INTERNACIONAL

Un periódico mexicano cierra por falta de seguridad tras el asesinato de una de sus reporteras

Miroslava Breach era una periodista incómoda que investigó los vínculos del narcotráfico y la política.

04/04/2017 11:17 CEST | Actualizado 04/04/2017 12:19 CEST
JOSÉ LUIS GONZÁLEZ / REUTERS
Última portada del diario 'Norte', anunciando su cierre por inseguridad.

Hace dos semanas, Miroslava Breach estaba montada en su coche, en la puerta de casa, dispuesta a llevar a su hijo al colegio cuando le descerrajaron ocho tiros. Su chaval, a su lado, lo vio todo, aunque salió ileso. El delito de Breach era el de informar. Periodista de 54 años, corresponsal en Chihuahua (México) del diario La Jornada y colaboraba de El Norte de Chihuahua, era una reportera incómoda por investigar sobre todo los lazos entre el narcotráfico y la política.

Aunque no se conocen los motivos exactos que hay detrás del homicidio, aunque el gobernador de la zona, Javier Corral, ha confirmado que la principal línea de investigación es su trabajo periodístico "de ahora y de antes".

Por eso, porque estaba en la diana por ser informadora, su diario Norte acaba de anunciar que tampoco ellos pueden más, que la inseguridad les impide seguir saliendo a la calle. El cierre definitivo del rotativo se debe "a los peligros y condiciones adversas" para el ejercicio del periodismo en México, según han dicho en un editorial titulado como su última primera: "Adiós".

En el texto publicado en su portal digital, su dueño anunció que después de 40 años de promover la prensa libre, Norte de Ciudad Juárez publicó su última edición impresa este domingo. "La trágica y sentida muerte de Miroslava Breach Velducea -colabora nuestra- el pasado 23 de marzo me ha hecho reflexionar sobre las adversas condiciones en que se desarrolla el ejercicio del periodismo actualmente. El alto riesgo es el ingrediente principal", precisa el editorial firmado por Óscar Cantú Murguía, dueño de este rotativo con cerca de mil empleados.

Las agresiones mortales, así como la impunidad contra los periodistas, han quedado en evidencia, impidiéndonos continuar libremente con nuestra laborÓscar Cantú Murguía, director de 'Norte'

"Las agresiones mortales, así como la impunidad contra los periodistas, han quedado en evidencia, impidiéndonos continuar libremente con nuestra labor", agrega la despedida. El texto destaca que el "irresponsable incumplimiento" de las administraciones públicas de los tres niveles de gobierno también los "orilla a tomar esta decisión". "Todo en la vida tiene un principio y un fin, un precio que pagar. Y si este es la vida, no estoy dispuesto a que lo pague ni uno más de mis colaboradores, tampoco con mi persona", agrega Cantú Murguía.

Miroslava Breach trabajó varios años en el diario que ahora cierra sus puertas, y en los últimos tiempos se desempeñó como directora editorial. Su asesinato a tiros y frente a las puertas de su casa el pasado 23 de marzo se sumó al de otros dos periodistas ocurridos durante marzo en distintos puntos de México. Perdieron la vida el 19 de marzo Ricardo Monlui, del portal El Político de Xalapa, y el 2 de marzo Cecilio Pineda Birto, director del periódico La Voz de la Tierra Caliente.

México ocupa el lugar 149 en la clasificación mundial de libertad de prensa elaborada por la ONG Reporteros Sin Fronteras, sobre un total de 180 naciones. Ha bajado incluso un escalón en el último año, ante el deterioro del oficio.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

"INACEPTABLE VIOLENCIA"

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha calificado de "inaceptable" las agresiones padecidas por defensores de derechos humanos y periodistas y anunció una revisión de los mecanismos de protección de estas personas.

"Ante esta realidad debemos hacer una revisión del diseño y operación de los mecanismos del Estado mexicano para la protección de periodistas y defensores de los derechos, y es necesario fortalecer instrumentos y acciones de protección", agregó Peña Nieto. Dichos mecanismos de protección, continuó, deben implantarse en el ámbito federal y en el ámbito local. "Esta es una responsabilidad que exige corresponsabilidad", dijo.

El defensor del pueblo nacional, Luis Raúl González Pérez, denunció que ser periodista en México sigue siendo una "profesión de riesgo", y exigió que los crímenes contra comunicadores y defensores de derechos humanos no queden impunes, y que se reconozcan sus labores y se garantice su integridad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- 36 viñetas por la libertad de prensa

- Europa retrocede a "pasos agigantados" en libertad de prensa

- Turquía, amigo de la UE y depredador de la libertad de prensa

oii