TENDENCIAS

Las reflexiones de Marc Bartra tras el ataque al Borussia: "Mañana está lejos"

El futbolista pasó por 'El Hormiguero' y contó cómo ha cambiado su vida tras el atentado terrorista que sufrió su equipo.

31/05/2017 10:33 CEST | Actualizado 31/05/2017 11:09 CEST
FLICKR/EL HORMIGUERO

El futbolista Marc Bartra, de 26 años, está viviendo una época intensa. Tras seis años en el Barcelona, en abril de 2016 fichó por el Borussia de Dortmund. El pasado marzo, cuando llevaba menos de un año en el club alemán, un atentado atacó el autobús en el que viajaba el equipo y él resultó herido. Bartra ha contado a través de las redes sociales cómo fue la operación y la recuperación tras los que llama "los 15 minutos más largos de su vida". Sus vivencias completas pudieron verse y escucharse el martes por la noche durante su paso por El Hormiguero.

La experiencia de Bartra mantuvo al público silencioso y a Pablo Motos en un segundo plano. Todos parecían emocionados con la tranquila confesión del defensa central, como emocionada estaba su novia, Melissa Jiménez, sentada entre el público. "Lo primero que le dije fue: "Tranquila, cariño, estoy bien". Ella vio que no y se puso a llorar. Ella intentaba estar fuerte y que la viera bien pero no podía", relató.

Bartra explicó que se sintió muy querido por sus compañeros, por su familia, por la afición y por los médicos. Explicó cómo ha cambiado su vida desde entonces, y que ahora —una frase con la que se quedó Emilio Aragón, que protagonizó la sección posterior a la entrevista— piensa que "mañana está lejos".

"Voy a intentar explicarlo un poco. Se me hace un poco difícil. Lo he contado a muy poca gente, a mi gente cercana. Es algo que fue horroroso pero la verdad es que ya que estoy aquí...", arrancó Bartra. "Creo que son experiencias y todo son cosas que van pasando, hay que compartirlo, sacarlo, hasta ahora no he hablado de ello. Creo que es buen momento, delante de tanta gente se me hará raro pero da igual, creo que es bueno para todos".

"Creo que son experiencias y todo son cosas que van pasando, hay que compartirlo, sacarlo"Marc Bartra, futbolista del Borussia Dortmund

Pablo Motos le pidió que contara su historia en orden cronológico. Todo pasó el 11 de abril. "A las siete de la tarde salimos del hotel de Dortmund, donde estamos siempre, bajamos hacia el bus. Me acuerdo que hice unas cuantas fotos con algunos fans que nos vinieron a ver, porque era un partido muy importante, cuartos de final de Champions. Subimos al bus, yo quizá fui de los últimos. Supertranquilo porque al final iba a hacer lo que más me gusta y era un momento que la gente se veía concentrada, era un partido importante. [Estaba sentado] en la parte de atrás a la derecha. Estaba con el móvil", relató.

"En un abrir y cerrar de ojos... no sé... paso de la tranquilidad, el silencio, a abrir los ojos, a ver muchísimo humo, los oídos me pitaban, no veía nada. Mucho olor a pólvora. Me vino un viento terrible, el móvil se me disparó, recibí como si fuera un balazo, la metralla. En ese momento vi las caras de mis compañeros... Me entró muchísimo miedo, porque no sabíamos qué pasaba. Intuía que la gente nos decía que nos fuéramos al suelo, yo no sabía ni qué hacer, me quedé como paralizado, me fui al suelo también", relató sobre cómo fueron las explosiones. "Explotaban de golpe, luego se supo que la tercera no llegó a explotar".

FLICKR/EL HORMIGUERO
Marc Bartra charla con Pablo Motos en 'El Hormiguero'.

Bartra contó que estaba "en el suelo, con mucho dolor de cabeza, muy mareado, muchísimo dolor de brazo, la mano me colgaba, no podía moverlo". "Empezamos a gritar de miedo, pero yo de dolor", recordó, mientras explicaba que llamaba al médico. "No sabíamos si movernos o no, si vendrían más...", relató. Así, contó como le entró mucho sueño, pero la fisioterapeuta del equipo se le acercó para darle "unos guantazos en la cara" y espabilarle. Entonces se dio cuenta de que no podía dormirse por si había otra explosión. "Si te duermes quizá no vuelves a abrir los ojos", se dijo.

"Si te duermes quizá no vuelves a abrir los ojos"Marc Bartra, futbolista del Borussia Dortmund

"Ahí es cuando empecé a pensar mucho en mi hija, en Gala, y dije: 'Marc, no te duermas, tranquilo, estate con los ojos abiertos, que al final te necesitan'. Vino la ambulancia, fueron como 15 minutos, o 10, pero para mí pasaron como si fueran eternos", relató emocionado.

