POLÍTICA

Esperanza Aguirre se desvincula de la trama Gürtel e insiste en que ella fue su descubridora

"No sabía quién era Correa, ni mucho menos sus empresas"

20/04/2017 08:08 CEST | Actualizado 20/04/2017 16:17 CEST

Tras el shock político que supuso saber el martes que el presidente del Gobierno Mariano Rajoy va a tener que declarar en el juicio Gürtel, hoy le ha tocado el turno de sentarse delante del tribunal a otro de los pesos pesados del Partido Popular, Esperanza Aguirre, que lo fue todo en la Comunidad de Madrid mientras ejerció como presidenta entre 2003 y 2012.

Al ser preguntada por el jefe de la trama Gürtel, Francisco Correa, Aguirre ha señalado que "no lo conocía ni jamás hablé con él". Ha insistido en una de sus míticas frases: "Yo destapé la trama Gürtel", aunque ha matizado que lo hizo "sin saberlo".

En la sala de la Audiencia Nacional, ha recordado que la salida del alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, por la enajenación de una parcela en ese municipio del norte de Madrid está en el origen de las grabaciones a Correa que dieron pie al caso. Y que Ortega presentó su dimisión cuando Aguirre le comunicó que había perdido la confianza.

RAJOY ESTABA PRESENTE PERO NO INTERVINO

Aguirre ha recordado que el extesorero Álvaro Lapuerta le advirtió en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que dos municipios madrileños, Arganda del Rey y Majadahonda, tenían la intención de sacar a concurso público parcelas a un precio superior al de mercado. Ha afirmado que en la reunión de finales de 2004 en la que se habló de las parcelas de Majadahonda y Arganda del Rey se celebró en el despacho de Rajoy y en presencia del extesorero Álvaro Lapuerta, "Rajoy no intervino en la conversación", ha afirmado.

Ha reconocido que dio el visto bueno para recolocar al exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, como gerente del Mercado de Puerta de Toledo, después del escándalo del intento de venta de las parcelas a las empresas de la trama Gürtel.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid ha considerado "normal" que tanto Rajoy como Lapuerta le consultaran a ella, en calidad de líder del PP madrileño, los detalles sobre el pliego de condiciones de contrataciones en ayuntamientos madrileños, descartando que se tratase de cuestiones técnicas, sino más bien políticas. En este punto, Aguirre ha insistido en que ella 'destapó la Gürtel, sin saberlo' cuando se encontró con que casi todos los concejales de Majadahonda estaban en contra de adjudicar una parcela pública por el precio de 90 millones de euros.

Se ha desvinculado del conocimiento de la contratación de las sociedades de Correa: "Yo no tenía ninguna competencia en contratación, no era mi función". A la pregunta de si recibió algún tipo de regalo de las sociedades de Correa y ha señalado que ella lleva "muchos años en esto" y que los regalos "si son de valor, los devuelvo inmediatamente y si son de propaganda y fungibles, se los queda el gabinete".

UNO DE SUS ALTOS CARGOS NO ERA UNA PERSONA "DE SU CONFIANZA"

Aguirre ha asegurado este jueves ante el tribunal que juzga a los 37 acusados por la primera época de actividades de la trama Gürtel (1999-2005) que el exviceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo no era una persona de su "confianza", sino alguien que tenía experiencia en la organización de actos del PP.

Así lo ha explicado Aguirre al responder a preguntas de la fiscal Anticorrupción Concepción Nicolás, durante su comparecencia como testigo en la vista oral, en la que ha destacado que ella no se ocupaba "en absoluto" de organizar la parte logística de los actos en los que participaba en calidad de presidenta regional.

"No me he ocupado nunca, ni creo que se haya ocupado nunca ni un presidente autonómico, ni un ministros, ni un alcalde", ha destacado la dirigente "popular" que ha destacado en varias ocasiones en que el Gabinete técnico de Presidencia recibía las propuestas de diversas consejerías y era ella en última instancia la que decidía si acudía a los actos propuestos por razones "políticas y de oportunidad".

