TENDENCIAS

Tus cremas y tu gel tienen almendra de Alicante: la iniciativa de The Body Shop

La empresa de cosmética utiliza almendras de la cooperativa de Mañán para su nueva línea, y la incorporará a todos sus productos.

01/06/2017 09:11 CEST | Actualizado 01/06/2017 09:11 CEST
Magone via Getty Images

La almendra española existe antes que la propia España. Este fruto seco, que pese a su apellido es más bien jugoso y lleno de sabor, lleva cultivándose en la Península Ibérica desde tiempos inmemoriales (la introdujeron los árabes), y tiene especial fama la estrella de la corona: la dulce y suave marcona.

Su origen principal es el Levante español por su clima y la calidad de sus tierras, y su destino tiende a llenar paladares en forma de mazapanes, tartas y aperitivos de domingo. Pero lo que nunca pensaron los agricultores levantinos, en concreto los del pueblo de Mañán, era que se iban a encontrar sus preciados frutos en cremas hidratantes, geles de ducha y pastillas de jabón. Y mucho menos que iban a ver esos productos marcados con las palabras "enriquecido con almendra de España" en más de 3.000 tiendas del mundo entero.

THE BODY SHOP
Una almendra de los campos de Alicante.

La iniciativa ha partido de la firma de cosmética global The Body Shop (que se enmarca dentro del gigante L'Oréal). Esta cadena de tiendas de belleza se caracteriza especialmente por el uso de ingredientes de comercio justo y, de hecho, su llamado programa de Comercio Con Comunidades cumple este 2017 tres décadas en activo. La marca la fundó en 1976 Anita Roddick, una emprendedora que utilizaba lemas como: "Si no puedo hacer algo por el bien común, ¿qué leches estoy haciendo?". "Ella creía firmemente en cambiar el negocio, en la fuerza del cambio por un mundo mejor", afirman desde la marca. De ahí que Roddick (que recibió la Orden del Imperio Británico en 1998) fuera una precursora en algo que hoy ya es ley: combatir las pruebas de cosméticos en animales. "Somos pioneros y estamos orgullosos de ello", afirman.

Otro de los retos que se propusieron hace décadas fue usar ingredientes de todo el mundo que dieran la máxima calidad a sus productos, pero también a aquellas comunidades de las que provenían, bajo lemas como Trade Not Aid (Comerciar, No Ayudar) y Enrich Not Exploit (Enriquecer, No Explotar). Hoy el legado de Roddick —fallecida en 2007— se perpetúa y ya son más de 20.000 productores los que aportan 23 ingredientes para todos sus productos. Países como Marruecos con el aceite de argán, Nicaragua con el aceite de semilla de sésamo, Etiopía con la miel, Nepal con el papel, Reino Unido con la esencia de rosa o los aceites de menta y camomila, Ghana con su célebre manteca de karité —probablemente el ingrediente más conocido de la firma y el más importante en cuanto a volumen— y ahora España con la almendra están entre algunos de los suministradores.

"ESPAÑA ES EL MEJOR SITIO DEL MUNDO PARA LA ALMENDRA"

Ese legado lo sigue gestionando por el mundo Mark Davies, un pálido y sonriente británico que ostenta el título de International Sourcing Director de The Body Shop. En cristiano: un Indiana Jones de la cosmética que se dedica a indagar por todo el planeta cuáles son los ingredientes más interesantes. Así, cuando llegó la hora de ponerse a buscar almendras (a veces busca el ingrediente por el mundo, otras éste viene a él) tuvo claro que de los muchos productores que generan más de 1,1 millones de toneladas de este fruto al año, su destino estaba en España.

THE BODY SHOP
Una rama cargada de almendras de los campos de Alicante.

"La almendra española es de una excelente calidad", explica Davies en una entrevista con El HuffPost. Así, explica que su sabor, sus propiedades y su forma de cultivo es mucho mejor que la de California, su rival directa y primera productora mundial, eso sí, "con una agricultura muy intensiva, pesticidas, fertilizando y mucha agua". Para este especialista que lleva 15 años buscando la excelencia, en Alicante se hace "una producción menos intensiva, pero de mayor calidad". Encontró que el riego se hacía por goteo, que la humedad del terreno se conservaba con piedras, que había abejas, claves para la polinización. "Premiamos la sostenibilidad, que la producción sea orgánica y la innovación. Así, este es el mejor sitio del mundo que podríamos tener", afirma Davies.

"Premiamos la sostenibilidad, que la producción sea orgánica y la innovación. Así, este es el mejor sitio del mundo que podríamos tener"Mark Davies, The Body Shop

Además, también es decisiva la comunidad que gestiona el producto. Aquí está detrás la Cooperativa Frutos Secos Mañán. Tras visitar muchas plantaciones, a Davies también le enamoró la forma de cuidar del producto: "Son personas que se dedican a la almendra de forma secundaria, como un complemento a sus ingresos. Es algo familiar y que se cuida mucho". Además, cumplía con los tres pilares fundamentales que buscaban: que fuera una cooperativa con cultivos a pequeña escala que trabajara con métodos tradicionales pero que a su vez buscara innovar.

CORTESIA DE THE BODY SHOP
Uno de los agricultores de Mañán junto a Mark Davies, de The Body Shop.

Eso es precisamente lo que buscan en el Comercio Con Comunidades: que prime la calidad, y también lo que la empresa puede devolver a la misma. El caso de España no es el mismo que el de comunidades de zonas como Nigeria o Perú, donde crean escuelas, ayudan a mejorar las técnicas o implican a las mujeres de forma especial en los procesos productivos.

"El problema principal con la producción de la almendra en España es que la gente ya no quiere dedicarse a esto".

De hecho, en Alicante crear empleo no es su mayor objetivo: "Generar trabajos no es lo principal en este caso. En los próximos años podría ser, pero sólo somos una parte más de su producción. De hecho, el problema principal con la producción de la almendra en España es que la gente ya no quiere dedicarse a esto. Lo que hay que intentar es que dé más beneficios, que tenga más socios, que dé más dinero... Sólo con hacer que la gente se queda es importante".

"Es interesante hablar con los agricultores y preguntarles por qué se dedican a ello. Muchos dicen: 'Me encanta cultivar, amo esto. Me encanta el aire libre, el campo'. Les gusta estar juntos, tener a la familia, a los niños en el campo. Pero la gente joven no quiere eso, no quiere trabajar seis o siete días a la semana, pasar frío, calor, lluvia...", reflexiona Davies. Eso es lo que la marca puede y quiere aportar a esta comunidad alicantina: si no crear empleos, al menos lograr que estos no se pierdan.

La cooperativa arrancó en 1989 con 200 agricultores que generaban 500 toneladas de almendra; hoy son más de 6.500 personas produciendo 20.000 toneladas.

La alegría de Mark Davies se transmite también desde Mañán. Este pueblo cercano a Murcia, a unos 50 kilómetros de Alicante capital, arrancó su cooperativa en 1989 con 200 agricultores que generaban 500 toneladas de almendra; hoy son más de 6.500 personas produciendo 20.000 toneladas. Y ahora, toda la almendra que use The Body Shop tanto en su nueva línea basada en este fruto seco como en todos los productos de la marca que la necesite provendrán de esta localidad alicantina.

CORTESIA DE THE BODY SHOP
La línea con almendra de Mañán de The Body Shop.

"La almendra que llega a la marca no sería apta para el consumo humano, porque es muy pequeña, son esos pedazos que sobran cuando se parte, algo que no merece la pena consumir. Pero tiene muy, muy buena calidad", explican desde la central de la cooperativa a El HuffPost. Ellos también están muy contentos por esta colaboración y así lo transmiten. "Esto nos ayudará a ser más visibles", comentan con orgullo. "Más que para el agricultor es visible para la gente joven, para la compañía", aseguran.

Formar parte de los suministradores de esta cadena de belleza no ha sido fácil. Han tenido que pasar multitud de auditorias, presentar certificados... "Hemos tenido que demostrar un control de todo, hasta de cómo es la higiene en el campo, demostrar que las fumigaciones son mínimas y que tenemos un buen abonado, defender el capital humano...", rememoran desde esta cooperativa "familiar" que tiene entre sus socios un 50% de hombres y otro 50% de mujeres. "Han venido dos veces y hemos tenido que pasar auditorias fuertes", explican.

FRUTOS SECOS MANAN
Las instalaciones de Frutos Secos Mañán.

Como explica Davies y afirman desde Mañán, es desde la sociedad alicantina desde donde fijan los precios, "un precio justo, el habitual", confirman los agricultores. Con todo lo logrado a final de año se reparten los beneficios.

En un mundo conectado, informado y que vive con el móvil en la mano (la marca tiene casi un millón de seguidores en Instagram por ejemplo), las firmas no pueden dejar pasar oportunidades así. "No podemos comprometer la calidad por lo sostenible, está claro. Pero los consumidores hoy saben cada vez más del comercio con comunidades, entienden que hay calidad. Lo primero es que los productos sean buenos, funcionen y cumplan las expectativas. "Es un buen producto con una historia detrás, una historia personal, interesante", afirman desde la marca cosmética. O, como dicen en Mañán: "Ha sido todo un reto, pero ha valido la pena. La gente joven está encantada".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Es seguro comprar productos de belleza en AliExpress?

Por qué se deberían guardar los frutos secos en el congelador

7 consejos para la piel que no te costarán nada

Ideal de belleza femenino: el "cuerpo perfecto"

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest