NOTICIAS

Albert Pla lamenta que "casi todas las ciudades de España" se oponen a que actúe

La queja del polémico artista llega cuatro años después de afirmar que "a mí siempre me ha dado asco ser español, como espero que a todo el mundo".

16/05/2017 09:46 CEST | Actualizado 16/05/2017 09:57 CEST
EFE

"A mí siempre me ha dado asco ser español, como espero que a todo el mundo. Me gustaría que los catalanes fuéramos independientes y que en Gijón se estudiara el catalán por cojones, igual que nos pasa a nosotros ahora". Así de tajante se mostraba en 2013 el cantante Albert Pla en una entrevista publicada por el periódico asturiano La Nueva España.

Esta semana, casi cuatro años después, el polémico artista se prepara para recalar en la capital española este jueves con su última propuesta musical, de guion muy libre, después de la polémica sostenida con Ciudadanos y con su líder, al que dirigió una carta abierta en la que denunciaba el intento de vetar su reciente actuación en Asturias.

"Nosotros y parece que muchos otros artistas cuando vamos a según qué ciudades, que son casi todas en España, encontramos oposición. El Partido Popular intenta que no se haga; no lo digo yo, no es una conjura secreta, lo dicen ellos públicamente, y Ciudadanos se apuntó al carro en Oviedo", ha relatado Pla en una entrevista con Efe.

Afirma Pla que no ha tenido ningún tipo de respuesta por parte del partido de su tocayo Rivera tras el escrito publicado en un diario nacional en el que declinaba una vez más vincular su nombre al de ningún partido político.

"No sigo la actualidad política, no me interesa para nada, porque me parece una mentira completa y una pérdida de tiempo, una muestra de humor negro, salvaje y cruel", apunta uno de los provocadores más célebres de la escena artística, pero no bufón, proclama, "porque nunca actuó para el rey".

"MATARÍA A LOS DE PODEMOS"

Después de sonados casos en los que el humor les ha costado penas a artistas como César Strawberry (el mismo Pla fue absuelto tras decir en su habitual tono sarcástico que "matería a los de Podemos"), considera que así "al menos se enteran de que existimos".

No se arrepiente de lo dicho o hecho sobre las tablas, donde presume de haber obrado siempre como ha querido. "El que se suba a un escenario y no provoque nada, peor para él", señala como máxima quien afirma que es fuera de él donde se ha visto "envuelto en absurdos".

Casi 30 años, los transcurridos desde su debut Ho sento molt (1989), lleva generando canciones que le han permitido codearse con compañeros como Muchachito Bombo Infierno, Lichis, El Canijo de Jerez o Pascal Comelade, con el que grabó su último disco hasta la fecha, Somiatruites (2011).

Del concierto que pasea estos días por varias localidades españolas dice que es "simplemente" él, a solas sobre las tablas o junto a la guitarra de Diego Cortés y con un amplio margen a la improvisación en el repertorio.

EL ENEMIGO DEL MUNDO

No descarta que suene aquel La colilla que compuso hace años contra Estados Unidos, antes siquiera de haber alcanzado el punto de ebullición actual con Donald Trump en la presidencia.

Para él, "el enemigo del mundo es EE UU" y "no hay nada peor que estar en contra suyo, aunque la gente está encantada con su pelis y sus bebidas", dice este amante de la globalización, excepto cuando eso significa una completa americanización cultural que impone "hasta cómo apoyarse uno en la nevera para beberse una cerveza".

"En la música española me hacía mucha gracia que hubiese rockabillys haciendo rock 20 años después, igual que los raperos, siempre con la cosa americana", lamenta.

¿Y qué hay entonces de aquella versión suya de Walk on the wild side, de Lou Reed, que dio en llamar "El lado más bestia de la vida"? "Eso fue un accidente hecho por rumberos catalanes que me obligaron a cantarla, aunque me encantó traducirla", responde con sorna.

Recuperado de los problemas coronarios que en 2014 le obligaron a suspender algunas actuaciones, Pla recalará en la sala Galileo Galilei de Madrid tras visitar la ciudad en el último año con una performance junto a los argentinos Mondongo dentro de la última edición de la feria Arco y, en 2016, con su espectáculo "Guerra" junto a Fermín Muguruza y Raül Fernández Refree.

De este musical que se burlaba de la seducción que ejerce el poder debería haberse lanzado una versión discográfica, anuncia, "pero lo olvidamos", dice, antes de anticipar que a finales de año le sucederá otro espectáculo con material nuevo titulado Miedo, del que igual sí se hará disco con Refree.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Albert Pla: "Depende de qué sardanas oigas, da asco ser catalán"

- "Mataría a los de Podemos" no es amenaza

- El "asco" de Albert Pla: ¿Debería Gijón suspender su concierto?

MÁS SERIES