INTERNACIONAL

¿Guerra para defender Gibraltar? Theresa May es partidaria del "diálogo"

El antiguo líder del Partido Conservador británico Michael Howard alude a las Malvinas para referirse al Peñón. Pero May matiza su entusiasmo bélico.

03/04/2017 08:00 CEST | Actualizado 03/04/2017 23:06 CEST

Gibraltar es británica. Y si mantener la colonia conquistada en 1713 a España implica sacar las armas, se sacan.

El ex líder del Partido Conservador británico Michael Howard ha afirmado que Londres iría a la guerra por Gibraltar. O, al menos, así lo espera. En una entrevista en la cadena Sky News, Howard se ha declarado convencido de que la primera ministra británica, Theresa May, actuará en relación a Gibraltar del mismo modo que Margaret Thatcher hace 35 años con las islas Malvinas: declarando la guerra si se diera el caso.

"Hace 35 años que otra primera ministra hizo cruzar medio mundo a una fuerza militar para defender la libertad de otro pequeño grupo de británicos contra un país hispanohablante. Estoy absolutamente seguro de que nuestra primera ministra actual exhibirá el mismo aplomo a la hora de defender a nuestra gente en Gibraltar", ha hecho saber.

"Alguien en Reino Unido está perdiendo los nervios", ha replicado el ministros de Exteriores español, Alfonso Dastis, quien considera que "no hay ninguna base" para expresar la inquietud planteada por el ex líder tory y ha sugerido que sus palabras se han malinterpretado. "Traer a colación situaciones pasadas con las Malvinas es un poco sacado de contexto", ha matizado.

(Sigue leyendo después de la encuesta)

"HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS"

Las palabras apaciguadoras de Dastis contrastan no sólo con las de Howard, sino con las del mismo ministro de Defensa británico, Michael Fallon. Sin la contundencia del ex líder conservador, si ha dejado claro que se tiene intención de proteger a la población británica de Gibraltar "hasta las últimas consecuencias" frente a los cambios que pudieran ocurrir sobre su estatus de disputa con España durante o después de la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

"Vamos a proteger Gibraltar hasta sus últimas consecuencias porque no se puede cambiar su soberanía sin el consenso de su gente, quienes han dejado muy claro que no quieren vivir bajo el gobierno de España", ha hecho saber en una entrevista concedida a la cadena británica BBC.

MAY TEMPLA GAITAS

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, ha sido la encargada de templar gaitas entre los halcones como Howard, nostálgico de Las Malvinas y el ministro principal gibraltareño, Fabián Picardo, que reclama al Reino Unido, básicamente, que no le dejen a la intemperie.

Durante un viaje a Jordania, May respondió a preguntas de la prensa sobre la posibilidad de ir a la guerra por el Peñón, como señaló el domingo el político conservador, y ha reiterado su voluntad de "hablar" con la Unión Europea (UE) para lograr el mejor acuerdo de salida del bloque.

"Lo que estamos haciendo con todos los países europeos en la UE es sentarnos y hablar con ellos", ha afirmado May, que según la cadena BBC se rió al ser cuestionada sobre el asunto planteado por el exlíder tory Michael Howard.

"Definitivamente, diálogo", respondió May sobre si su política hacia Gibraltar será de "diálogo y no de guerra", en referencia a una frase acuñada por el antiguo primer ministro conservador, Winston Churchill.

Entretanto, la primera ministra británica le trasladó a Picardo que su Gobierno está "totalmente dedicado a trabajar con Gibraltar para asegurar el mejor resultado para el Brexit", informó un portavoz de Downing Street.

Según esta fuente, May reiteró a Picardo que el Reino Unido sigue "absolutamente comprometido en su apoyo a Gibraltar, a su pueblo y a su economía".

ERROR ESTRATÉGICO

El Gobierno británico fue acusado este domingo de cometer un gran error estratégico al no mencionar a Gibraltar en la carta que el pasado miércoles remitió a Bruselas para iniciar las negociaciones de salida de la Unión Europea (UE).

En línea con la postura europea sobre Gibraltar, la Comisión Europea ha dejado claro este lunes que apoya "al 100%" las líneas rojas marcadas por la Unión Europea dadas a conocer el pasado viernes por el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, que dejan la situación de Gibraltar fuera de las negociaciones del Brexit y reconocen el derecho a veto de España sobre cualquier cambio para el territorio posterior a la salida de Reino Unido del club comunitario.

"Creo que está muy claro: Estamos al 100% con el borrador de las directrices políticas", ha declarado en una rueda de prensa el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, al ser preguntado por si Bruselas respalda la propuesta de Tusk.

UN MARIDO CORNUDO

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha asegurado este lunes que "pagar" el Brexit con el Peñón supondría permitir a España que se comportara "como un matón", al tiempo que ha cargado contra Donald Tusk, al que ha equiparado con un "marido cornudo" que "paga" con sus hijos la separación de su esposa.

"No vamos a ser una víctima del Brexit, ya que no somos los culpables del Brexit: nosotros votamos a favor de permanecer en la Unión Europea, por lo que pagarlo con nosotros es permitir a España comportarse como un matón", ha asegurado Picardo, en una entrevista concedida a Reuters. "Esto es un claro acoso español", ha añadido.

Gibraltar, el peñón de la discordia

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-La Gibralpedia. Todas las preguntas y todas las respuestas sobre el conflicto

- La UE no negociará sobre Gibraltar antes del Brexit y España podrá vetar cualquier acuerdo posterior

- Lo que Rajoy le ha pedido a May

- La Audiencia investiga a Picardo por el arresto en Gibraltar de un líder de Vox