INTERNACIONAL

Turquía arresta a 803 personas por vínculos con el clérigo Fethulá Gülen, al que culpa del golpe de Estado

La mayoría son mandos policiales que actuarían como infiltrados en el régimen de Erdogan.

26/04/2017 09:28 CEST | Actualizado 26/04/2017 09:32 CEST
AFP

Las autoridades de Turquía han arrestado a 803 personas y han ordenado la detención de otras 200 durante una operación la noche del martes contra el movimiento liderado por el clérigo turco Fethulá Gulen, al que el Gobierno de Ankara acusa de ser el impulsor del fallido golpe de Estado de julio de 2016.

Según el diario Hürriyet, más de 8.000 agentes han participado en la operación. Se han realizado detenciones en las 81 provincias turcas y los arrestados están siendo trasladados a la capital del país, Ankara.

La operación se ha llevado a cabo sólo 10 días después de que un ajustado referéndum autorizara al Gobierno a ampliar sus poderes para mantener la estabilidad.

Fuentes de los servicios de seguridad han revelado que las operaciones han tenido como objetivo la estructura de la red de Gulen en el cuerpo de Policía, y que la mayoría de los arrestados son mandos policiales que actuarían como 'jefes secretos' en los cuerpos de seguridad del Estado.

Las autoridades acusan al clérigo de haber creado un "Estado paralelo" colocando a sus seguidores en puestos de la Administración, la judicatura, las Fuerzas Armadas y la Policía.

El Gobierno turco culpa al Gulen, antiguo aliado del presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, de ser el impulsor del golpe de Estado perpetrado el 15 de julio de 2016 que acabó con la vida de 240 personas, en su mayoría civiles.

Tras el golpe fallido, el Gobierno turco arrestó a más de 40.000 personas y despidió o suspendió de empleo a unos 130.000 funcionarios de todo tipo de profesiones, entre ellas soldados, policías, jueces y profesores, todo ello por su presunta relación con grupos terroristas.

Gülen fue hasta 2013 un estrecho colaborador del Gobierno islamista turco que permitió la entrada de sus colaboradores en la Administración. Ahora, exiliado en EEUU, niega su implicación en el golpe y ha reclamado al Ejecutivo que permita una investigación independiente para aclarar quién está detrás.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR