INTERNACIONAL

Penelope Fillon, imputada por el caso de los empleos falsos

A François Fillon se le complica cada vez más su lucha por la presidencia de Francia

29/03/2017 10:44 CEST | Actualizado 29/03/2017 11:08 CEST
EFE
Fotografía de archivo del 5 de marzo de 2017, muestra a Penelope (i) la esposa del candidato a la presidencia francesa de 2017 por el partido 'Les Republicains' Francois Fillon (d)

Penelope Fillon, esposa del candidato conservador a la Presidencia de Francia, François Fillon, ha sido imputada este miércoles por diversos delitos relacionados con su implicación en el caso de los supuestos empleos falsos que este le atribuyó en la Asamblea Nacional y en una revista.

A Penelope Fillon se le acusa de complicidad y receptación de malversación de fondos públicos, complicidad y receptación de apropiación indebida y receptación de estafa agravada, informaron los medios franceses.

La mujer del candidato ha comparecido este miércoles durante varias horas ante los jueces de instrucción que llevan el caso, que le han comunicado, como estaba previsto, su imputación.

Penelope Fillon se convierte así en la tercera imputada por este caso tras su marido y el hombre que lo suplió como diputado en la Asamblea Nacional, Marc Joulaud, que continuó empleando a la mujer como asistenta parlamentaria.

En paralelo a ese trabajo en el Parlamento, la esposa del ahora candidato tenía otro contrato a tiempo completo con la revista La revue des deux mondes, dirigida por un amigo de su esposo, por el que se embolsó 5.000 euros mensuales brutos.

La ley francesa impide acumular dos contratos a tiempo completo, lo que, en caso de que el que Penelope Fillon tenía con la Asamblea Nacional fuera de 20 horas, supondría una ilegalidad.

Por ello la acusación sospecha que los Fillon pudieron también haber falsificado documentos para dar legalidad a ambos trabajos simultáneos.

El candidato, mientras tanto, continua defendiendo su inocencia y acusa al actual presidente, François Hollande, de haber creado un complot contra él para evitar que llegue al Elíseo.

Una línea de defensa que, según los sondeos, no está dando resultados por el momento.

Una encuesta difundida este miércoles por el consorcio de medios públicos revela que el candidato conservador se queda tercero con el 18% de la intención de voto en la primera vuelta, que se celebrará el próximo 23 de abril, por detrás de la ultraderechista Marine Le Pen (25%) y del socio-liberal Emmanuel Macron (24%).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Algo huele a podrido en Francia

- 21 cosas que no sabías de Benoît Hamon, la esperanza de los socialistas franceses

- Los motivos de la estrepitosa derrota de Sarkozy