POLÍTICA

Eduardo Madina y José Carlos Díez renuncian a defender sus ponencias en el congreso del PSOE

Los 'sanchistas' tienen mayoría para enmendar casi por completo sus textos

29/05/2017 15:07 CEST | Actualizado 29/05/2017 15:07 CEST
GTRES
Eduardo Madina y Jose Carlos Díez

A los cuarteles de invierno. El diputado Eduardo Madina y el economista José Carlos Díez han renunciado a defender las ponencias política y económica que habían coordinado de cara al congreso del PSOE después de la victoria de Pedro Sánchez en las primarias del 21 de mayo.

Según han confirmado a El HuffPost fuentes de la Gestora, Ferraz comunicó el pasado viernes al equipo de Pedro Sánchez que Madina y Díez no defenderían en el cónclave de los días 17 y 18 los textos que habían pilotado durante estos meses. Los 'sanchistas', agregan las fuentes, también querían que no siguieran en esos puestos.

De esta manera tanto Madina como Díez, añaden las fuentes, tienen la intención de "dejar las manos libres" a los 'sanchistas'. Además, no tiene sentido que ellos se encarguen de "deconstruir" precisamente los documentos que han elaborado, comentan las fuentes próximas a la Gestora.Estos textos deberán debatirse en el cónclave y ser sometidos a votación por los 1.035 delegados que acudirán a Madrid. Precisamente, este domingo concluyeron los 'congresillos' provinciales para elegir a sus representantes, en los que se ha asegurado la mayoría Sánchez y en los que se han pactado principalmente listas integradoras.

Tanto Madina como Díez se posicionaron a favor de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y mostraron su rechazo y preocupación por una posible victoria de Sánchez. El diputado vasco llegó a ser el telonero principal de la andaluza en el acto de presentación de su candidatura el pasado 26 de marzo.

LOS TEXTOS 'SANCHISTAS'

El equipo de Sánchez va a proponer 84 enmiendas a los textos de la Gestora, lo que supone casi su demolición completa. El nuevo secretario general quiere que el preámbulo de la Ponencia sitúe en el año 2011 el declive electoral y reconozca que en los comicios de 2015 y 2016 se lograron evitar el sorpasso de Podemos.

Además, pretende que el texto incluya que fue un "fracaso" el modo en que los socialistas gestionaron el resultado de las elecciones de diciembre de 2015 y junio de 2016, que condujo a un inédito y largo periodo de Gobierno en funciones de diez meses.

Sánchez quiere que el documento final apueste por una reforma de la Constitución en un sentido federal para perfeccionar el carácter plurinacional del Estado, que asegure un mayor autogobierno, una garantía de respeto a la lengua, la educación y cultura, la mejora de la financiación autonómica y un "reequilibrio" territorial de la inversión pública.

DÍEZ: "HOY SE ACABA MI LABOR"

El propio José Carlos Díez ha explicado la situación en una entrada este lunes en su blog personal. "Hoy se acaba mi labor como coordinador de la ponencia económica para el 39 congreso del PSOE".

"Estos cuatro meses han sido una experiencia personal inolvidable y uno de los periodos de mi vida en el que más he aprendido", resalta en su bitácora, donde explica que fue "tan positiva" esa etapa que ha decidido afiliarse ("algo que no tenía pensado cuando comencé este proyecto").

Pero, ahora, empieza una nueva época en el PSOE. "Me he enterado por la prensa que Pedro Sánchez tiene un documento de 70 páginas con enmiendas a la ponencia. La mayoría de las 70 páginas son del programa de su candidatura y es muy probable que se aprueben ya que cuenta con mayoría de delegados en el Congreso. Por eso lo más lógico es que Pedro Sánchez elija a la persona que quiere que defienda su ponencia".

EL GIRO A LA IZQUIERDA DE SÁNCHEZ

"No comparto que se centren las enmiendas de la gestión de 21 años de gobiernos socialistas exclusivamente en sus errores. Tampoco el que concentren principalmente el debate sobre la austeridad, ya que nuestros gobiernos de comunidades autónomas y ayuntamientos han mejorado la creación de empleo y de los ingresos públicos desde 2015, y están aumentando el gasto en educación, sanidad y políticas sociales", agrega el economista.

Y lanza un dardo: "No comparto mezclar austeridad con neoliberalismo. Pepe Borrell hizo un duro ajuste de obra pública siendo ministro en la crisis de 1992, Maduro lo ha hecho en Venezuela desde 2014 y Tsipras acaba de bajar las pensiones en Grecia un 10%. Creo que nadie piensa que sean neoliberales. Lo primero que enseñamos a los alumnos de economía es que los recursos son escasos y que cuando te gastas más de lo que ingresas y no tienes acceso al crédito, te toca recortar como lo haría cualquier familia. Oikonomia del griego es la ciencia del hogar".

En este punto, añade que no comparte "eliminar la palabra centro y dirigirnos sólo a los votantes de izquierdas. El 16% de nuestros votantes en junio de 2016 se autocalificaban en las encuestas de centro, al igual que cientos de miles de votantes que nos votaron en 2008 y han dejado de hacerlo. El PSOE siempre ha ganado las elecciones desde la izquierda y fiel a nuestros valores, pero mirando al centro".

Por ello, entiende que ahora "le toca a Pedro Sánchez definir la estrategia y será él quien asuma los aciertos y los errores". "Yo continuaré con mis clases en la universidad, con mis proyectos, interesado por comprender mejor el cambio tecnológico en el que estamos inmersos y sus efectos sobre la actividad y el empleo y los cambios que se están produciendo en el nuevo orden mundial tras la llegada de Trump", añade sobre su futuro.

Y se despide agradeciendo "de todo corazón al PSOE la oportunidad". "Y deseo que la fuerza les acompañe para volver a conectar con una mayoría de españoles y poder seguir modernizando y mejorando el nivel de vida de los españoles", concluye el economista.