NOTICIAS

El Gobierno no desmantelará Castor porque sacar el gas entrañaría un alto riesgo

El almacenamiento dejó de recibir gas en septiembre de 2013 después de que se registraran cientos de seísmos en la zona. 

03/05/2017 12:45 CEST | Actualizado 03/05/2017 12:45 CEST
AFP/Getty Images

El Gobierno no desmantelará por el momento el almacenamiento subterráneo de gas Castor porque la situación en la zona está "estable" y porque los expertos consideran que sacar el gas conllevaría un alto riesgo, han informado este miércoles el ministro de Energía, Álvaro Nadal.

Esta es una de las principales conclusiones del informe encargado por Enagas al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) sobre el almacenamiento, ubicado frente a las costas de Vinaroz (Castellón) y en el que dejó de inyectarse gas en septiembre de 2013, después de que se registraran cientos de seísmos en la zona.

El almacenamiento se encuentra desde 2015 en hibernación y gestionado por Enagás, que asumió esta función tras el pago de una indemnización a la sociedad adjudicataria, Escal UGS.

Este trabajo del MIT , cuya conclusión estaba inicialmente prevista para finales de 2016, supone la base sobre la que el Gobierno adoptará una decisión acerca del futuro de la instalación.

INSTITUTO GEOLÓGICO Y MINERO

En mayo de 2014, el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) presentó los resultados de su informe sobre Castor, en el que considera que la sismicidad en la zona de Vinaroz (Castellón) es en parte de origen natural, si bien resulta "razonable" considerar que estuvo relacionada con las operaciones de inyección de gas colchón realizadas en septiembre de 2013 en la instalación.

El IGME también concluyó que la primera parte de la secuencia sísmica fue de tipo "inducida" y su magnitud resultó "relativamente pequeña", lo que sería "habitual" en muchas operaciones similares. Asimismo, fue sincrónica, lo que quiere decir que se produjo al mismo tiempo que las inyecciones de gas.

Este informe fue el tercero de los realizados por el instituto nacional e incorporó los datos más avanzados hasta ese momento acerca de la localización de la incidencia sísmica.

El primero fue en 2007, a solicitud de la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, relativo a cuestiones generales del proyecto de almacenamiento. Fue emitido antes de la autorización de construcción del almacén y en él no se hacía referencia a la posible sismicidad inducida.

El segundo informe se emitió el 20 de diciembre de 2013, después de los terremotos y en respuesta a un requerimiento de la Dirección General de Política Energética (Ministerio de industria, Energía y Turismo, Minetur) sobre las causas de la sismicidad acaecida en meses anteriores en el entorno del almacén Castor.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Miles de personas exigen en Tarragona el cierre del proyecto Castor

- La costa de Castellón registra en pocas horas otros 14 seísmos

- Soria ve relación entre la inyección de gas de Castor y los seísmos