ECONOMÍA

Ahorra con la declaración de Hacienda

La Agencia Tributaria prevé devolver 1.198 millones de euros. Haz que algunos sean para ti.

05/04/2017 18:15 CEST | Actualizado 18/04/2017 07:31 CEST
Europa Press

La Agencia Tributaria prevé devolver 11.198 millones de euros a los 14,8 millones de contribuyentes que estima con derecho a devolución con la declaración de la renta 2016. Unos 4,2 millones de declaraciones del impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF) saldrán a ingresar, por un importe previsto de 8.537 millones de euros.

Expertos del sindicato de técnicos de Hacienda Gestha animan a los contribuyentes a encontrar en la propia ley mecanismos para ahorrar en el pago del impuesto de la renta.

DEDUCCIÓN POR VIVIENDA

  • Compra: la deducción por vivienda se suprimió en 2013. Fue una de las consecuencias más duras de la reforma fiscal de 2012 que, sin embargo, todavía beneficia sin cambios a quienes compraron antes del 1 de enero de 2013. La deducción desgrava hasta el 15% de los gastos de la hipoteca hasta un máximo de 9.040 euros. Hacienda prevé que reparta 1.200 millones de euros de beneficios fiscales entre 3,9 millones de contribuyentes de la Renta 2016. Esta deducción terminará por desaparecer una vez que los hipotecados antes de 2013 paguen la totalidad de sus créditos. El número de contribuyentes que se beneficia de esta deducción pasó de 5,8 millones en 2012 a los 3,9 millones actuales, aunque por cuantía sigue siendo la más importante del sistema, con el 15% de las rebajas tributarias totales. Las comunidades autónomas tienen capacidad para disminuir o ampliar los porcentajes en su tramo. Madrid, por ejemplo, la redujo del 20 al 18%, con un límite de 1.530 euros.
  • Plusvalías: para quienes vendieran su casa este año, las ganancias obtenidas tributarán en la próxima declaración de la Renta entre el 19% y el 23%. No obstante, si se reinvierte total o parcialmente el importe en otra vivienda de carácter habitual será posible neutralizar este pago.
  • Alquiler: si firmaste el contrato de alquiler antes del 1 de enero de 2015 y cumples las condiciones para aplicarte la deducción, debes consignarla en las casillas (516) y (517).
  • Obras: si tienes derecho, debes consignarla en la casilla (518).

PLANES DE PENSIONES

Si tienes plan de pensiones, tu casilla es la 416. Si no lo tienes, llegas tarde. Los últimos meses del año son el momento ideal para hacer aportaciones. Lo que hagas ahora no computará en tu declaración de 2016, pero sí en la de 2017. ¿Es mejor esperar a finales de año para suscribir un plan?

La ventaja de estos planes es que se pueden restar de la base imponible. Un contribuyente que haya ganado 35.000 euros y haya destinado 6.000 a su plan de pensiones, será como si sólo hubiese ganado 29.000 euros al hacer la declaración de la renta.

Con la reforma de 2015, los límites de aportaciones se redujeron al 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas u 8.000 euros máximo. Si no estás en ese margen, no tienes de dónde rascar.

La aportación máxima en favor del cónyuge con derecho a deducción es de 2.500 euros, siempre que los rendimientos del trabajo o actividades económicas del titular sean inferiores a 8.000 euros.

Las personas con discapacidad pueden elevar las deducciones hasta un máximo de 24.500 euros y seguir disfrutando de ventajas fiscales. De esta forma, las aportaciones anuales realizadas por familiares no podrán superar los 10.000 euros y en ningún caso serán mayores en su conjunto que los citados 24.250 euros.

Además las personas que mantengan relación de parentesco o tutoría con la persona con discapacidad, podrán reducir de su base imponible las aportaciones realizadas a favor de titulares con discapacidad, con un límite máximo anual de 10.000 euros.

Quienes disfrutan de mayores ingresos son los que mejores ventaja sacan a los planes de pensiones. A igualdad de importes invertidos, la ventaja fiscal es casi el doble que para las medias. En especial, quienes ingresan más de 60.000 euros, ahorran el 45% de la aportación al plan. Por eso se dice que es un producto pensado para ricos.

Otra cosa es el rescate. La forma en que recuperemos el capital definirá cuánto pagaremos a Hacienda:

. En forma de capital o renta única: el contribuyente disfrutará de una reducción del 40% sobre las aportaciones y sus rendimientos. El 60% restante se sumará a la base imponible.

. En forma de renta o percepciones periódicas: el cien por cien se suma a la base imponible del IRPF.

RENTAS DEL TRABAJO

Como principal novedad en 2017, Hacienda también facilitará el borrador a los autónomos a través del programa Renta Web, que sustituye al programa PADRE.

