TENDENCIAS

40 curiosidades sobre Isaac Asimov, maestro de la ciencia ficción y la divulgación científica

Cada 6 de abril se conmemora el aniversario de su muerte.

06/04/2017 12:38 CEST | Actualizado 06/04/2017 13:13 CEST
GETTY

El 6 de abril de 1992 el mundo perdía a Isaac Asimov, uno de los mayores talentos de la literatura y la divulgación científica.

De origen ruso pero criado en EEUU, Asimov fue profesor de Bioquímica pero es más conocido por su faceta como escritor de ciencia ficción y experto en diversos campos de la ciencia. Su obra, entre la que se cuenta Yo, robot y la saga de la Fundación, ha sido adaptada y premiada en numerosas ocasiones.

Asimov era una persona sobresaliente y peculiar por muchos motivos. Si no te suena su nombre, o incluso si lo conoces, ¿sabías estos datos sobre él?

  1. Nació en 1920 en una familia de molineros de Petróvichi, en la Rusia soviética. El apellido familiar deriva de una palabra que designa los cultivos invernales, a los que se dedicaba un tatarabuelo. Era el mayor de tres hermanos.
  2. Sus padres, de origen judío, se exiliaron al comenzar la ola de antisemitismo que recorrió Europa a principios del siglo XX y llegaron a Brooklyn (Nueva York) en 1923. Asimov nunca aprendió ruso pero sí yidis, el idioma que se hablaba en su casa.
  3. Aprendió a leer de forma autodidacta con cinco años y trabajó en los quioscos de chucherías de su padre, donde descubrió el género de la ciencia ficción. Convenció a su padre de que no eran literatura basura porque llevaban la palabra "ciencia" en el título.
  4. Publicó por primera vez a los 19 años después de encadenar una serie de trabajos en la universidad: uno cortando y doblando láminas de goma, otro como secretario de un profesor de Psicología y después como mecanógrafo de otro de Sociología.
  5. Aunque su familia continuó siguiendo (con decreciente rigor) las tradiciones ortodoxas, nunca intentaron imponerlas en sus hijos. Por ello, Asimov creció sin presiones religiosas y considerando la torá un mito hebreo como La Ilíada lo es para los griegos. Pasó años sin decirlo explícitamente, pero finalmente hizo esta afirmación en 1982: "Emocionalmente, soy ateo. No tengo ninguna prueba de que Dios no exista pero sospecho tanto que no lo hace que no quiero perder el tiempo".
  6. Mantuvo una ideología progresista durante toda su vida y simpatizaba con el Partido Demócrata. Pero su defensa del empleo de energía nuclear en servicio de la sociedad civil lo alejó de grupos de izquierda. No obstante, dejó reflejado su respeto al medio ambiente en su último libro de no ficción, La ira de la Tierra, que trata el calentamiento global y la destrucción de la capa de ozono.
  7. Se definía como feminista y creía que los derechos de las mujeres estaban fuertemente ligados al control de la población, algo que él consideraba un serio problema. Entre otros escritos, este memorable pasaje sobre qué significa realmente el cliché de "la amiga fea con gafas de la chica popular" (por ejemplo, Barb en Stranger Things): las gafas son un símbolo de inteligencia y cultura, y la sociedad vende que sin ellas las mujeres son más felices.

  8. También era defensor de la homosexualidad, que consideraba un "derecho moral", como cualquier otra actividad sexual consentida entre adultos que no persiguiera la reproducción.
  9. Fue abstemio durante gran parte de su vida, ya que con dos o tres copas se emborrachaba totalmente.
  10. En 1941 escribió el relato de ciencia ficción Anochecer, que supuso un punto de inflexión en su carrera. "Me empezaron a tomar en serio y el mundo de la ciencia ficción se dio cuenta de que existía. Con los años quedó de manifiesto que había escrito un clásico", dijo. En 1964, la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción y Fantasía de Estados Unidos lo eligió como "el mejor relato del género jamás escrito".
  11. Se casó dos veces: con la canadiense Gertrude Blugerman en 1942, tras una cita a ciegas el Día de San Valentín de ese mismo año; y con la psicoanalista y escritora Janet Oppal Jepson en 1973, dos semanas después de divorciarse. Tuvo dos hijos de su primer matrimonio.
  12. Conoció a su segunda esposa cuando le firmó un autógrafo en una convención de ciencia ficción en 1956, aunque posteriormente dijo que no recordaba aquel encuentro. Volvieron a verse en 1959 durante una cena de escritores de misterio. Se sentaron juntos y la atracción fue inmediata. Janet, que aún vive, es doctora en Medicina, humanista, liberal, activista por los derechos de los animales y coautora —junto a él— de varios libros infantiles del género.

