INTERNACIONAL

Los colegios de Boston cambian sus mapas para mostrar el tamaño real de los continentes

En los mapas tradicionales, Groenlandia parece mayor que África. En realidad, es 14 veces menor.

23/03/2017 07:37 CET | Actualizado 23/03/2017 08:38 CET

Las escuelas públicas de Boston (Estados Unidos) están utilizando un nuevo mapa del mundo para enseñar a los estudiantes qué aspecto tiene el mundo en realidad.

La red de colegios públicos de Boston, que se conoce como Boston Public Schools (BPS) y agrupa a 125 instituciones, anunció el pasado jueves que en vez de usar la popular proyección de Mercator, un mapa de hace 400 años que distorsiona el tamaño de países y continentes, las clases incorporarán la proyección de Peters, mucho más precisa.

En la proyección de Mercator, que se creó en 1569 para ayudar a establecer y a navegar las rutas coloniales del comercio, muchos de los países y continentes se muestran deformados si se los compara con su tamaño real: Alaska parece mayor que México, lo cual es falso; América del Sur parece del mismo tamaño que Europa, cuando en realidad es casi el doble de grande; y Groenlandia parece gigantesca al compararla con África, que en realidad es 14 veces mayor que la isla.

La proyección de Peters, concebida por el historiador alemán Arno Peters en 1973, muestra las masas continentales a la escala que les corresponde. El mapa ha sido adoptado por las Naciones Unidas, y los responsables de las escuelas de Boston creen que esta versión más actual enriquecerá el aprendizaje global de los alumnos. A continuación se pueden ver ambos mapas:

Boston Public Schools
La proyección de Mercator exagera el tamaño de determinadas masas continentales.
Boston Public Schools
La proyección de Peters muestra los países y continentes a su escala correspondiente.

"Al incorporar los mapas de la proyección de Peters en las clases, estamos abriendo la puerta para que los estudiantes vean el mundo desde una perspectiva diferente", explica a la edición estadounidense del HuffPost Natasha Scott, directora de Historia y Estudios Sociales de la BPS. "Tomarse un tiempo para analizar los diferentes mapas contribuye a que se produzcan en las clases debates sobre el sesgo y los prejuicios, haciendo que los estudiantes sean más conscientes del mundo que les rodea".

Scott afirma que Hayden Frederick-Clarke, director de competencias culturales en BPS, planteó en clase este tema a través de la proyección de Peters. Habló con miembros de la BPS que comenzaron un proyecto de tres años para "descolonizar el currículum académico", lo que —para Scott— "significa examinar y eliminar ejemplos de sesgo (racial) en todas las disciplinas académicas, como Estudios Sociales, Matemáticas, Ciencias, Lengua y Arte".

BPS seguirá usando los mapas de Mercator para que los estudiantes los comparen con los otros y abordará la conversación en torno al escenario y el paisaje del mundo. Frederick-Clarke asegura que esto es especialmente importante para estudiantes de color, que suponen el 86% de los alumnos de las escuelas del distrito.

"Los mapas tradicionales suelen presentar los lugares de donde son como pequeños e insignificantes", cuenta el profesor a la emisora de radio WBUR. "Lo mínimo es que les enseñemos una visión certera de sí mismos".

Aunque el programa de sustitución de mapas ha empezado en las clases de Estudios Sociales de segundo, séptimo y undécimo grado, Scott afirma que el distrito planea comprar más mapas para que se utilicen en todas las aulas. La profesora valora inmensamente que tanto maestros como alumnos se sirvan de la proyección de Peters para formarse ideas más precisas sobre la geografía y la historia del mundo.

"En general, esperamos que los estudiantes entiendan mejor la importancia de investigar y analizar diferentes perspectivas para desarrollar sus propias conclusiones sobre el mundo que les rodea", comenta. "Explorando la geografía también esperamos incrementar la concienciación sobre su relación con otros países, comunidades y culturas de todo el mundo", detalla Natacha Scott.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Ocho mapas que cambiarán tu visión de África

- Ya no se hacen mapas como los de antes (FOTOS)

- Pangea: así sería el mundo unido por sus fronteras

- El mapa del mundo, según Donald Trump

ADEMÁS: El mapa de la contaminación lumínica:

NOTICIA PATROCINADA