TENDENCIAS

'I Am Not Your Negro' o cómo el racismo está patente en la actualidad

Todavía hoy avergüenzan las cifras de violencia policial con sesgo racial.

07/04/2017 09:26 CEST | Actualizado 07/04/2017 09:26 CEST
KARMA FILMS
Malcolm X (1925-1965), uno de los grandes defensores de los derechos de los afroamericanos.

"La historia no es el pasado, sino el presente", se oye decir a Samuel L. Jackson en el documental I Am Not Your Negro, de Raoul Peck. Y en realidad esa frase lo que quiere decir es que el racismo no es (sólo) cosa del pasado, sino del presente.

El documental, que se estrena este viernes 7 de abril en España, presenta a Estados Unidos como ejemplo paradigmático de país que no ha erradicado el racismo. Es cierto que se abolió la esclavitud en 1865 y que se acabó con la segregación en 1965, pero todavía hoy avergüenzan las cifras de brutalidad policial con sesgo racial. En otras palabras: la cantidad de personas negras inocentes muertas a manos de policías blancos.

Por eso siguen estando de actualidad las palabras de Martin Luther King, de Malcolm X o de Medgar Evers, activistas por los derechos de los afroamericanos y asesinados los tres antes de llegar a los 40.

I Am Not Your Negro vuelve sobre la historia de estos personajes a través del manuscrito Remember This House, redactado en 1979 por James Baldwin, otro activista y escritor que conoció a los tres.

Las imágenes del documental ponen los pelos de punta: jóvenes americanos enarbolando la esvástica en una manifestación contra la integración de los negros en los años 60; un cartel que indica una entrada alternativa para los negros en un restaurante; publicidad humillante que muestra a los negros como sirvientes y limpiabotas; extractos de películas vejatorias contra todo aquel que no fuera blanco; segregación en los autobuses; la estudiante Dorothy Counts, acosada y amenazada por otros alumnos; pancartas con el lema "Race mixing is communism" (Mezclar las razas es comunismo), etcétera. Como plantea el documental, los segregacionistas eran una mayoría, pero una mayoría cruel, una mayoría de "monstruos morales".

Y todo esto aparece entremezclado con ejemplos de la brutalidad policial actual. Los de Tamir Rice, Trayvon Martin, Sandra Bland, Freddie Gray, Michael Brown, Tyree King, Alton Sterling o Eric Garner son sólo algunos de los casos más recientes y polémicos de muertes de negros (directa o indirectamente) a manos de policías blancos. Pero hay muchos más ejemplos de racismo a otro nivel, como el insulto de "simio en tacones" dirigido a Michelle Obama o las pintadas de "puta negra" en un coche tras la victoria de Donald Trump. No en vano los delitos de odio contra los musulmanes crecieron un 67% en 2015 en Estados Unidos y los afroamericanos fueron el principal objetivo.

Fue justo cuatro décadas antes de la llegada de Barack Obama a la presidencia cuando el entonces senador Robert Kennedy predijo con condescendencia que dentro de 40 años —¿por qué no?— podría haber un presidente negro. Kennedy no alcanzó a verlo, pero en 2008 llegó puntual a la Casa Blanca Obama, un hombre negro junto con su esposa negra y sus hijas negras. Quién sabe si otro político podrá llegar a hacer una predicción tan precisa y tan esperanzadora como la de Kennedy en los años 60.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El racismo vuelve a la Casa Blanca

15 gráficos que demuestran que EEUU está lejos de haber superado el racismo

La niña que emocionó al mundo al denunciar la violencia policial contra los negros

Protestas contra el racismo policial