TENDENCIAS

Once calas y playas secretas de Ibiza

Hundredrooms ha seleccionado los rincones más inaccesibles de la isla en los que evitar las masificaciones.

03/06/2017 10:17 CEST | Actualizado 03/06/2017 10:17 CEST

Los turistas internacionales suelen pensar en Ibiza como en la capital mediterránea del ocio. Sin embargo, la riqueza natural de la isla Pitiusa esconde un precioso entorno natural con bosques y calas espectaculares, perfectas para las familias y para aquellos que quieren pasar unas vacaciones alternativas y tranquilas.

Aunque entre las cuatro islas principales del archipiélago balear suman más de 1.400 kilómetros de litoral, Ibiza cuenta con rincones que no representan ni un 1% del total. Se trata de las calas: zonas que destacan por su belleza, por la intimidad de su localización y por enmarcar ecosistemas marinos únicos.

Muchas de ellas se llenan de turistas y resulta difícil poder descansar de verdad entre tanta gente. Por este motivo, Hundredrooms ha recopilado algunas de las playas más inaccesibles de la isla.

  • Es Bol Nou (Sant Josep de Sa Talaia)
    HUNDREDROOMS
    Esta pequeña zona de arena y piedra está rodeada por acantilados de roca arcillosa rojiza, lo que crea una panorámica increíble, además de ser un atractivo para mucha gente que se embadurna con ella para probar su propiedades beneficiosas. A lo largo de la costa de Es Bol Nou hay muchos rincones secretos donde tumbarse a disfrutar de la calma y del sol.
  • Aigües Blanques (Es Figueral-Santa Eulalia)
    HUNDREDROOMS
    Aigües Blanques (o Aguas Blancas) es una de las playas declaradas oficialmente nudistas en Ibiza. Su nombre hace referencia a los colores que se forman en su orilla, al llegar a ella el agua empujada por el viento. De arena fina y blanca, tiene unos 300 metros de longitud y está rodeada por acantilados que dificultan su acceso, pero desde los que se pueden observar unas vistas únicas de Punta Grossa y la isla de Tagamago.
  • Cala d’en Serra (Sant Joan de Labritja)
    HUNDREDROOMS
    Perdida en el norte de Ibiza y de belleza inigualable, Cala d’en Serra es una playa poco visitada por los turistas, lo que garantiza relax en un entorno íntimo. La mejor forma de acceder a ella es a pie, para sumergirse también en la frondosa naturaleza que la rodea.
  • Gracioneta (Sant Antoni de Portmany)
    HUNDREDROOMS
    Con apenas 25 metros de longitud y 30 de anchura, la pequeña calita de Gracioneta es un lugar idílico: arena blanca tanto dentro como fuera del agua, aguas limpias, vegetación y paredes rocosas. Su nombre se debe al pequeño tamaño que tiene en comparación a su vecina, Cala Gració.
  • Platja de Ses Ovelles (Sant Josep de Sa Talaia)
    HUNDREDROOMS
    Esta playa virgen es de las más aisladas de Ibiza, pues está situada en una zona montañosa. Su acceso es bastante difícil y se recomienda hacerlo en barco. De arena y grava, sus aguas son tranquilas y de azul intenso.
  • Es Portixol (Sant Antoni de Portmany)
    HUNDREDROOMS
    Éste es otro de los rincones ocultos de la isla, rodeado de altas laderas y bosques que dificultan la entrada. Quienes la visiten se encontrarán con un entorno plácido y apacible: la suerte de círculo que dibuja esta cala, con sus aguas cristalinas y las casetas varadero que la visten aportarán al viajero un bienestar inigualable.
  • Es Canal d’en Martí / Pou des Lleó (Santa Eulària des Riu)
    HUNDREDROOMS
    Ésta es una pequeña cala de piedra y arena, de poco más de 60 metros de largo y unos 20 de ancho. También conocida como Pou des Lleó, este lugar es un embarcadero tradicional, repleto de casetas de pescadores que le dan un toque pintoresco. Muy cerca está la Torre d’en Valls, uno de los elementos más emblemáticos de la zona.
  • Cala Conta (Sant Josep de sa Talaia)
    HUNDREDROOMS
    También se le llama Platges de Comte y es uno de los destinos para marcar como imprescindibles en la isla blanca. Es una playa bastante irregular que se extiende más de 800 metros, con diversas zonas de arena y partes rocosas. Es ideal para el baño por sus aguas cristalinas.
  • Es Canaret (Sant Joan de Labritja)
    HUNDREDROOMS
    Esta cala es tan recóndita que para llegar a ella hay que pasar por una propiedad privada. La zona, que antes estaba rodeada de grandes pinos y abundante vegetación, sigue recuperándose hoy día de un incendio que sufrió en 2010. Sin embargo, sigue siendo un lugar precioso con aguas turquesas, fondos y costa de arena y roca que muy pocos conocen.
  • Punta Galera (Sant Antoni de Portmany)
    HUNDREDROOMS
    Ésta es una playa de lo más inusual: cuenta con apenas 20 metros de roca lisa a distintos niveles donde descansan los bañistas. El agua roza los dos metros de profundidad, y sus fondos rocosos son todo un espectáculo para los aficionados al buceo.
  • Cala Llentrisca (Sant Josep de Sa Talaia)
    HUNDREDROOMS
    Esta cala destaca por poseer las aguas más blancas de toda la isla, además de una gran cantidad de posidonias en su fondo marino. Constituye un verdadero paraíso natural de arena y grava, de difícil acceso pero donde sin duda se puede encontrar paz y descanso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Sabías que Ibiza es ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO?

Diez playas para no salir del agua

Ocho restaurantes para comer en Ibiza (pecando o siendo un santo)

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!