INTERNACIONAL

Un juez de EEUU cree que Trump incitó a la violencia contra dos manifestantes durante un mitin en 2016

Los seguidores del magnate propinaron empujones a dos personas que protestaban contra él.

03/04/2017 09:48 CEST | Actualizado 03/04/2017 10:04 CEST
EFE
El presidente de Estados Unidos Donald Trump.

Un juez federal de Kentucky ha decretado que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pudo incitar a la violencia en un mitin de campaña en 2016 cuando repitió "sáquenlos de aquí", en referencia a varios manifestantes que protestaban y que después recibieron empujones de la multitud.

En un fallo emitido el viernes y difundido este lunes por el diario The Washington Post, el juez federal David Hale ha juzgado "verosímil" que "la orden de Trump de 'sáquenlos de aquí' propugnara el uso de la fuerza" porque se trataba de "una orden, una instrucción, un mandato".

Su veredicto permite a tres manifestantes seguir adelante con su demanda contra el propio Trump y los dos simpatizantes de éste que les atacaron en un mitin en Kentucky el año pasado.

El fallo de Hale interpreta con literalidad las palabras del presidente y es un traspiés para los abogados de los acusados, que intentan descartar la demanda con el argumento de que Trump ejerció su libertad de expresión y no pretendía que sus seguidores utilizaran la fuerza.

No obstante, el juez sostiene que el discurso que incita a la violencia no está protegido por la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, por lo que la agresión a los manifestantes, que se infiltraron en el mitin para protestar, fue un "resultado directo" de las palabras de Trump.

No es la primera vez que la justicia se toma literalmente las palabras de Trump a la hora de dictar sentencia: la semana pasada, un juez federal de Hawai rechazó evaluar el veto migratorio revisado sin tener en cuenta los comentarios vertidos por Trump en el pasado.

En 2015, durante su campaña, Trump propuso prohibir a los inmigrantes musulmanes entrar en Estados Unidos, palabras a las que se remitió un tribunal federal de apelaciones para inhabilitar su primera orden ejecutiva en esta materia, ya como presidente, a pesar de que no hacía referencia a esa religión.

En el segundo intento del equipo de Trump por sacar adelante la orden ejecutiva sobre migración, el juez federal de Hawai citó una conversación de un asesor del presidente que afirmaba que el contenido del veto era muy parecido al primero.

TRUMP CONTRA LA JUSTICIA DE EEUU