INTERNACIONAL

Los países del sur de Europa respaldan a EEUU en Siria e invocan la unidad frente al Brexit

Rajoy ha recibido en Madrid a los líderes de Francia, Portugal, Italia, Grecia, Chipre y Malta.

10/04/2017 19:38 CEST | Actualizado 11/04/2017 11:00 CEST

El bombardeo estadounidense contra una base del régimen sirio fue "comprensible", tras el ataque con armas químicas del 4 de abril contra civiles, según han afirmado este lunes en Madrid los líderes de los siete países del sur de la Unión Europea: España, Francia, Italia, Grecia, Portugal, Malta y Chipre.

François Hollande, Nicos Anastasiadis, António Costa, Paolo Gentiloni, Alexis Tsipras y Joseph Muscat han firmado una declaración conjunta en la que también ponen de relieve la necesidad de que la UE mantenga la unidad durante la negociación del Brexit.

Los líderes, recibidos por Mariano Rajoy en el palacio de El Pardo, han adoptado un texto en el que se recoge que el ataque norteamericano del viernes "tenía la intención comprensible de impedir y evitar la distribución y el uso de armas químicas y se centró en ese objetivo".

El texto añade que "el uso reiterado de armas químicas en Siria, tanto por parte del régimen de Al Asad desde 2013, como por parte de Daesh [acrónimo en árabe del grupo yihadista Estado Islámico] constituyen crímenes de guerra".

Al mismo tiempo insistieron en la necesidad de "una solución política" para la contienda siria, que comenzó con unas protestas populares en marzo de 2011 sangrientamente reprimidas por el gobierno de Bashar al Assad.

UNIDAD FRENTE AL BREXIT

España, Francia, Italia, Portugal, Grecia, Malta y Chipre han reiterado también la necesidad de mantener la unidad de los 27 y de preservar los intereses de la UE en la negociación con el Reino Unido para su salida de la Unión, al tiempo que han recalcado su confianza en el negociador Michel Barnier.

"Lamentamos pero respetamos la decisión del Reino Unido", dice la declaración de Madrid, en la que, ante el inicio de la próxima negociación para materializar la decisión británica, se subraya la vigencia de los principios comunes acordados en junio y diciembre de 2016.

Por eso, insisten en la importancia de mantener la unidad de los 27 y preservar los intereses de la UE en la negociación, que debe enfocarse por fases, y muestran su confianza en que en un futuro el Reino Unido sea "un estrecho aliado de la Unión".

En la misma declaración, los siete países se congratulan de los resultados de la cumbre de Roma del 25 de marzo pasado, de la que resaltan la "firme defensa de la unidad de la Unión, de sus instituciones, de sus valores compartidos", entre los que destacan la libertad, la democracia, los derechos humanos, la solidaridad y el Estado de derecho.

Después de reivindicar el sistema de protección social y de bienestar de la UE, suscriben plenamente el programa de Roma contenido en la declaración y sus prioridades, que pasan por una Europa segura y protegida, próspera y sostenible, social y más fuerte en la escena mundial.

Reiteran asimismo su compromiso de trabajar juntos en el Consejo Europeo y en las instituciones de cada país a fin de aplicar dicho programa. La de hoy es la tercera reunión de este tipo que mantienen los países del sur de Europa, después de la celebrada en Atenas en septiembre pasado y la que tuvo lugar en Lisboa a finales de enero.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Por qué Trump ha hecho bien en Siria lo que fue mucho más complicado para Obama

-Antonio Tajani: "Será el Parlamento Europeo el que diga 'sí' o 'no' al acuerdo del Brexit"

-El Parlamento Europeo adopta sus líneas rojas en la negociación del Brexit