INTERNACIONAL

El oficialismo celebra los resultados en Ecuador y la oposición los rechaza

Los resultados dan ventaja al sucesor de Rafael Correa, Lenín Moreno, con el 51,12 % de los votos.

03/04/2017 08:12 CEST | Actualizado 03/04/2017 15:35 CEST

El oficialismo ha ganado este lunes las elecciones en Ecuador, que la oposición rechaza de plano al asegurar que se pretende organizar un "fraude" y que ipugnará el resultado.

Con el escrutinio al 96,39%, los resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE) dan ventaja al candidato del movimiento de izquierda Alianza País (AP), Lenín Moreno, con el 51,12% de los votos, frente al 48,88% del centroderechista Guillermo Lasso, candidato por Creando Oportunidades (CREO).

AP comenzó a festejar la victoria antes incluso de conocerse los datos oficiales por la amplia ventaja que aseguraba que tenía. "Son los datos que tenemos nosotros, completamente fiables, tenemos una ventaja muy, muy considerable", ha señalado antes de que el recuento oficial confirmase la información.

"Esto recién comienza. De aquí en adelante todos a trabajar por el país, por nuestro amado Ecuador ¡Lo haremos en paz y armonía!", ha exclamado Moreno, quien sufre una paraplejia por un disparo que recibió al ser asaltado en 1998.

Un total de 12,8 millones de electores estaban facultados para participar en la segunda vuelta de los comicios presidenciales en Ecuador.

DE LA EUFORIA A LA PROTESTA

Lasso ha concedido entrevistas adelantando algunas medidas que pensaba tomar como gobernante, pero la aparición de los primeros datos ha cambiado radicalmente su mensaje de la euforia a la protesta.

El líder opositor ha denunciado "pretensiones de fraude" que ha revelado al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Y asegura que los asesores legales de su candidatura "presentarán en el menor tiempo posible todas las objeciones" por las irregularidades.

El candidato de CREO ha expresado su desconfianza ante la diferencia entre las encuestas a pie de urna y los resultados oficiales, que llega a "ocho puntos, como mañosamente pretenden presentar".

"No podemos permitir que se pretenda violentar la voluntad popular", ha asegurado en una comparecencia ante sus seguidores.

Lasso ha recordado que en la primera vuelta de las elecciones, celebrada el 19 de febrero, se necesitaron cuatro días para confirmar los resultados, mientras que ahora "pretenden decir que en 20 minutos se apagó el sistema, se quedó fuera de línea y luego aparecen escrutados del 20 al 90% de los votos".

¿BROTES DE VIOLENCIA?

La oposición ha instado a sus seguidores y simpatizantes a actuar de forma pacífica pero "firme" en sus protestas, "que son legítimas en democracia". Éstos han llevado su malestar a las calles congregándose en los alrededores de las dependencias del CNE en varias ciudades para expresar su disconformidad. Entre gritos de "fuera, Correa, fuera" y rechazo al supuesto "fraude", la protesta se ha mantenido hasta la medianoche, con momentos de cierta tensión, aunque no se han producido incidentes de gravedad.

"¡Qué lástima! Brotes de violencia en Quito, Esmeraldas, Ibarra y Azogues. Lo que no logran en las urnas, quieren lograrlo por la fuerza", ha publicado al respecto Correa en su Twitter. Medios locales han informado también de incidentes en los alrededores del CNE en Guayaquil.

Moreno hereda un país dividido políticamente, golpeado por la prolongada caída del crudo, muy endeudado, con creciente desempleo y carísimo para el consumidor y para la productividad en comparación a otros países de su entorno.

Correa utilizó el boom petrolero y su "socialismo del siglo XXI" para modernizar un país con fama de ingobernable. El expresidente se unió al acto de celebración de Moreno, que terminó convirtiéndose en una fiesta, cantó Venceremos con el puño arriba y dijo: "El país queda en buenas manos".

Con rostro de felicidad, Rocío Vargas, una trabajadora social de 57 años que festejaba en el lugar, ha asegurado a AFP que Moreno prolongará la estabilidad de los años de Correa, que llegó al poder en 2007 tras diez años en los que hubo siete presidentes.

"Que cumpla lo que falta por hacer. Correa hizo lo que pudo pero la gente es ingrata, pero pienso que con Lenín vamos a erradicar la pobreza", ha afirmado entre gritos.

LA IZQUIERDA LATINOAMERICANA ESTÁ DE ENHORABUENA

Este triunfo del delfín del carismático Rafael Correa supone un espaldarazo a la izquierda latinoamericana (golpeada tras el giro a la derecha en Brasil, Argentina y Perú) y un respiro para el fundador de Wikileaks, Julian Assange, al que Lasso había amenazado con desalojar de la embajada ecuatoriana en Londres donde está refugiado desde 2012.

"Invito cordialmente al señor Lasso que se retire del Ecuador en los próximos 30 días (con o sin sus millones offshore)", ha escrito el fundador de Wikileaks en Twitter, en referencia a las acusaciones del correísmo de que Lasso tiene capitales en paraísos fiscales.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, también ha felicitado en Twitter al candidato oficialista: "Felicidades presidente @Lenin y felicidades al pueblo ecuatoriano". También ha reproducido un vídeo en el que Moreno y Correa entonan el Venceremos.

Desde el exterior, los presidentes de Bolivia y de Venezuela, Evo Morales y Nicolás Maduro, y la exmandataria de Argentina, Cristina Fernández, han felicitado a Lenín Moreno.

"El pueblo unido ·Ecuador triunfó ante el imperio y sus sumisos. ¡Felicidades hermano @Lenin! (sic)", ha escrito en Twitter Morales, quien se recupera en La Habana de una operación para extirparle un nódulo en la laringe.

El mismo canal usó el presidente venezolano, Nicolás Maduro: "Felicidades Ecuador Triunfó la RevoluciónCiudadana.. Felicitaciones PresidenteRafaelCorrea.. CompañeroPresidente Lenin Moreno Victoria Heroica (sic)".

Algo más extensa fue la expresidenta argentina Cristina Fernández, que ha felicitado telefónicamente "al nuevo presidente electo del Ecuador, compañero @Lenin" y al actual mandatario, Rafael Correa, a quienes transmitió su "afecto de siempre".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Elecciones en Ecuador: diez años de Gobierno correísta

- Incertidumbre en Ecuador