INTERNACIONAL

El Kremlin considera "absurdo" dejar de apoyar a Al Asad en Siria

Creen que sería renunciar a la lucha contra el Estado Islámico (EI) y otros grupos terroristas que actúan en el país árabe.

12/04/2017 12:23 CEST | Actualizado 19/05/2017 18:19 CEST
REUTERS

El Kremlin tachó hoy de "absurdo" dejar de apoyar al presidente sirio, Bachar al Asad, como le exige Estados Unidos, porque sería renunciar a la lucha contra el Estado Islámico (EI) y otros grupos terroristas que actúan en el país árabe.

1. El Kremlin

Los muros del Kremlin, el paseo junto al río Moskvá y la primera y la segunda torre Sin Nombre con una altura de más de 30 metros construidas en 1480.

2. Calle Nikólskaya

La calle Nikólskaya es una de las calles más antiguas de Moscú. Su nombre procede del monasterio que allí se ubicaba, el de Nikola Stari. Hasta la aparición de la Plaza Roja a finales del siglo XV, la calle conducía a las Puertas Nikólskie ubicadas en la torre del Kremlin del mismo nombre.

3. El Arco del Triunfo

La avenida Kutúzovski y el Arco del Triunfo. El arquitecto Joseph Bové creó el Arco del Triunfo como símbolo de la victoria en la guerra de 1812 contra Napoleón. En un principio, el monumento se encontraba en la Plaza Tverskaya Zastava y era un simple arco más de los muchos que estaban en el camino que siguieron las tropas rusas al volver de Europa. Por orden de las autoridades soviéticas, en 1936 se desarmó el Arco. Transcurridos 32 años, se erigió una recreación del mismo en la avenida Kutúzovski.

4. Kamerguerski

Los callejones Kamerguerski y Gazetni vistos desde el puente Kuznetski. Durante su existencia, el callejón ha tenido diferentes nombres, pero a finales del siglo XIX fue bautizado con su nombre actual: Kamerguerski. En él vivieron hombres de Estado con la denominación de "camerlengos". A día de hoy, esta calle es peatonal y en ella se encuentran modernos bares, restaurantes y tiendas.

5. La casa Pashkov

"Durante la puesta de sol, en lo alto de la ciudad, en una terraza de piedra de uno de los edificios más bonitos de Moscú, se hallaban dos: Woland y Azazello. Desde abajo no se los puede ver, pero ellos veían casi toda la ciudad". Así hizo mención de la casa Pashkov el escritor ruso Mijaíl Bulgákov en su novela El Maestro y Margarita, que justo después de la construcción en 1786 se convirtió en uno de los lugares turísticos más aclamados por los moscovitas. Actualmente el edificio pertenece a la Biblioteca Estatal Rusa y se puede acceder a él mediante una excursión.

6. Calle Kuznetski Most

En la calle Kuznetski Most vivieron durante los siglos XVII-XIX renombrados representantes de familias nobiliarias. Hasta la revolución de 1917, la calle fue el principal centro de comercio de Moscú y "un santuario del lujo y la moda" desde el punto de vista de los contemporáneos. En este lugar continúan respetándose las tradiciones históricas: además de los monumentos de épocas pasadas, en Kuznetski Most se pueden encontrar muchas tiendas de ropa, librerías y restaurantes.

7. La plaza Teatrálnaya

La historia de la plaza Teatrálnaya se remonta al incendio de 1812, cuando ardió todo Moscú durante la guerra contra Napoleón. Durante la posguerra se erigió en la plaza el antecesor del Teatro Bolshói, llamado Petrovski. La mayor parte de la plaza no se abrió para los ciudadanos hasta 1911, pues en ella se ensayaba el paso del desfile militar. Actualmente en la plaza Teatrálnaya, además del Bolshói, se ubican los teatros Mali y Molodiozhni, la tienda TsUM, el hotel histórico Metropol y el pabellón del Bolshói, donde ensayan los bailarines y que se anexiona con el edificio principal mediante un paso subterráneo.