  13. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial fue reclutado pero, nueve meses después, un error burocrático lo retiró de servicio con honores. Se le daba fatal la actividad física, jamás aprendió a montar en bici ni a nadar, y se quemaba a la mínima exposición solar. En el Ejército, obtuvo la peor nota de su compañía en el test físico y la mejor en el intelectual.
  14. Le daban miedo las agujas y la sangre, pero lo que más le aterraba era volar. Sólo viajó en avión dos veces (ambas cuando estaba en el Ejército). Padecía de este pánico, conocido como acrofobia, desde que se subió por primera vez a una montaña rusa durante una cita en la expo de Nueva York de 1940.
  15. En el otro extremo, tenía claustrofilia, lo opuesto de la claustrofobia: le encantaban los lugares pequeños y cerrados, preferiblemente sin ventanas.
  16. En 1948 obtuvo el doctorado en Bioquímica y entró como profesor en la Universidad de Boston. En 1958 le dejaron de pagar pero ya ganaba más como escritor que como docente.
  17. No hay un registro oficial de la obra de Asimov pero se calcula que escribió, coescribió y editó más de 500 libros y cerca de 9.000 documentos postales.
  18. Es el único escritor que ha firmado obras en nueve de las diez categorías del Sistema de Clasificación Dewey, utilizado por más de 200.000 bibliotecas de al menos 135 países. Este sistema divide todo lo escrito en varios campos: Ciencias de la Computación, Información y Obras Generales; Religión y Teología; Ciencias Sociales; Lenguas; Ciencias básicas; Tecnología y Ciencias Aplicadas; Artes y recreación; Literatura; Historia y Geografía; y Filosofía y Psicología, el único apartado en el que no firmó ninguna obra, aunque sí algunos trabajos académicos y prólogos de libros sobre las materias. Su trabajo es tan variado que incluso escribió libros de chistes, uno de limericks (poesías rimadas de cinco frases de temática humorística y obscena) y un ensayo paródico sobre Química titulado Las propiedades endocrónicas de la Tiotimolina resublimada.
  19. Sus contribuciones más duraderas, como él mismo predijo, son las Tres Leyes de la Robótica y la saga de la Fundación. Pero el Diccionario de inglés de Oxford considera que inventó las palabras "positrónico" (una tecnología ficticia cuyo nombre deriva de una partícula subatómica de la antimateria), "psicohistoria" (una ciencia ficticia que predice el futuro, aunque actualmente se utiliza para referirse a la investigación sobre los efectos de la psicología en la historia) y "robótica". Asimov inventó esta última sin darse cuenta de que era de su propia cosecha y no una analogía natural entre "mecánica" y "hidráulica" para "robots".

  20. Es considerado uno de los grandes escritores de la ciencia ficción. Recibió todos los grandes premios del género, entre ellos ocho Hugo, dos Nébula y tres Locus.
  21. También es considerado uno de los padres de la divulgación científica, lingüística e histórica (sobre todo política y militar) por la gran variedad de temas que acercó al público general. Comenzó a dedicarse a ello a principios de los 60, tras el lanzamiento del Sputnik, que despertó interés por paliar el déficit científico de la población.
  22. Fue miembro fundador del Comité para la Investigación Científica de las Afirmaciones de lo Paranormal (hoy en día, el Comité para la Investigación Escéptica), cuyo cometido es desprestigiar la superstición y la pseudociencia.
  23. Presidió durante siete años la Asociación Humanista Estadounidense, defensora del pensamiento racional y de la creencia de que los grandes males y logros de la Historia son debidos al ser humano y no a ningún ente sobrenatural.
  24. Su estilo como escritor es austero y sobrio, sin apenas descripción ni acción. Casi todo se desarrolla mediante el diálogo en ambientes poco dibujados y personajes poco detallados. Esto no quita que sus sus estructuras narrativas sean complejas. Su estilo como ensayista y divulgador es sencillo, nada técnico, lo que lo hace muy accesible para casi cualquier lector.
  25. Sus grandes temas son el paternalismo de los robots y el pensamiento humanista, científico y racionalista, que siempre vence en los conflictos ideológicos, lo que puebla su obra de un optimismo nada común en los géneros que trataba, ni entonces ni ahora.
  26. De toda su obra, Asimov siempre se sintió más orgulloso del según fragmento de Los propios dioses (1972), un libro dividido en tres partes que escribió en respuesta a las críticas más habituales que recibía, que no incluía a alienígenas en sus historias y que nunca hablaba de sexo. Trata sobre una raza extraterrestre de tres sexos.
  27. Entre sus relatos, el escritor adoraba La última pregunta, escrito en 1956. El mismo Asimov ha explicado por qué: la idea le vino de golpe y la escribió de una sentada. Apenas tuvo que cambiar una coma. Es la historia de la que más le hablan sus fans porque les gustó y no recuerdan el título, lo que ha descrito como "un efecto muy extraño en mis lectores".
  28. En 1959 rechazó participar en programas de seguridad del Gobierno como asesor porque creía que su libertad como escritor se vería coartada si poseía información clasificada, pero les escribió un ensayo titulado Sobre la creatividad en el que aportaba ideas para fomentar el pensamiento original entre los miembros de proyectos científicos.
  29. A mediados de los años 60, en plena Guerra Fría, su nombre apareció en una lista de gente "positivamente predispuesta" hacia el Partido Comunista de EEUU. El FBI lo investigó, sobre todo porque sospechaban que podía ser uno de los espías soviéticos más buscados, alguien "importante en el campo de la microbiología" cuyo nombre en clave era ROBPROF.
  30. En 1974, Paul McCartney le pidió un guión para rodar un musical de ciencia ficción y le mandó un argumento y algo de diálogo; Asimov no lo utilizó y el ex Beatle no siguió adelante con la idea.