"Se me hace muy raro explicarlo un poco así... Pero también me va bien, porque la gente no es consciente de lo que vivimos. Si casi en Alemania la gente no era consciente en España menos. Mis compañeros son héroes. Lo que vivimos allí, el dolor que vivimos, el miedo, no se lo deseo ni una cuarta parte a nadie. Lo siguiente ya era no estar allí", relató Bartra. "Imagínate cómo era que mi pensamiento era si estaba vivo o no, luego si me podía mover o no. Estaba en shock, los oídos pitándome. Luego vi que podía mover las piernas. El brazo me dolía muchísimo, me sangraba". Aunque reconoce que, "por suerte", no se durmió. "Me siento fuerte ahora mismo", confesó.

"CORTADME EL BRAZO SI QUERÉIS"

A lo largo de toda la entrevista, el jugador no paró de beber agua, como también tuvo que hacer en algún momento Pablo Motos. Así, recordó como fue su trayecto y su estancia en el hospital. "Durante el trayecto en ambulancia hasta el hospital, que se hizo muy largo también, fue: "Ya está, ya ha pasado". Cuando vi a Meli fue como si le hubiera dado mi primer beso otra vez. La verdad es que fue bonito". Bartra y Jiménez se casarán en dos semanas, como él mismo contó en El Hormiguero.

Lo único que tenía era muchísimo dolor en el brazo y les decía: 'Ponedme lo que queráis'. Ya me sentía que estaba bien, que ya oía, que con los oídos estaba bien. Pero me dolía un montón el brazo y les dije: "Da igual, ahora ya está, estoy vivo, cortadme el brazo si queréis".

"Da igual, ahora ya está, estoy vivo, cortadme el brazo si queréis". Marc Bartra, futbolista del Borussia Dortmund

Bartra confiesa que llegó a pensar que no volvería a jugar al fútbol: "Hasta que llego al hospital, me mira el doctor y me dicen que me tiene que operar. Eso fue un poco... Tampoco he pasado nunca por quirófano, las lesiones me han respetado mucho. Justo al salir de la operación el doctor me dijo: 'Marc, que estás listo, en un mes puedes jugar a fútbol'. Ahí... buah... No me lo creía. Pensaba que estaba haciendo una broma. Y fue como: 'En serio, es imposible'. Fue algo como... buah".

"El problema fue que es un sitio que es articulación, la mano la tenía colgando, la herida estaba muy abierta, tuve muchísima sangre. Después de la operación dije. 'Estos tíos son unos fenómenos, los doctores", contó sobre su experiencia en el hospital, tras la que ha salido "superagradecido". Agradecido "por toda la gente que me ayudó, los doctores, las enfermeras. Por mi familia, vinieron mis padres de España corriendo. Y sobre todo mi hija, cuando vi a mi hija en la habitación... Qué sensación. Ella no sabía nada. Me dio un beso, pero ella no sabía qué pasaba. Y gracias también a eso, que es pequeña y no se enteró de nada, eso también se agradece".

Como contó Bartra, pasó una semana en el hospital, "más de lo debido", al tratarse de una herida por metralla. "Me dijo el doctor que era una herida de guerra. Necesitaba mucho antibiótico para que no se infectara". Para él, el viaje de vuelta a casa "fue un momento duro". "Tuvimos que bajar ventanillas, empecé a sudar, no tenía saliva para tragar, empecé a mirar por todos lados. Nadie sabía todavía quién había sido, no habían cogido a las personas, era 'a lo mejor han ido a por mí y me han puesto trampas". Los primeros días, recuperándose en casa y jugando con su hija "no podía dejar de mirar por las ventanas". Para él, que la policía cogiera al autor "fue un alivio".

EL HORMIGUERO
Jugadores del Borussia Dortmund con las camisetas de Marc Bartra.

Así, el jugador contó cómo todos sus compañeros fueron a visitarle, cómo lograron jugar el partido y cómo se sintió arropado por todos ellos y por la afición. "Lo agradezco un montón. Gente de todos los equipos, de todos los clubs, de todo... Soy un tío que dice: 'Las cosas pasan por algo, si eres un tío positivo te pasan cosas positivas'. Pero la vida te da hostias y aunque te vaya bien, aunque sea tu mejor momento, te da hostias".

Y nunca sabes, al final siempre hay una última sonrisa, una última canción, un último abrazo, un último beso, un último momento. Y al final hay que vivirlos. Si no los vivimos ahora, ¿cuándo lo vamos a vivir?Marc Bartra, futbolista del Borussia Dortmund

Motos le preguntó cómo es para él ahora la vida, tras el atentado, cómo veía la semana que viene. "Pues muy lejos. El mañana lo veo muy lejos. Yo me caso dentro de dos semanas, lo veo lejísimos. No estoy nervioso. Al venir aquí antes no estaba nada nervioso —ahora ya sí—. Se te va. Y nunca sabes, al final siempre hay una última sonrisa, una última canción, un último abrazo, un último beso, un último momento. Y al final hay que vivirlos. Si no los vivimos ahora, ¿cuándo los vamos a vivir?".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Marc Bartra, sobre el atentado contra el Borussia: "Fueron los 15 minutos más largos de mi vida"

Marc Bartra rompe a llorar tras volver a jugar después del atentado

Bartra enseña en Instagram la herida que sufrió en el atentado

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest