TENDENCIAS

El cerebro de los hijos únicos es diferente, según un nuevo estudio

Al parecer, tienen más desarrollada la zona asociada al lenguaje y a la planificación, pero no la de las emociones.

22/05/2017 08:06 CEST | Actualizado 22/05/2017 08:18 CEST
PIXABAY

Existen muchos estereotipos sobre los hijos únicos, como algunos que dicen que son menos sociables, más cerrados en sí mismos. ¿Y qué es lo que dice la ciencia?

Un reciente estudio, publicado en la revista Brain Imaging and Behavior, se ha planteado precisamente esta pregunta. Los investigadores analizaron a 303 jóvenes chinos, de los cuales la mitad eran hijos únicos, según informó este miércoles 17 de mayo ScienceAlert.

Evidentemente, este equipo no es el único que se ha interesado en el tema, pero los investigadores analizaron por primera vez el cerebro de los participantes y descubrieron que la estructura de los hijos únicos es diferente.

UNA ZONA SUPERDESARROLLADA; OTRA, INFRADESARROLLADA

Las 303 personas se sometieron a pruebas para medir su inteligencia, su creatividad y su personalidad. Además, los investigadores analizaron la forma de su cerebro gracias a una imagen por resonancia magnética. Ante todo, cabe precisar que los investigadores no encontraron diferencias en cuanto al cociente intelectual.

En cambio, los hijos únicos parecían tener una mayor flexibilidad en la forma de pensar. Este es uno de los tres marcadores utilizados por un célebre test de creatividad (aunque no el más importante, matiza Quartz). Por otro lado, no todo el gremio científico aprueba este test, ni el que mide el cociente intelectual.

Asimismo, los investigadores señalaron que el cerebro de los hijos únicos tenía un volumen más importante de materia gris a nivel del giro supramarginal, una zona asociada al lenguaje, a la flexibilidad, a la imaginación y a la planificación. Para los investigadores, estas mediciones y los resultados de los tests están correlacionados.

UN ESTUDIO LIMITADO, PERO SIMILAR A LOS PRECEDENTES

Por otro lado, los hijos únicos tenían menos materia gris en otras zonas, especialmente en la parte de la corteza frontal media, asociada a la regulación de las emociones. Precisamente, a raíz de las pruebas los investigadores se dieron cuenta de que los hijos únicos no obtenían tan buenos resultados en términos de amabilidad como los resultados de aquellos que tenían hermanos.

Los investigadores no se plantean de momento dar una explicación a estos resultados, pero sugieren que podría deberse a la atención que se le da a un hijo único y a su entorno social, más solitario. También hay que precisar que esta experiencia, como todo estudio científico, tiene sus límites y sus sesgos potenciales (por ejemplo, el hecho de que se haya llevado a cabo en China y sólo con estudiantes). También es el primero que analiza la estructura del cerebro.

Sin embargo, los estudios comportamentales anteriores muestran resultados bastante similares. Un análisis de 115 estudios científicos realizado en 1986 señalaba también que los hijos únicos tenían mejores resultados en tests de inteligencia, de carácter y de relaciones con los padres que los hijos procedentes de familias numerosas. Si los niños tenían un hermano o si eran los primogénitos, sus resultados se parecían más a los de los hijos únicos.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Francia y ha sido traducido del francés por Marina Velasco Serrano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

11 preguntas que los padres de hijos únicos están hartos de escuchar

No pasa nada por querer tener solo un hijo

Cómo afecta a tu personalidad ser el hijo mayor, el mediano o el pequeño

La primera foto de padres con sus hijos

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

NOTICIA PATROCINADA