POLÍTICA

Lágrimas, 'susanista el que no bote' y la eterna camisa blanca

Así ha sido la victoria de Sánchez en Ferraz

22/05/2017 01:18 CEST | Actualizado 22/05/2017 04:02 CEST
CARLOS PINA

21 de mayo de 2017. A muchos en el PSOE no se les olvidará nunca en su vida esta fecha. Para bien y para mal. Un día de datos, de cifras, de porcentajes, pero sobre todo de sensaciones, de emociones. Y es que esta guerra socialista tenía ya más de personal que de política.

En la tercera planta de Ferraz han esperado varias horas los equipos para conocer el resultado. Muchos nervios. Algunos colaboradores de los aspirantes salían a respirar aire a la calles, muchos confesaban en privado que les dolía la barriga, que estaban nerviosos.

Pero esos nervios se han convertido en lágrimas en el caso de los 'sanchistas'. Tanto Sánchez como sus colaboradores han sentido humedecerse sus ojos, según fuentes presentes, al conocer los resultados. Era emoción, alegría, un sueño hecho realidad.

LOS RITOS 'SANCHISTAS'

Sánchez hoy ha estado rodeado de aquellos que le han acompañado en los últimos meses, los últimos de Filipinas que confiaron en él. Allí estaban Adriana Lastra, Susana Sumelzo, Juanma Serrano, Marticha Ruiz Mateos, Zaida Cantera, José Luis Ábalos, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y Carmen Calvo, entre otros.

Llegaban en varias tandas a Ferraz antes del recuento. Sánchez lo hacía en su coche, sin pasar delante de los medios, junto a su mujer, Begoña Gómez. Ella de rojo socialista, él con su eterna camisa blanca. Tiene ropa que le da suerte.

CARLOS PINA

Sánchez era el tercero en llegar. La primera fue Susana Díaz, a las 19.45. Lo que no sabía entonces es que iba a recibir su mayor varapalo político en su vida. Junto a ella, toda la noche estaban apoyándola principalmente su 'número dos' en el PSOE andaluz, Juan Cornejo, el portavoz de la Junta, Miguel Ángel Vázquez, y su marido, José María Moriche.

Poco a poco su rostro iría perdiendo color. Y en su comparencia final ha mostrado la cara más triste en su trayectoria política. Le arropaban detrás sus colaboradores y figuras como Soraya Rodríguez, Elena Valenciano y Antonio Miguel Carmona. Al mediodía había cogido el AVE, de Santa Justa a Atocha. Pero no hay destino final en Ferraz. De su boca no ha salido el nombre de Pedro Sánchez. No podía ni pronunciarlo.

"NO ES NO", "SÍ ES SÍ"

El despacho de la Secretaría General vuelve a tener como dueño a Sánchez. Probablemente volverá a traerse el cuadro que antes tenía de J. F. Kennedy, pero no el de Felipe González. "Hoy Felipe González está escondido como una rata", decía una militante durante la celebración de la victoria en la sala Ramón Rubial.

Y es que esa sala, donde se vivió el fatídico Comité Federal del 1 de octubre, ha vuelto a ser un hervidero. Pero sólo ha bajado a celebrarlo Sánchez junto a los militantes. Díaz y López se han hecho la foto con el ganador unos minutos antes en la sala de prensa. Los tres posaban ante las cámaras mirando al frente, solo ante la insistencia de los periodistas se han dado fugazmente la mano.

CARLOS PINA

"No es no", "sí es sí", "militancia democracia". Con estos gritos han recibido a Sánchez sus seguidores durante la celebración. Desde la calle también le apoyaban dos centenares de afiliados, que pedían que saliera a leer el resultado el presidente de la Gestora, Javier Fernández. Mientras, dentro, los congregados gritaban 'susanista el que no bote'. Sánchez y los suyos pedían silencio a sus fans. El mensaje oficial este domingo era "unidad, unidad, unidad".

Entre los emocionados seguidores estaban los padres de Sánchez. Precisamente era el cumpleaños de su madre, lo que le ha traído suerte a su hijo. En el centro de la celebración estaba también su mujer, que ha repartido el mismo número de besos y abrazos que su marido. "Presidente, presidente", gritaban los 'sanchistas'.

El 'sanchismo' ha evolucionado y tiene sus propias normas. Y como marca la tradición de esta campaña, todos han cantado juntos La Internacional al final. Todo eran risas y lágrimas. José Luis Ábalos recordaba a algunos presentes que le deben una comida por el resultado final. María Luisa Carcedo, muy cerca, no podía reprimir sus sentimientos, abrazaba, tocaba el brazo de compañeros. Y, detrás, eufórico estaba Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, el eterno rival desde las Juventudes andaluzas de Díaz que hoy se ha tomado la revancha.

CARLOS PINA
Más caras de alegría, desde el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez, hasta el regidor de Valladolid, Óscar Puente. Todos con el puño en alto, como Zaida Cantera y Margarita Robles. Ellos son ahora el poder socialista.

Y Ferraz volvió a ser un auténtico festival televisivo, lleno de periodistas, cámaras y fotógrafos. "Que dicen que los datos son muy buenos para Sánchez", se rumoreaba a última hora. "Y ahora dimite Antonio Hernando. ¡Qué fuerte!", corría entre los informadores. Más fotos, hasta desde un autobús con turistas chinos que deambulaba frente a la sede.

Sánchez ha vuelto a ganar. Esta es una historia de lágrimas, 'susanista el que no bote' y una eterna camisa blanca.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Pedro Sánchez gana las primarias del PSOE a secretario general

- Pedro Sánchez y la sonrisa del destino, por Montserrat Domínguez

- La leyenda del Ave Fenix, por Esther Palomera

- Las dos palabras que Susana Díaz no ha pronunciado en su comparecencia

- Encuesta: ¿Confías en Pedro Sánchez como nuevo líder del PSOE?

- 'El Mundo Today' firma el tuit de la noche tras la victoria del PSOE

- La primera foto de la victoria del equipo de Pedro Sánchez

- El cruel tuit de IU Andalucía tras la victoria de Pedro Sánchez

- Las fotos de la celebración de los partidarios de Pedro Sánchez

- 15 promesas de Pedro Sánchez

- Jordi Évole triunfa en Twitter con este mensaje sobre el PSOE

Primarias en el PSOE