POLÍTICA

Moix cree que calculó "mal" la relevancia de tener una sociedad en Panamá

El fiscal jefe Anticorrupción ha asegurado que no tiene "ningún apego" ni "interés" en mantener el cargo.

31/05/2017 10:09 CEST | Actualizado 31/05/2017 12:04 CEST
EFE

El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, ha adelantado este miércoles que "esta noche o mañana" conversará con el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, sobre la empresa offshore radicada en Panamá de la que es dueño al 25%, al mismo tiempo que ha asegurado que no tiene "ningún apego" ni "interés" en mantener el cargo. Además, ha señalado que no calculó bien la repercusión que tendría tener una sociedad panameña.

"No tengo ningún interés en mantenerlo si se considera que no soy el más idóneo", ha señalado en declaraciones en Onda Cero recogidas por Europa Press. Es más, ha afirmado que estaría dispuesto a dimitir como fiscal jefe Anticorrupción si su permanencia en el cargo perjudica a la institución.

"No le quepa duda", ha recalcado tras ser preguntado si se apartaría, aunque ha aseverado que no se lo ha "planteado". En este punto, ha aludido a la "conversación pendiente" que tiene con Maza y que tendrá lugar "esta noche o mañana" porque "no está en Madrid".

Moix ha subrayado que "cualquier solución" sobre su continuidad le parecerá "razonable": "No estoy aquí para estar cueste lo que cueste y valga lo que valga. Igual que me han puesto me pueden quitar", ha destacado.

CALCULÓ MAL LAS REPERCUSIONES

Asimismo, ha reconocido que es "indudable" que calculó "mal" las repercusiones que podía tener una sociedad panameña. De hecho, ha apuntado que, si no informó a sus superiores antes de ser nombrado, fue porque consideró "irrelevante" este asunto ya que "no había incompatibilidad" para el ejercicio de la función.

El fiscal jefe ha defendido la legalidad de la sociedad que comparte con sus hermanos, Duchesse Financial Overseas, constituida en 1988 y propietaria de un chalet valorado en más de medio millón de euros en el municipio madrileño de Collado Villalba que, hasta 2012, pertenecía a los padres del fiscal jefe.

"Se puede entender que no es correcto estéticamente, pero hay que valorar si eso objetivamente influye en el ejercicio de la función", ha subrayado, preguntado sobre las distintas peticiones de cese o dimisión. Además, ha apuntado que la "estética" es "un concepto subjetivo".

"NO PUDE DISOLVERLA POR CUESTIONES ECONÓMICAS"

Preguntado por el motivo por el que no disuelve la sociedad offshore, ha asegurado que la decisión es por "una cuestión económica" ya que el debido pago de impuestos "encarecía" la operación: "Intento disolverla pero no puedo por cuestiones económicas", ha apuntado.

Moix, que ha dicho que conoce la existencia de esta empresa en 2012 al fallecer su padre —de quien él la heredó—, ha remarcado que "está todo legalizado desde el primer momento", que no tiene participación en esta sociedad.

Así, haciendo hincapié en que él ha "cumplido" con la legalidad de manera "escrupulosa", ha aseverado que él responde únicamente de sus actos, no de los de su padre, que falleció en 2012.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Moix posee el 25% de una empresa de Panamá propietaria del chalet familiar en España

- El tuit de Cristina Pardo sobre el fiscal Anticorrupción y su sociedad en Panamá que da mucho que pensar

- El fiscal Moix pide estudiar medidas para evitar la filtración de sumarios