ECONOMÍA

El PNV sella "15 años de paz fiscal" con el Gobierno del PP

Acuerdan rebajar el Cupo en 1.400 millones, que la 'Y vasca' esté operativa en 2023 y reducir la factura eléctrica de la industria regional.

03/05/2017 16:58 CEST | Actualizado 03/05/2017 17:20 CEST
EFE

Primer trámite parlamentario de las cuentas del Estado. A punto de atarse el último hilo de los que llegaban sueltos, el Gobierno se marca un tanto y el Partido Nacionalista Vasco le dice que el bien es lento porque va cuesta arriba.

Se hizo esperar, pero al final todo llega. El Gobierno terminó esta tarde por arrancar el Sí, quiero definitivo del PNV y ambos gobiernos han alcanzado un acuerdo para que la formación vasca apoye los Presupuestos Generales del Estado de 2017.

Los nacionalistas, cuyo apoyo suma ya los 175 diputados necesarios para que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) pasen su primer examen este jueves, en la votación a la totalidad. Más difícil lo va a tener el Gobierno en las votaciones de cada una de las secciones de los PGE, para las que necesita un diputado más (176) de los eventualmente conseguidos tras el respaldo de Coalición Canarias, Nueva Canarias y el hilo del que pende el PNV.

El pacto entre los gobiernos central y autonómico incluye además de una rebaja de más de 500 millones en el Cupo, un cronograma de inversiones en la Y vasca ferroviaria para que esté operativa en 2023 y conectada con Francia en 2025, así como otros asuntos relativos a competitividad de las empresas, entre ellas, bajar la factura eléctrica.

El acuerdo ha necesitado la mano directa del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del presidente del PNV, Andoni Ortuzar. Las negociaciones no han abordado nada referido a los Presupuestos de 2018 con el Gobierno, ni el techo de gasto, ni el déficit.

A Aitor Esteban se le ocurren "algunas sorpresitas, algunas bombitas" en forma de enmiendas parciales al Presupuesto, pero que no van a presentar porque "hay que ser serios en la vida".

"Somos gente seria, cuando llegamos a un acuerdo lo cumplimos, estamos seguros de que la otra parte lo va a hacer", ha reconocido este miércoles el portavoz del grupo vasco, Aitor Esteban, "a pesar", ha matizado, de que se le ocurren "algunas sorpresitas, algunas bombitas" en forma de enmiendas parciales al Presupuesto, pero que no van a presentar porque "hay que ser serios en la vida".

Tras el acuerdo sobre el cupo vasco, la Administración compensará a Euskadi con 1.400 millones de los 1.600 que le reclamaba por discrepancias desde 2007 en concepto de cupo. Los 1.400 millones se compensarán al Gobierno vasco en los próximos cinco años. El cupo para 2017 se ha fijado, entonces, en 956, 540 menos del de 2016.

Una rebaja sustancial de más de 500 millones que marcará el criterio sobre este pago de Euskadi al Estado en los próximos cinco años. Esta es la razón de que el PNV hable de una paz fiscal de 15 años. Con ello, se refiere a los diez años de desavenencias entre el Gobierno central y el vasco y los cinco que quedan por delante de concretarse el acuerdo de actualización, tejido entre el ministro Cristóbal Montoro y el consejero Pedro María Aspiazu.

NEGOCIAR CON LA CORRUPCIÓN EN LA MIRA

Al ser preguntado por los periodistas sobre el momento actual en el que el PP se ha visto envuelto en multitud de casos de corrupción, Aitor Esteban que "no es agradable negociar en estas condiciones", pero ha cuestionado cuál es la alternativa a no pactar para que haya Presupuestos, y ha reclamado que se "hable claro" y se diga si lo que se quieren son elecciones.

Por ello, ha defendido la postura del PNV en cuanto a la negociación presupuestaria, dejando claro que han hecho una "lectura del momento político en términos presupuestarios" y precisando que con relación al tema de la corrupción, su partido seguirá manteniendo las críticas.

'Y VASCA', COMPETITIVIDAD, SEGURIDAD, I+D+i

En negociaciones desde hace meses atrás, el acuerdo sobre el Cupo"se ha acelerado con la negociación presupuestaria". En este sentido, ha dicho que "no era sencillo" porque no se hace "al buen tuntún", sino sobre una base de cifras y normas.