Preguntada por la colaboración "activa" de López Viejo como director adjunto en la campaña electoral de octubre de 2003 —tal y como él destacó durante su declaración— Aguirre ha dicho que no lo puede confirmar. "¿Colaboró de forma activa?", ha cuestionado la fiscal, a lo que Aguirre ha contestado: "No le puedo decir". Ha señalado que le conocía porque se encargaba de asuntos electorales "en el PP nacional"

"NO SABÍA QUIÉN SE ENCARGABA DEL SONIDO Y ESAS COSAS"

Respecto a la justificación de los actos, Aguirre presume de las construcciones de colegios, líneas de metro u hospitales. Aunque ha dicho que no recuerda muchas cosas porque ella no se encargaba de "esas cuestiones", "me preparaba los actos pero no sabía quién se encargaba del sonido y esas cosas. Iba a muchos actos pero descartaba muchos más".

La fiscal ha preguntado varias veces por el aumento de actos de Esperanza Aguirre, pero ella ha negado en numerosas ocasiones que hubiese intereses espurios: "Yo decidía los actos a los que acudía y Alberto López Viejo no tenía nada que decir". Ha afirmado también que ella se encargaba "de la logística de los actos" y "nunca" supo que los organizaban siempre las mismas empresas.

"¿QUE SE COBRÓ EN EXCESO? PUES NO DIGO YO QUE NO"

Aguirre ha dejado claro a la fiscal lo siguiente: "A los actos a los que yo asistía, se celebraron todos. ¿Que se cobró en exceso y de ahí el problema? Pues no digo yo que no, pero los actos se celebraron". "Después de todo esto me enteré de que el señor López Viejo amenazaba a las consejerías de que no contaran con la presencia de Esperanza Aguirre si no contrataban el acto con determinadas empresas".

"Claro que me ocultó información, constantemente, y, además, me mintió cuando le llamé en relación al articulo de Interviú", ha destacado la expresidenta de la Comunidad de Madrid sobre López Viejo. Esta revista publicó un reportaje titulado Las amistades peligrosas, en el que decía que unas personas vinculadas al PP estaban obteniendo contratos de administraciones gobernadas por el partido y entre ellas la Comunidad de Madrid.

Y mencionaba una empresa de la trama Gürtel que López Viejo había contratado para la organización de actos de la presidencia de la región, lo que motivó que Aguirre pidiera explicaciones a su consejero, que está acusado en este juicio. Aguirre ha explicado que cuando se reunió con él tras la publicación de dicho artículo, López Viejo le afirmó que ya no iba a contratar con esa empresa, sino que iba a hacerlo con otras.

PRIMER ALTO CARGO

Aguirre es la primera de una serie de altos cargos o exaltos cargos del PP que declarará como testigo en el juicio, pues también están citados Javier Arenas, Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes, Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja. Y, como decidió el martes el tribunal, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Precisamente, hoy se ha conocido que el tribunal dictará una resolución con una fundamentación razonada de su decisión de que declare como testigo Rajoy, que contará con un voto particular discrepante del presidente de la Sala, Ángel Hurtado.

En cuanto a Aguirre, ya contestó en septiembre de 2013 por escrito a las preguntas que el entonces instructor del caso Gürtel Pablo Ruz. Testificó que no sabía quién era el cabecilla de Gürtel Francisco Correa hasta que se destapó la trama en 2009, ni tampoco que se estuvieran cometiendo irregularidades en la contratación en la Comunidad de Madrid.

"No le he visto en mi vida, salvo en fotografía después del auto de febrero de 2009 (cuando estalló el caso Gürtel). En las grabaciones que se entregaron al juez Garzón el señor Correa me ponía a mí a escurrir", afirmaba Aguirre en una de las respuestas a las 170 preguntas sobre esta causa que contestó por escrito en su despacho de la calle Génova.

Las fotos de Esperanza Aguirre

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Rajoy declarará como testigo en el juicio del caso Gürtel

- El universo de lujos y excesos de Francisco Correa

- El PP pide que se anule el juicio de Gürtel

OFRECIDO POR NISSAN