INTERNACIONAL

Para estos congresistas estadounidenses, el ataque de Trump va contra la Constitución

El propio Trump criticó la idea de bombarder Siria cuando Obama la planteó en 2013.

07/04/2017 10:54 CEST | Actualizado 07/04/2017 12:09 CEST
CC/wikipedia
El Congreso americano no fue consultado para aprobar el bombardeo de Siria este 6 de abril.

¿Un acto anticonstitucional? Donald Trump ya avisó de que se estaba planteando dar una respuesta militar contra el régimen sirio tras el ataque sobre Jan Shijún el pasado 4 de abril.

Y, efectivamente, la noche del 6 de abril, el Gobierno estadounidense aprobó un ataque de 59 misiles Tomahawk sobre la base aérea de Shayrat. Según la Administración Trump, esta última está "asociada al programa" sirio de armas químicas y "directamente vinculada" a los "terribles" incidentes de Jan Shijún, tal y como desveló un responsable anónimo.

Mientras que varios congresistas republicanos y demócratas han dado su apoyo a la decisión de Trump, otros han denunciado el lado anticonstitucional de la iniciativa: el presidente no pidió la autorización del Congreso para ejecutar este ataque, como exige la ley.

El senador Rand Paul se expresó así en Twitter:

"El presidente necesita la autorización del Congreso para una acción militar, tal y como exige la Constitución".

Y apunta también que sus "intervenciones previas en la región no hicieron nada por aportar seguridad a Estados Unidos". "Con Siria no será diferente", zanja; una opinión que también comparte el republicano Justin Amash:

"Los ataques aéreos son un acto de guerra. Las atrocidades cometidas en Siria no pueden justificar la salida de la Constitución, que confiere al Congreso el poder de comenzar una guerra".

Lo mismo piensa el demócrata Ruben Gallego:

"¿Cuál es la estrategia aquí? ¿Cuál es el objetivo final? ¿Por qué teníamos que atacar hoy? No es así como se lleva a cabo un ataque militar".

Barbara Lee, representante del Congreso, tampoco está de acuerdo con la iniciativa de Trump.

"Esto es un acto de guerra. El Congreso tiene que volver a la sesión y abrir un debate. Si no se hace esto sería una abdicación de nuestras ​​​​​​responsabilidades".

Estas declaraciones recuerdan a las que hizo el propio Donald Trump en 2013 frente a Barack Obama cuando planteó la idea de atacar a Bachar al-Assad.

"El presidente debe tener la aprobación del Congreso antes de atacar Siria. Sería un gran error no hacerlo".

En efecto, cuando en 2013 el Ejército de Assad perpetró un ataque con armas químicas que provocó la muerte de 1400 personas en Damasco, el presidente Obama recurrió al Congreso para que se autorizara un ataque en Siria.

En ese momento, 183 republicanos votaron en contra de bombardear el país. Sólo 12 republicanos apoyaron al presidente para lanzar un ataque, por lo que Obama decidió posponer la votación.

THE HUFFINGTON POST

También Donald Trump cuestionó la utilidad de ese posible ataque en un tuit:

"¿Qué obtendremos al bombardear Siria aparte de más deuda y de un posible conflicto a largo plazo? Obama necesita la aprobación del Congreso".

Y, sin embargo, Trump se negó a pedir autorización al Congreso antes de lanzar su ataque sobre Siria este jueves.

Este artículo fue publicado anteriormente en la edición francesa del 'HuffPost' y ha sido adaptado por Marina Velasco Serrano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Así ha usado el régimen de Assad las armas químicas en Siria

EEUU bombardea Siria con decenas de misiles crucero contra un aeródromo

ADVERTENCIA: LA SIGUIENTE GALERÍA CONTIENE IMÁGENES DE GRAN CRUDEZA.

Ataque con armas químicas en Idleb (Siria)