en un tema controvertido. Algunas personas, como Paltrow, argumentan que no los comen por sus genes (tienen unos 10.000 más que los humanos) o por su número de neuronas. Sin embargo, un informe de Scientific American establece que los pulpos tienen 500 millones de neuronas y los seres humanos unos 100.000 millones (por lo que la actriz no está en lo cierto en su argumento).

El grupo animalista PETA llama a los pulpos los "Einstein de ocho patas de las profundidades" y, según aseguraron a la edición estadounidense del HuffPost por email, no apoyan su consumo, ya sea vivo o muerto.

"Gwyneth está en lo cierto, los pulpos son altamente inteligentes y conscientes de sí mismos y son unos notables artistas del escapismo", afirmó la presidenta de PETA, Ingrid Newkirk, al HuffPost. "Los científicos han verificado que los pulpos son capaces de experimentar dolor. Como los humanos, los perros y los cerdos, los pulpos tienen bien desarrollado el sistema nervioso, tratan de escapar de los estímulos dolorosos y curan sus heridas".

Según añadió, "la experta Jennifer Mather ha asegurado que 'No hay ninguna duda de que sienten dolor' y un pulpo que es comido vivo siente tanto dolor como el que experimentaría un cerdo, un pez o un conejo".

Este artículo fue originalmente publicado en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés.

Los regalos de Gwyneth Paltrow

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Extravagante es poco: la lista de regalos de Navidad de Gwyneth Paltrow

- Gwyneth Paltrow sin maquillaje

- Estos pulpos pequeñitos despertarán tu lado más tierno

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!