ECONOMÍA

El Congreso aprueba la reforma de la estiba sin garantizar el empleo

Los portuarios van a la huelga ante la ausencia de subrogación laboral en el real decreto.

18/05/2017 14:01 CEST | Actualizado 18/05/2017 15:16 CEST
EFE

A la segunda, la vencida. Después de recibir el rechazo mayoritario de la Cámara Baja en marzo, el Pleno del Congreso ha convalidado este jueves el Real Decreto Ley de Reforma del sector de la estiba, que liberaliza el sector de acuerdo a la exigencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de marzo de 2014 y que ha supuesto una multa de 22,8 millones de euros.

La reforma, que liberaliza la contratación de trabajadores en los puertos, ha sido aprobada con 74 votos a favor -del PP, de Cs, de PNV, Foro Asturias y UPN, entre otros- y 165 en contra, principalmente del PSOE, Unidos Podemos, ERC y Compromís, y con ocho abstenciones de PDeCAT. El Gobierno ha perdido sin embargo la tramitación del real decreto como proyecto de ley por la vía de urgencia, rechazada por el Congreso.

Después de casi dos años de negociación de sindicatos y patronal con la mediación del presidente del Consejo Económico y Social en los últimos y más enconados meses, el Gobierno ha echado a andar la reforma de la estiba haciendo oídos sordos a empresarios y trabajadores. Aunque el Gobierno asegura haber recogido el acuerdo de mediación propuesto por Marcos Peña a sindicatos y patronal de la estiba y al Gobierno.

NO A LA SUBROGACIÓN, NI UN PASO ATRÁS

El real decreto ley de reforma de la estiba no contempla, finalmente, la subrogación del empleo, cuestión indispensable y que motivado la fuerte lucha sindical ya conocida como "Ni un paso atrás" entre los estibadores. Ante esta realidad, los portuarios irán a la huelga. En un inicio, la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM) ha convocado ocho jornadas de huelga a partir del próximo miércoles. En toda esta negociación, el mantenimiento del empleo ha sido la mayor preocupación de los estibadores que consideran que el real decreto ley.

El responsable de la Coordinadora, Antolín Goya, ha explicado, al término de la votación, que los sindicatos quieren dar el primer paso y convocar la reunión con la patronal Anesco para el próximo lunes, si es posible. Goya ha asegurado que, a pesar de la convocatoria de la huelga, la mesa de diálogo con la patronal podrá estar rodeada de "la más absoluta normalidad, para ver si somos capaces, en ese espacio que se nos brinda a partir de este momento, con el real decreto-ley y el real decreto que lo desarrolla, buscar una solución al conflicto".

En su opinión, evidentemente, el hecho de que la negociación llegue a buen fin, no sólo dependerá de los sindicatos de estibadores, sino también de los intereses de la patronal y de que las empresas "estén en disposición de garantizar el empleo y la continuidad" a los trabajadores.

En contra de sus sospechas, asegura sin embargo De la Serna que los temores de los sindicatos a la pérdida paulatina y la precarización del empleo no habrían de darse como tal, ya que entendiendo que la estiba ya no es un sector monopolístico, sino un sector liberalizado, solo se recurrirá a trabajadores ajenos a la estiba, y por un coste menor, cuando haya déficit de personal en los puertos. "En el caso de que se impacto afectara al cien por cien de los puertos", ha precisado el ministro, "nunca llegaría a los seis millones de euros al año en un un sector que factura más de 60.000 millones anuales".

ANULADA LA NECESIDAD DE TITULACIÓN ESPECÍFICA

También anula este real decreto, según ha informado el ministro, la necesidad de una titulación específica para ejercer la estiba, lo que se contemplaba en el artículo 3 del anterior borrador, que recibió el rechazo mayoritario de la Cámara baja en marzo pasado. De la Serna vincula la supresión al hecho de que no exista una titulación oficial específica para la estiba.

El real decreto estable en su disposición adicional segunda la posibilidad de que existan convenios de puertos para que la negociación colectiva tenga lugar entre los empresarios y los sindicatos y sus negociaciones, "y amplía", ha dicho, "la capacidad para que esas modificaciones se vayan realizando puerto a puerto".

El Ministerio de Fomento deja la subrogación de los estibadores que prestan servicio en las sociedades anónimas de gestión de estibadores portuarios (Sagep) en manos de un acuerdo estatal o un convenio colectivo de igual ámbito que pacten las organizaciones sindicales y empresariales.

Las condiciones en que se llevará a efecto la subrogación se determinarán en el mismo acuerdo estatal o convenio colectivo sectorial de ámbito estatal que la acuerde.

SUBSIDIOS A TRABAJADORES DE MAYOR EDAD

Fomento confirma subsidios a los estibadores de mayor edad que voluntariamente rescindan su contrato con la Sagep por una cuantía mensual del 70% del salario de los últimos seis meses antes de producirse la baja. La ayuda especial que recibirá el trabajador por prejubilarse consistirá en un subsidio mensual y en la cotización a la Seguridad Social durante su período de percepción y se prolongaría por un máximo de 60 meses.

La cuantía inicial será del 70 % del resultado de dividir entre siete la suma del salario íntegro de los últimos seis meses anteriores al de la fecha de su baja en la empresa, hasta que el estibador cumpla la edad legal de jubilación.

A partir del segundo año, la cuantía del subsidio se incrementará acumulativamente de acuerdo con el promedio de subida de las pensiones según el índice de revalorización actual que conste en los Presupuestos Generales del Estado para el año en que se comience a devengar la ayuda más el establecido en los tres años anteriores.

SALIDAS VOLUNTARIAS

Según Fomento, este régimen de ayudas tiene como finalidad facilitar las salidas voluntarias de los trabajadores de mayor edad con el fin de "contribuir así a la necesaria reestructuración del sector, facilitando a estos trabajadores una cobertura económica".

En cuanto a la subrogación de los trabajadores, el borrador prevé que las empresas titulares de licencias del servicio portuario de manipulación de mercancías, tanto si optan por dejar de ser accionistas de las Sagep como si continúan en ellas, se podrán subrogar como empleadoras de los trabajadores de la Sagep directamente, integrándose éstos en la plantilla de las empresas.

En los supuestos en que los trabajadores permanezcan en la Sagep, la titularidad de la relación laboral no se verá afectada.

El decreto ley plantea también que las partes podrán negociar medidas complementarias para la mejora de la competitividad de los puertos, incluida la reducción salarial del 10 % de las retribuciones de los trabajadores portuarios del servicio de manipulación de mercancías cuyos ingresos mensuales brutos superen en un 5 % el triple del importe del salario mínimo interprofesional vigente.

El borrador aboga en su exposición de motivos por que se consigan mejoras en la productividad de los puertos de manera acordada entre organizaciones sindicales y empresariales.

EL EMPLEO, BAJO CONVENIO COLECTIVO

Fomento deja la subrogación en manos de un acuerdo estatal o un convenio colectivo de igual ámbito que pacten las organizaciones sindicales y empresariales, en el que se determinarán las condiciones en que se llevará a efecto la subrogación.

Al respecto, el secretario confederal de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha pedido al Gobierno "luz y taquígrafos encima de la mesa" acerca de los acuerdos alcanzados con otros partidos para sacar adelante el decreto de reforma de la estiba.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

OFRECIDO POR NISSAN