INTERNACIONAL

Así es la enorme bomba que Trump ha lanzado en Afganistán

Mide nueve metros, pesa 9 toneladas y su radio de explosión es de más de un kilómetro.

13/04/2017 20:33 CEST | Actualizado 13/04/2017 20:36 CEST
Pentágono

La Madre de Todas las Bombas. Así es como se conoce a la bomba GBU-43, que Estados Unidos ha utilizado este jueves en Afganistán. El ejército estadounidense, en una operación que llevaba preparándose meses según las autoridades afganas, la ha empleado para hacer saltar por los aires un complejo de cuevas de Estado Islámico en una región del este del país.

La bomba MOAB (Mother of All Bombs, en inglés) es el arma no nuclear más potente con la que cuenta Estados Unidos y estos son sus aspectos clave.

¿CUÁL ES SU TAMAÑO?

Mide más de 9 metros, tiene un diamétro de más de un metro y pesa 9,5 toneladas. Es el arma guiada por satélite más grande jamás creada.

¿QUÉ CONTIENE SU CABEZA?

La mayor parte de su peso, 8,4 toneladas, se debe a la carga de explosivos termobáricos que lleva en su interior. Este tipo de explosivo, muy utilizado en los últimos años, se caracteriza por ser capaz de producir mucho calor y presión en un corto periodo de tiempo y en un lugar concreto.

¿CUÁL ES SU PODER?

Es inmenso. Su carga de explosivo, en el que predomina el H6, equivale a 11 toneladas de TNT. El diámetro de su explosión es de 1,4 kilómetros y es capaz de provocar un cráter de 1,5 kilometros de diáetri tomando como centro la zona cero, la del impacto.

¿CÓMO SE LANZA?

Es una bomba guiada por satélite que, según los reportes de diseño, puede ser lanzada desde la parte de carga de un avión como el C-130 Hercules, el principal avión de carga y transporte táctico de muchos ejércitos del mundo.

Utiliza un paracaídas para salir de la rampa de lanzamiento, lo que permite que el avión que la porta vuele a más altura.

¿PARA QUÉ SE DISEÑÓ?

Es una bomba nueva en el arsenal de Estados Unidos. Su desarrollo comenzó entorno a 2002 para ser utilizada en la Guerra de Irak y se alargó durante sólo nueve semanas.

Se concibió como una evolución de la bomba BLU-82 Daisy Cutter, una de las más utilizadas por el ejército estadounidense en la guerra de Vietnam y también en la campaña irakí. Su propósito era desarrollar un arma con mucha potencia de fuego y capacidad para ser utilizada en "escenarios complejos".

¿SE HABÍA UTILIZADO ALGUNA VEZ?

Nunca. Hasta ahora, que se sepa, el ejército estadounidense sólo había llevado a cabo una prueba. Tuvo lugar en 2003, en el compejo de una base de la fuerza aérea en Florida.

¿CUÁNTAS BOMBAS DE ESTE TIPO TIENE EEUU?

Por lo que se sabe, la fábrica de artillería McAlester fabricó 15 bombas iguales para la campaña de Irak.

Qué fue de Afganistán

Diez armas para las guerras del futuro que ya están aquí

OFRECIDO POR NISSAN