VIRALES

Un joven descubre tras una borrachera que la Policía lo llevó a su casa y se tomó un 'selfie' con él

Te levantas con la castaña, te vas incorporando al mundo de los vivos... y descubres en tu móvil una imagen épica.

29/05/2017 21:45 CEST | Actualizado 29/05/2017 21:45 CEST
POLICÍA DE TASMANIA / FACEBOOK
El joven, ya en la cama, y los policías que lo ayudaron, en el sorprendente 'selfie'.

¡Bufffffff! ¡Cómo tuvo que ser el piano que se cogió el joven Reece para no haberse enterado de que le pasó ESTO!

Lee atentamente: un joven australiano que ha salido de farra se pone pesado hasta enloquecer al taxista que lo está llevando a su casa. El chófer, que ya no puede más con la situación, decide llamar a la Policía de Tasmania, donde estaba ocurriendo todo. Llega una pareja de agentes, registra al chico, localiza su documento de identidad o algo similar y descubre dónde vive. Visto su estado, deciden, lo mejor es llevarlo a casa, y eso hacen. No se conforman con eso, sino que se aseguran de que se queda en buenas condiciones así que lo meten en la cama y lo tapan, abrigadito.

¿Eso es lo que recuerda Reece? NO. Él no recuerda una castaña. Sencillamente, es lo que descubrió unas horas después cuando, resacoso, desmemoriado y empezando a conectarse con el mundo de los vivos, coge su teléfono y se encuentra un selfie en el que él mismo posa con los dos policías. Todos muy sonrientes, sí, aunque uno en peor estado que los demás. El chaval, en ese momento, parece encantado de ser cuidado tan bien y se dispone a dormir la mona sin preocuparse de esos extraños que están al pie de su cama, de uniforme. "Los cabrones se hicieron selfies a traición después de llevar mi culo borracho a casa. ¡Qué putas leyendas!", ha escrito el muchacho en su Facebook.

La anécdota no hubiera pasado de ser un motivo de risas entre los amigos del chico si no fuera porque su publicación saltó poco más tarde a Reddit, donde uno de sus amigos la ha viralizado. La pareja de policía de la isla de Tasmania se ha convertido en un verdadero fenómeno en el país. "¡Eso sí que es ayudar a la comunidad!", "Bravo, chicos", "Eso es un cuerpo comprometido", se lee en los comentarios.

(Puedes seguir leyendo tras la publicación...).

La historia no acaba aquí, sino que la propia página de Facebook de la Policía de Tasmania se hizo eco de lo que había contado Reece y añadió algunos detalle de la loca noche. "Como estaba un poco perjudicado, los agentes dejaron constancia de ese momento, por si se daba la probable situación de que no recordara cómo había llegado a casa", afirman, con toda la retranca del mundo.

Eso sí, visto el éxito de la acción de estos agentes, sus colegas han aprovechado para lanzar con este caso un mensaje claro a los jóvenes para que planifiquen la vuelta a casa cuando salen de marcha, antes de quedar en condiciones que hagan imposible conducir, respetar a un taxista o acordarse de que la poli ha estado en tu casa cuidándote y posando para la posteridad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Gana el oro, se emborracha y termina pagando un taxi con la medalla

- La genial respuesta de un profesor al mensaje de un alumno borracho

- Un joven es absuelto tras chocar su vehículo, llegar a casa y beber una copa

- El efecto cubata