VIRALES

Un 'youtuber' pierde un testículo al recibir una patada en un reto

"Beso o patada en lo huevos" era el nombre del (ejem) juego que proponía a las chicas. Pero una de ellas sabía karate...

25/05/2017 12:42 CEST | Actualizado 25/05/2017 12:42 CEST

Hay youtubers que se pasan. Van mucho más allá de comentar un juego o enseñar cómo hay que peinarse para ser una it girl. En los últimos meses se acumulan los ejemplos: desde el caso del caranchoa o al que entregó galletas rellenas de pasta de dientes a un hombre que vivía en la calle. Y ya si hablamos de machismo, no paramos.

A los que cruzan la línea roja se suma ahora uno más, un joven peruano llamado Will Zeven, pero esta vez su gracia ha acabado mal. Uno de sus retos para Youtube acabó con el tiro por la culata. Estaba grabando la tercera parte de su juego, llamado gráficamente Beso o patada en los huevos, cuando una de las jóvenes que participaban en él le propinó una patada en sus genitales, tras haber ganado jugando a piedra, papel o tijera, que es como de decidía el reto -si ganaba él, le daba un beso a la chica, pero si perdía... patada-.

No pudo seguir con el reto, porque el golpe fue tan fuerte que lo dejó por los suelos. "Había olvidado decirle que sabía karate", le dijo entonces la chica. El youtuber tuvo que cortar la grabación. "Después del incidente, que le llevó a dejar de grabar, el youtuber tardó tres días en poder volver a andar bien, y continuó cinco días con un dolor intenso que no cesó. A las dos semanas de suplicio insoportable, el chico fue al médico, donde el doctor le diagnosticó "estallamiento testicular postraumático", por la fuerte patada", ha explicado el joven al diario El Mundo.

Solución: había que quitarle un testículo. El chico no se cortó ni por esas y hasta grabó la intervención para colgarla en su canal. "En ningún momento se ofendió nadie, ni mucho menos se ha obligado a alguien a hacer algo que no quisiera", defiende en sus declaraciones al diario sobre el reto que le ha costado un huevo.

Lo que no sabemos es si le servirá de lección para futuros vídeos, entre los que destacan aquellos en que pregunta a chicas en una playa sobre si se masturban, bromas con chicas sobre si quiere o no mantener relaciones sexuales con ellas, o incluso uno en el que trata de comer una mazorca de maíz colocada en un taladro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El machismo de los 'youtubers' es nuestro fracaso

- El repartidor del vídeo del 'caranchoa' alega ante el juez que temía ser robado

- Un 'youtuber' español agrede supuestamente a un pizzero con gas pimienta

- La juez imputa al youtuber que humilló a un sintecho dándole galletas con dentífrico