Con la reforma de 2015, la reducción general de 2.652 euros por rendimientos de trabajo desapareció, con la excepción de los contribuyentes con rendimientos netos inferiores a 14,450 euros para quienes se mantiene siempre que no tengan otras rentas diferentes superiores a 6.500 euros, con una reducción de 3.700 euros anuales.

Además se sigue contemplando un nuevo gasto deducible de 2.000 euros en concepto de otros gastos que se incrementará en 2.000 euros para los contribuyentes desempleados inscritos en una oficina de empleo que acepten un puesto de trabajo localizado en un municipio diferente al de su residencia habitual y que exija el cambio de dicha residencia.

Por tanto, la mayoría de los autónomos seguirán el protocolo habitual, apoyándose en su asesor o gestor para cumplimentar la declaración completa, documento que servirá de síntesis en caso de haber presentado en 2016 declaraciones trimestrales (modelo 130 en estimación directa y modelo 131 en módulos) o de haber practicado retenciones en sus facturas.

EMPRENDEDORES

Los emprendedores salen ganando con las nuevas reformas fiscales. Podrán deducir el 20% en la cuota del IRPF de la inversión realizada cuando se suscriben acciones o participaciones de la sociedad. La base máxima de deducción es de 50.000 euros anuales, sin que supere el 40% del capital de la empresa ni los 400.000 euros en el periodo de inicio del negocio.

Respecto a la tributación, las SL la ejercen por medio del impuesto de sociedades (IS), mientras que los emprendedores autónomos utilizan el IRPF. Además, los empresarios que tributen bajo el régimen de estimación directa podrán beneficiarse de las inversiones empresariales que generan derecho a deducción que son las relativas a I+D e innovación tecnológica (las empresas cuyas inversiones en este ámbito superen el 10% de sus ingresos netos podrán deducirse hasta el 50%), por inversiones en bienes o servicios de interés cultural (de hasta el 20%), en instalaciones destinadas a la protección del medio ambiente (con límite en el 8%) y por creación de empleo, incluyendo la correspondiente a trabajadores con discapacidad (se desgrava la cuota íntegra a la Seguridad Social).

BUSINESS ANGELS

Los business angels, los inversores próximos a la empresa, desde la reforma de 2015. Sus inversiones se deducen un 20% en la cuota estatal del IRPF de la inversión realizada, hasta un máximo de 50.000 euros anuales, limitada a una participación, junto con su cónyuge y familiares hasta el segundo grado incluido, nunca superior al 40% del capital de la entidad y cuyos fondos propios tampoco podrán superar los 400.000 euros.

Asimismo, se fija la exención total de la plusvalía al salir de la sociedad, siempre y cuando se reinvierta en otra entidad de nueva o reciente creación. A día de hoy, esta deducción es la tercera más potente del IRPF y permite deducirse 560,37 euros de media a quien financie a una empresa reciente, lo que la convierte en la deducción más rentable de media en el IRPF, después de los planes de pensiones y la deducción en vivienda habitual.

MAYORES DE 65

Las ganancias obtenidas por los contribuyentes mayores de 65 años por la venta de cualquier bien están exentas de tributación tras la reforma fiscal. Ahora bien, esa exención se producirá siempre y cuando se destinen a la creación de una renta vitalicia asegurada, con un límite de 240.000 euros y en un plazo de seis meses.

AHORRO

Una de las novedades de la reforma de 2015 fue la inclusión de incentivos al ahorro. Estos nuevos instrumentos están divididos en dos tipos: las Cuentas Individuales de Ahorro a Largo Plazo, Seguros Individuales a Largo Plazo y Planes Individuales de Ahorro Sistemático. Y ambos tienen ventajas fiscales en la declaración de la renta.

SOLIDARIDAD

Gestha recomienda a los contribuyentes que no se olviden de conservar el justificante de los importes donados a entidades solidarias. Los técnicos de Hacienda animan a los declarantes que donen a ONGs, fundaciones o cualquier entidad acogida a la Ley 49/2002 que siempre pidan un recibo o certificado con sus datos identificativos, fecha e importe donado. Así, el contribuyente podrá desgravarse un 75% de los primeros 150 euros donados y un 30% del resto de sus aportaciones, que aumenta al 35% si la cantidad donada a una misma ONG no ha disminuido en cada uno de los tres últimos años También deducen las cuotas sindicales, las de colegios profesionales con carácter obligatorio (con un límite de 500 euros) o los gastos de defensa jurídica contra el empleador (con un límite de 300 euros).

INTERNACIONALIZACIÓN

Los rendimientos obtenidos mediante la actividad internacional están exentos de pagar el IRPF con un máximo de 60.1000 euros anuales. Pero existe una condición:que en el territorio en el que se realiza la actividad económica se aplique un impuesto de la misma naturaleza que el IRPF y que no sea considerado paraíso fiscal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

NOTICIA PATROCINADA