INTERNACIONAL

Bahréin, Emiratos Árabes, Egipto, Arabia Saudí, Yemen y Libia cortan relaciones con Qatar por “apoyar el terrorismo”

Las autoridades han anunciado el cierre de puertos, aeropuertos y puestos fronterizos para evitar la entrada de qataríes y se ha ordenado la salida de diplomáticos.

05/06/2017 10:40 CEST | Actualizado 05/06/2017 11:53 CEST
REUTERS
El Rey saudí Salman bin Abdulaziz con el emir de Qatar Tamim bin Hamad al-Thani, en el año 2015.

Oriente Medio está viviendo este lunes un terremoto en toda regla. Tras años de miradas cruzadas, desencuentros y desconfianza, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin, Egipto, Libia y Yemen han decidido dar un paso sin precedentes y romper sus relaciones diplomáticas con Qatar.

La razón: su presunto "apoyo a varios grupos terroristas y sectarios que tienen como objetivo desestabilizar la región". Doha, en su primera reacción, ha calificado de "injustificada" e "infundada" esta medida, que va más allá de las palabras y lleva aparejado el cierre de fronteras y la expulsión de los ciudadanos qataríes de sus territorios.

La medida ha cosechado ya la primera valoración del Gobierno de EEUU: el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, y el de Defensa, Jim Mattis, han señalado que esperan que la decisión no afecte a la lucha contra el terrorismo, al tiempo que han instado a los países del Golfo a que solucionen sus diferencias. Varias compañías aéreas internacionales han anunciado ya la suspensión de sus vuelos con origen y destino en Qatar.

El primero en anunciar su golpe sobre la mesa ha sido Bahréin, quien ha cargado contra Qatar por financiar a grupos supuestamente vinculados con Irán. En un comunicado, explica que la decisión ha sido adoptada "a causa de la continuada insistencia del Estado de Qatar en desestabilizar a Bahréin y su interferencia en los asuntos internos". Así, Bahréin "corta sus relaciones diplomáticas con Qatar para preservar la seguridad nacional" y da 48 horas para que el personal diplomático qatarí abandone el país. Sus funcionarios en Qatar harán lo propio. También evitará que sus ciudadanos viajen a Qatar y que no permitirá a los qataríes entrar al país. Los qataríes tienen 14 días para abandonar el país, además.

Poco después, Arabia Saudí se ha sumado a Manama y ha afirmado que se trata de una medida necesaria para proteger al país del "terrorismo" y el "extremismo". En un comunicado publicado por la agencia estatal saudí de noticias, SPA, las autoridades saudíes han anunciado el cierre de todos sus puertos, aeropuertos y puestos fronterizos para evitar la entrada de qataríes al país. Así, ha resaltado que ejerce su "derecho soberano, garantizado por el Derecho Internacional", pidiendo a todos los países "hermanos y amigos" que "apliquen las mismas medidas lo antes posible". "Arabia Saudí ha tomado este paso crucial como resultado de las graves violaciones por parte de las autoridades de Doha, tanto a nivel privado como público, durante los últimos años", ha recalcado. Riad ha afirmado además que toma la decisión "en solidaridad con Bahréin, expuesto a campañas terroristas apoyadas por las autoridades de Doha".

REACCIÓN EN CADENA

Egipto ha publicado un comunicado inmediatamente después, en el que anuncia el cierre de su espacio aéreo y sus puertos a todos los transportes qataríes para "proteger su seguridad nacional". "La política de Qatar amenaza la seguridad nacional árabe y siempre las semillas de la división en las sociedades árabes, según un plan deliberado contra la unidad y los intereses de la nación árabe", dice el Ministerio de Exteriores en un comunicado. Igualmente, ha acusado a Qatar de apoyar a organizaciones "terroristas", entre ellas la de los Hermanos Musulmanes, ilegalizada en el país después del golpe de Estado militar de 2013 contra el entonces presidente Mohamed Mursi.

Por último, EAU ha afirmado igualmente que su decisión ha sido adoptada para luchar contra el "terrorismo" y proteger la seguridad del país, según una serie de tuits publicados en la cuenta oficial de la agencia estatal emiratí de noticias, WAM. Las autoridades del país han dado apenas 24 horas a los qataríes para abandonar el país, también cerrará sus aeropuertos y puertos a los transportes qataríes y prohíbe a sus ciudadanos viajar al país vecino.

Las tensiones entre Qatar y varios países del Golfo se han deteriorado en los últimos días, a raíz de que la agencia estatal qatarí, QNA, publicara la semana pasada unas declaraciones del emir en las que criticaba la postura de los países del Golfo contra Irán y hablaba de "tensiones" con EEUU. Inmediatamente después, QNA denunció haber sufrido un ataque informático y negó la veracidad de la nota publicada, pese a lo cual medios de Arabia Saudí y EAU continuaron informando acerca de las presuntas declaraciones.

Este hecho provocó las críticas de Doha, lo que llevó a los otros cuatro países a bloquear el acceso a diversos medios qataríes, entre ellos la cadena de televisión Al Jazeera. Las relaciones entre Qatar y otros países del Golfo ya sufrieron un periodo de tensión en 2014 debido al supuesto apoyo de Doha a Hermanos Musulmanes. Sin embargo, en dicha ocasión las medidas no fueron tan duras y sólo implicaron la retirada de los embajadores.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Atrapados entre Egipto, Qatar y la lucha por la libertad de expresión

- Las 15 + 1 emergencias humanitarias para las que la ONU pide ayuda

- "Bombardear Yemen es tan necesario como pegar a mí mujer"

- Amnistía denuncia la venta de armas de España a Arabia Saudí que se emplean luego en la guerra de Yemen

- El emir de Qatar abdica en favor de su hijo