Ha relatado que las discrepancias provenían de 2007 y que con los años habían ido aumentando, pero finalmente ambas administraciones han alcanzado un Cupo provisional para 2017.

El PNV logra una rebaja de 540 millones en el cupo vasco de 2017.

Según explicó este miércoles el consejero de Hacienda vasco, el Cupo para 2017 ha quedado fijado en 1.300 millones de euros, pero a esta cantidad le hay que descontar las políticas activas de empleo, con lo que queda en 956 millones. Es decir, 540 millones menos que el fijado en el Presupuesto de 2016. Además, el Gobierno se compromete a pagar 1.400 millones por las discrepancias con el Cupo desde 2007, de los 1.600 millones que reclamaba el Gobierno vasco.

Tras este asunto, los otros ámbitos en los que se han centrado en la negociación con el Gobierno han sido la competitividad de las empresas, con el fin de que estas puedan exportar más para lo que han acordado que la tarifa eléctrica vuelva a ser como antes y los "costes de la electricidad sean más competitivos para la industria". En su opinión, si la industria es más competitiva, crea más empleo y aumenta la recaudación.

El Gobierno se ha comprometido a que la Y vasca esté operativa en 2023 y finalizada la conexión con Francia en 2025.

A esto se añade el acuerdo sobre la continuidad de las obras de la 'Y vasca' y un "cronograma completo" de inversiones con el compromiso de que esté operativa en 2023 y finalizada la conexión con Francia en 2025; así como la entrada en las capitales vascas del tren de alta velocidad.

En este sentido, ha admitido que como el año está muy avanzado, en este ejercicio no se podrá adelantar mucho, pero sí retomar las obras que estaban paradas en todos los tramos. Ha destacado también el "compromiso político" para llevar adelante las conexiones ferroviarias con los aeropuertos mediante plataformas.

En el acuerdo con el Gobierno se incluyen temas de I+D+i, como el capítulo dedicado al vehículo eléctrico o los gestores de cargas, y ha destacado los pasos en el ámbito de la seguridad, con avances en la mejor coordinación en la Junta de Seguridad y el desbloqueo en cuanto a información, participación y obtención de determinada información policial por parte de la Ertzaintza.

Aitor Esteban añade a estos asuntos una mejor coordinación entre las administraciones y ha puesto como ejemplo el control de las ayudas al empleo y las bonificaciones a la Seguridad Social. Pero no ha querido cuantificar los acuerdos alegando que esta tarde lo explicará el presidente del PNV en rueda de prensa.

Eso sí, ha dejado claro que en esta negociación no se ha mezclado la política penitenciaria, que ha quedado excluida: "No hubiera beneficiado ni para el acuerdo presupuestario, ni para dar pasos en ese otro ámbito", ha sostenido convencido Esteban.

¿CUÁNTO CUENTA EL CUPO?

El cupo vasco es la puntada que cose las relaciones entre el País Vasco y la Administración central del Estado. De su grosor, dependerá su firmeza. Por él pasan en este momentos los vínculos entre el PNV y el Gobierno, los partidos al frente de los respectivos Gobiernos. Contar, cuenta mucho.

El País Vasco aporta el 6,48% de las competencias no transferidas, como Defensa o Casa Real, así como la representación exterior, mantenimiento de las instituciones comunes (Congreso, Senado, ministerios) e infraestructuras (puertos, aeropuertos, AVE), aunque los expertos consideran que resulta insuficiente y deja en desigualdad de condiciones a otras regiones financiadas a través del sistema general autonómico, que en estos momentos busca reformar una Comisión de Expertos. Este porcentaje se renegocia cada cinco años, en función del desembolso realizado por el Gobierno central en cada partida de su exclusiva competencia.En su día se fijó en función del peso de la economía vasca en el PIB español.

¿POR QUÉ EL PAÍS VASCO Y NAVARRA SON DISTINTOS?

Al igual que Navarra, el País Vasco cuenta desde finales del XIX con un régimen económico y fiscal propio: el concierto económico, regulado en su Estatuto de Autonomía. Franco lo abolió en Guipúzcoa y Vizcaya. Por rebeldes. La Constitución la recuperó para las tres provincias vascas y Navarra.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

OFRECIDO POR NISSAN