INTERNACIONAL

La OTAN creará una célula antiterrorista y se unirá a la coalición internacional contra el Estado Islámico

La Alianza no participará en operaciones de combate contra el Estado Islámico.

25/05/2017 15:29 CEST | Actualizado 25/05/2017 16:09 CEST
EFE

La OTAN creará una nueva célula de inteligencia antiterrorista y se integrará en la coalición internacional contra el Estado Islámico, aunque no participará en labores de combate. Así lo ha adelantado el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, antes de la cumbre que reúne en Bruselas a los 28 jefes de Estado y de Gobierno de la organización. Entre ellos por primera vez al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La célula de inteligencia antiterrorista estará situada en el cuartel general de la OTAN y servirá para compartir información sobre combatientes extranjeros para evitar atentados yihadistas. La Alianza nombrará a un coordinador especial para la lucha contra el terrorismo.

"Nuestros esferzos van encaminados a la integracion de los servicios de inteligencia", ha dicho Stoltemberg.

El secretario general no ha querido manifestarse sobre uno de los temas del día: la queja de Reino Unido tras la filtración en EEUU de datos del atentado de Manchester. "Es un asunto bilateral", ha dicho.

"Lo que puedo decir es que compartir inteligencia es muy importante, se basa en la confianza y hemos visto en la OTAN durante muchos años que hemos sido capaces de compartir bien inteligencia", ha agregado el noruego.

Ante la petición de EEUU de que la Alianza debe hacer más en la lucha contra el Estado Islámico, los líderes darán luz verde a un plan de acción que reforzará las contribuciones de la OTAN a la coalición internacional y que incluye aumentar las horas de vuelo del avión de vigilancia Awacs de la organización, más intercambio de información y capacidades de reabastecimiento en vuelo.

"El que la OTAN se una a la coalición para derrotar al Estado Islámico da un fuerte mensaje político y de unidad", ha dicho Stoltenberg.

Como parte de ese plan, la OTAN pasará a convertirse en miembro de la coalición como organización —individualmente, los 28 países aliados ya participaban en ella—, lo que según Stoltenberg dará "una plataforma práctica mejor para coordinar los esfuerzos" pero "no significará que la OTAN se implique en operaciones de combate".

La misión de combate de la OTAN en Afganistán, la ISAF, concluyó a finales de 2014.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha considerado que la decisión de la OTAN de integrarse "formalmente" en la coalición internacional contra el Estado Islámico es "una señal fuerte", pero precisó que no significa que vaya a haber nuevas aportaciones por parte de Alemania a esa lucha.

En declaraciones a los medios antes de comenzar la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza, Merkel, que había cuestionado la necesidad de que la OTAN entrara a formar parte de esa coalición, respaldó ese paso ahora que todos los socios contribuyen a ella.