POLÍTICA

Llega a España el etarra Troitiño, extraditado por el Reino Unido

El terrorista fue condenado a más de 2.700 años de cárcel por 22 atentados.

05/05/2017 20:53 CEST | Actualizado 05/05/2017 20:53 CEST
MINISTERIO DEL INTERIOR
Antonio Troitiño, custodiado por la Policía Nacional a su llegada a España.

El etarra Antonio Troitiño, requerido por la Audiencia Nacional desde 2012 por presunta reintegración a ETA, ha llegado hoy a España después de que la Justicia británica acordara su extradición y comparecerá el lunes ante la Audiencia Nacional.

El terrorista declarará este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata por un delito de integración en organización terrorista, han informado fuentes jurídicas. El histórico etarra se encuentra en la prisión madrileña de Soto del Real, donde ha sido llevado por la Policía Nacional tras ser extraditado por Reino Unido.

Dicha extradición fue aprobada por el Tribunal Superior de Londres el pasado 28 de abril y se ha hecho efectiva este viernes en un vuelo en el que Troitiño ha estado custodiado por agentes de la Policía Nacional. Su comparecencia en la Audiencia Nacional se ha fijado a las 9.30 horas del próximo lunes.

El etarra, reclamado por la Audiencia Nacional por supuesta pertenencia a banda terrorista y cuya extradición fue aprobada por el Tribunal Superior de Londres el pasado 28 de abril, tiene previsto llegar a España en un avión en el que viaja escoltado por policías y que ha aterrizado en el aeródromo de Cuatro Vientos (Madrid) a las 17.30 horas de este viernes, han informado a Europa Press fuentes del Ministerio del Interior.

La sentencia de los jueces londinenses rechazó revisar la entrega del terrorista que había sido acordada con anterioridad y frente a la cual Troitiño alegó que tenía pendiente un recurso de apelación por una petición de asilo rechazada. El tribunal consideró que esa petición de asilo nunca fue presentada y confirmó su entrega.

Según consta en la sentencia del Tribunal Superior de Londres, la Agencia Nacional del Crimen británica disponía de diez días para poner en marcha la extradición. El mismo tribunal tumbó también en febrero una solicitud del histórico miembro del comando Madrid de recurrir su extradición, argumentando que no entró en el país con la intención de pedir asilo y por tanto no podía acogerse al artículo 31 de la Convención de los Refugiados.

Condenado a más de 2.700 años de cárcel por 22 atentados, quedó en libertad el 13 de abril de 2011 tras cumplir una pena de 24 años. Cuando la Audiencia Nacional ordenó de nuevo su detención al detectar que había contabilizado mal sus años en prisión, Troitiño ya se había fugado a Londres.

En esa ciudad fue arrestado el 29 de junio de 2012. En ese momento comenzó un complicado proceso judicial en el que la Audiencia Nacional ha presentado cuatro órdenes europeas de detención sucesivas, ya que las tres primeras fueron rechazadas.

Su caso se ha visto mezclado con una orden de deportación -iniciada en 2013 por la entonces secretaria de Interior y hoy primera ministra, Theresa May- por "amenaza a los intereses" del país, que la defensa del etarra recurrió alegando que pretendía subvertir el rechazo de los tribunales a su extradición.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

2.746 AÑOS DE CONDENA

Según la Policía, Trotiño utilizó documentación falsa facilitada por la banda terrorista ETA. Por este motivo, se volvió a cursar la cuarta petición de detención y extradición a España. El histórico etarra tendría que haber salido de prisión en este 2017, pero quedó en libertad tras cumplir algo más de un año por cada uno de los 22 asesinatos perpetrados entre 1983 y 1986, por los que fue condenado a un total de 2.746 años.

La máxima pena impuesta fue en 1989 cuando fue condenado a 2.232 años de cárcel por el atentado en la madrileña Plaza de la República Dominicana, donde murieron 12 guardias civiles y otras siete personas resultaron heridas el 14 de julio de 1986. Los terroristas colocaron una furgoneta bomba cargada con cinco ollas a presión llenas de explosivos.

Cuatro años después la Audiencia Nacional le condenó a 378 años de cárcel por el atentado contra un Land Rover de la Guardia Civil perpetrado el 25 de abril de 1986 en la calle de Juan Bravo de Madrid. Murieron cinco guardias civiles y otros cuatro resultaron heridos. Además hirieron también a siete viandantes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Detenido en Brasil el presunto etarra Joseba Vizán

- "Antes o después, ETA va a ser condenada por crímenes de lesa humanidad"

- La Justicia británica da luz verde a la extradición de Troitiño

- ETA anuncia un debate interno "para avanzar" pero sin aludir a la disolución

- El juez Velasco pide a Francia que la Guardia Civil examine las armas de ETA