VIRALES

Una bloguera deja de depilarse durante un año para reivindicar su belleza natural

"Solo quiero ser yo misma y estar cómoda".

25/04/2017 12:15 CEST | Actualizado 25/04/2017 12:15 CEST

Por culpa de los estándares de belleza de la sociedad, lo que se espera de las mujeres es que no tengan ningún tipo de vello corporal (excepto, por supuesto, en la cabeza). Pero hay personas que no están de acuerdo con ello.

Harta del tiempo que perdía depilándose, la bloguera de fitness Morgan Mikenas decidió tirar la cuchilla a la basura y aceptar su belleza natural.

En un vídeo de YouTube que lleva ya más de 900.000 reproducciones, Morgan Mikenas revela que lleva más de un año sin depilarse las piernas y las axilas.

"El objetivo de este vídeo no es humillar a la gente que sí se depila", escribe Mikenas en el apartado de información que aparece bajo el vídeo. "Solo quiero hablar sobre cómo me ha ayudado a estar más cómoda conmigo misma y quizá servir de inspiración a los demás para que hagan algo que les haga ganar confianza en sí mismos".

A lo largo de los 12 minutos que dura el vídeo, Mikenas explica que cuando tenía unos 11 ó 12 años se rieron de ella en clase de Educación Física por no llevar las piernas depiladas y volvió a casa llorando y pidiéndole a su madre que le enseñara a depilarse.

"Ahí empezó todo", recuerda.

Una publicación compartida de Morgan Mikenas (@i_am_morgie) el

Mikenas —que en un principio dejó de depilarse porque "perdía mucho tiempo haciéndolo"— siguió adelante con su decisión para denunciar los ridículos estándares de belleza de la sociedad norteamericana.

Después de pasar un año dejando que le creciera el vello, Mikenas recuerda cuando trabajaba en una guardería y tenía que llevar a los niños a la piscina una vez a la semana. Las reacciones de los niños al ver que no se depilaba la horrorizaron.

Me encanta ser la versión más natural y más humana de mí misma.Morgan Mikenas

"Unos niños de Infantil me acosaban y me decían cosas como 'Dios, pareces un hombre' o '¡no te has depilado!", cuenta. "Esta es la reacción que tuvieron unos niños pequeños. ¿Qué conclusión podemos sacar, si es eso lo que les están enseñando a los niños?".

"Yo creo que es injusto que la gente crea que tiene que seguir esta norma", continúa. "Haced lo que os haga sentir bien y ya está".

Mikenas admite que antes se sentía "sucia" y "avergonzada" si se dejaba crecer el vello porque se sentía menos femenina. Sin embargo, tras dejar de depilarse durante un año ha cambiado su perspectiva.

"Me encanta mi pelo. Me encanta mi vello corporal", exclama en el vídeo. "Me encanta ser la versión más natural y más humana de mí misma. No hago nada para cambiar mi apariencia porque tengo la sensación de que hay cosas más importantes en la vida que este cuerpo físico. Solo quiero ser yo misma y estar cómoda".

Una publicación compartida de Morgan Mikenas (@i_am_morgie) el

En las redes sociales, muchos han aplaudido a Mikenas por mostrar su belleza natural y por ser una inspiración para los demás.

"Estoy de acuerdo con todo", escribe una usuaria de YouTube. "Me encanta mi estado natural. Me has quitado las palabras de la boca. Yo no me depilo las piernas ni las axilas ni las cejas. Y nunca lo haré. Hay cosas más importantes que el exterior del cuerpo. También somos seres espirituales. Se supone que el pelo está ahí por algo".

En Instagram, otra añade: "Sinceramente, eres toda una inspiración para mí. Y muy valiente por luchar contra los estándares de la sociedad. Muy guay".

No obstante, también ha recibido comentarios negativos, como prueba de que aún existe el estigma del vello corporal. Hace unos días, sin ir más lejos, la hija de Madonna, Lourdes Leon, también recibió muchas críticas en las redes por dejarse ver con las axilas sin depilar en la playa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Lo que descubrí cuando dejé de depilarme las piernas

¿Y si no me depilo?

Este artículo fue publicado originalmente en la edición canadiense de 'The HuffPost' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!