  31. Dados sus múltiples y variados intereses, fue miembro de diversos clubes y asociaciones: la Academia de las Artes y las Ciencias de EEUU; el club de fans de Gilbert y Sullivan, un dúo cómico del siglo XIX al que dedicó varios escritos; Los irregulares de Baker Street (la sociedad más importante de Nueva York dedicada a Sherlock Holmes), para los que escribió un ensayo sobre el academicismo del villano James Moriarty y una historia; el Dutch Treat Club, una asociación de creadores neoyorquinos; la Asociación Woodehouse, dedicada al escritor de humor negro P. G. Woodehouse; y el Club de los Exploradores, una asociación multidisciplinar con el objetivo de fomentar la exploración científica.
  32. Fue miembro de Mensa, la mayor asociación de personas con un alto cociente intelectual, de forma intermitente porque consideraba a algunos miembros de la organización arrogantes, agresivos y competitivos en cuanto a sus niveles de coeficiente intelectual. Sin embargo, él mismo aseguraba que sólo había conocido a dos personas cuyo intelecto superara el suyo: el astrofísico, astrónomo y astrobiólogo Carl Sagan y Marvin Minsky, un científico experto en informática e inteligencia artificial.
  33. No obstante, reconocía abiertamente el talento superior de muchos colegas escritores, particularmente el de J. R. R. Tolkien. Curiosamente, su saga de la Fundación le quitó el premio Hugo a "la mejor serie de todos los tiempos" a El Señor de los Anillos en 1966.
  34. Muchas de sus obras han sido llevadas al cine, aunque no tantas como cabría esperarse, dada su fama y su extensa bibliografía: Konets vechnosti (1987), adaptación rusa de su novela El fin de la eternidad; La muerte de los soles (1988), adaptación de Anochecer; El hombre bicentenario (1999), con Robin Williams en el papel protagonista; Yo, robot (2004), protagonizada por Will Smith y con poquísimos parecidos a la novela homónima; Formul-e Marg (2012), una adaptación iraní de su novela de misterio El negociante de muerte. Imdb cita como "anunciada" una segunda parte de Yo, Robot, sin especificar más.

  35. Actuó como asesor científico en algunos proyectos. Woody Allen le pidió que revisara posibles errores en el guión de El dormilón (1973). Asimov, fan de Allen, aseguró que estaba perfecto. Su papel fue mayor en la primera película de Star Trek, en cuyos créditos figura. "Star Trek es el programa de ciencia ficción más inteligente que se hace para televisión", afirmó en su día. Asimov era amigo personal de Gene Roddenberry, creador de la serie. Fue asesor y cocreador de la serie Probe (1988), cancelada el mismo año de su estreno.
  36. Se encargó también de escribir la novela basada en el guión de Viaje alucinante (1966) pero, debido a su rápido ritmo de escritura, el libro salió seis meses antes que la película.
  37. En sus últimos años se hizo asiduo a las convenciones de fans y a los cruceros, en los que a veces formaba parte de las propias actividades recreativas, dando charlas sobre ciencia.
  38. Murió el 6 de abril de 1992 tras un fallo coronario y renal. En 2002 su viuda reveló que había contraído el sida por una transfusión de sangre contaminada durante una operación en 1983.
  39. El premio Nobel de Economía Paul Krugman ha asegurado que el concepto de psicohistoria de Asimov le inspiró para convertirse en economista.
  40. El cráter y el asteroide (5020) Asimov, ambos en Marte, han sido bautizados en su honor. También cuenta con un colegio y un premio literario con su nombre.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!