8. GUM

Hasta 1921 el GUM se llamó Filas Superiores Comerciales (Verjnie Torgovye Riadý, en ruso) y era la calle comercial cubierta más grande de Europa, con una central eléctrica, sucursales bancarias, telegrama e incluso un pozo artesiano. Desde su fachada se veía la Plaza Roja, y en su interior se hallaba algo parecido a un enorme bazar oriental. Durante la etapa soviética, el GUM se clausuró varias veces y Stalin intentó derribarlo en dos ocasiones. A pesar de su complicada historia, esta pequeña ciudad comercial es considerada por los moscovitas como un símbolo de una vida feliz y acuden a él con frecuencia para pasear y comer helado, no para ir de compras.

9. La Biblioteca Universitaria de la calle Mojovaya

El edificio de la Biblioteca Universitaria de la Universidad Estatal de Moscú (UEM) se erigió entre 1897 y 1901. El proyecto de su gigantesca sala de lectura se basó en la sala del Museo Británico de Londres. Actualmente en ella estudian universitarios de la Facultad de Periodismo de la UEM.

10. Los baños Sanduní

El nombre de los baños Sanduní proviene del actor Sila Sandunov (1756-1820), que los fundó en 1808. A finales del siglo XIX y principios del XX acudían las personalidades pudientes de la época. El director ruso Serguéi Eisenstein rodó escenas de sus películas El Acorazado Potemkin (1925) y Alexander Nevski (1938) en la piscina de los baños Sandunovskie. Asimismo, el norteamericano Walter Hill filmó una escena de la película Danko: Calor Rojo (1988) donde aparece Arnold Schwarzenegger.

Lea más:

Lost in Moscow (I) , Lost in Moscow (II)

10 razones por las que nunca visitar Moscú

Moscú capturada por un fotógrafo argentino

"Nos parece corto de miras plantear la necesidad de distanciarse de Al Asad sin recordar los dos objetivos principales", que son la lucha contra el terrorismo y el arreglo político de la crisis siria, dijo a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Asad es el "dirigente legítimo de Siria", subrayó, "y el Ejército que comanda participa directamente en la lucha contra los terroristas internacionales que ahora mismo ocupan gran parte del territorio sirio, mientras que Rusia apoya esa lucha antiterrorista".

"En este contexto, plantear que Rusia deje de apoyar a Al Asad y sus esfuerzos en la lucha contra el EI suena absurdo", agregó el portavoz del Kremlin.

POSIBLE REUNIÓN CON PUTIN

Peskov no descartó, además, que el presidente ruso, Vladímir Putin, reciba hoy al secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, reunido ahora mismo en Moscú con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

"Existe esa posibilidad. Ahora mismo tienen lugar las conversaciones" entre Lavrov y Tillerson, "y si ellos consideran oportuno informar al jefe del Estado de los resultados de esas negociaciones" el encuentro tendrá lugar, precisó.

Al inicio de la reunión entre Lavrov y Tillerson, el jefe de la diplomacia rusa le dijo a su colega que EEUU no debe poner a Rusia "en la falsa disyuntiva" de estar con o contra Washington.

Tillerson llegó a Moscú con un ultimátum al Kremlin para que deje de apoyar al régimen de Al Asad, al que el presidente de EEUU, Donald Trump, llamó "animal" en una entrevista concedida a la cadena estadounidense Fox.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Trump: "No vamos a meternos en Siria"

- Eric Trump revela que su hermana Ivanka influyó en el bombardeo estadounidense sobre Siria

- Putin califica el ataque de EEUU contra una base aérea en Siria como "una agresión a un Estado soberano"

- Seis años de guerra en Siria: los datos y los rostros del conflicto

- Seis años de la guerra en Siria: hablan los que han vivido de primera mano el conflicto

- "Todos los problemas médicos en Siria son ahora a vida o muerte"

- Ataque cruzado entre Israel y Siria, el incidente más grave entre ambos países en seis años

- Así se vería Madrid si viviera una guerra como la de Siria

- Trump nos está arrastrando a otra guerra... y nadie habla del tema