INTERNACIONAL

Detienen en Estados Unidos a una analista por filtrar información clasificada a la prensa

La experta divulgó a una web datos sobre la de la influencia de Rusia en las elecciones estadounidenses de 2016.

06/06/2017 13:10 CEST | Actualizado 06/06/2017 13:31 CEST
REUTERS
Reality Leigh Winner, de 25 años, detenida por la filtración.

La trama rusa -las supuestas intromisiones de Moscú en la política de EEUU que incluyen pirateos informáticos, informaciones falsas y relaciones de alto voltaje entre el equipo de los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin- tiene este martes una nueva y sorprendente entrega: según ha anunciado el Departamento de Justicia norteamericano, ha sido detenida a una analista externa por un delito de filtración de información de inteligencia clasificada a un medio de comunicación.

Este organismo ha informado en un comunicado que la contratista de inteligencia, de 25 años y cuyo nombre es Reality L. Winner, fue arrestada este fin de semana en el estado de Georgia e imputada por un delito contra la seguridad nacional. Winner trabajaba desde el 13 de febrero pasado para la consultora Pluribus International y tenía autorización para manejar información clasificada como "alto secreto". La acusada, al parecer, imprimió el pasado 9 de mayo documentos clasificados y los extrajo de las instalaciones donde podían manejarse para enviarlos a un medio de comunicación del que, oficialmente, no se han dado más detalles.

No obstante, Justicia sí ha precisado que sus investigadores consiguieron dar con la sospechosa al percatarse de que los papeles que compartió el medio en su web tenían marcas de haber sido doblados. Por ese motivo, dedujeron que fueron enviados por correo ordinario, comprobaron entonces quiénes los habían impreso y determinaron cuál de las seis personas identificadas como manipuladoras de dichos documentos tenía algún contacto en el medio que publicó la información.

Winner, indica Reuters, habría admitido haber impreso de forma intencionada los documentos y haberlos entregado a un medio de comunicación, a pesar de saber que no estaba autorizada para ello, según el comunicado del Departamento.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

REUTERS
Reality Leigh Winner, en una imagen de su cuenta de Instagram.

LO QUE DESVELAN LOS DOCUMENTOS 'TOP SECRET'

El medio digital de The Intercept ha publicado hoy documentos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) datados el 5 de mayo en los que se detallan los intentos por parte del Gobierno ruso de atacar informáticamente a actores implicados en el sistema de votación estadounidense, así como para infiltrarse en las comunicaciones de funcionarios relacionados con el sistema electoral en las pasadas elecciones de noviembre en EEUU, en las que el republicano Trump acabó venciendo a la demócrata Hillary Clinton.

El informe describe dos ataques informáticos por parte de la unidad de Inteligencia militar rusa, uno en agosto contra una compañía que vende software para el registro de votantes, y otro pocos días antes de las elecciones, contra 122 oficiales electorales.

En el primer caso se describe que el Departamento Central de Inteligencia ruso, más conocido como GRU, lanzó supuestamente un ataque "evidentemente para obtener información con el software electoral y las aplicaciones del hardware". Añaden los documentos que "los autores probablemente emplearon la información para acometer una campaña de spear-phising (operación centrada en un grupo u organización específica para la obtención de sus datos) dirigida a las entidades locales de registro electoral". Si bien el documento no determina si el ataque cibernético tuvo consecuencias en el resultado electoral de noviembre, no duda de que fue el servicio de inteligencia militar ruso el responsable de dicha injerencia.

Según la versión de The Intercept -especializada en la difusión de información altamente sensible-, al recabar la versión de la Agencia de Seguridad Nacional les pidieron que no publicaran el documento. Al constatar que sería difundido, añade la web, accedieron a la petición de eliminar algunos datos que fueron considerados al margen del interés de la opinión pública.

"Distribuir material clasificado sin autorización amenaza la seguridad de nuestra nación y mina la confianza pública en el Gobierno", ha asegurado en un comunicado el vicefiscal general estadounidense, Rod Rosenstein.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Sergei Karpukhin / REUTERS
Vladimir Putin, el presidente ruso, en una imagen de archivo tomada en Moscú el pasado diciembre.

PUTIN NIEGA UNA INJERENCIA EN LAS ELECCIONES

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, negó el domingo nuevamente que Moscú interfiriera en las últimas elecciones presidenciales, rechazando además que tenga información comprometedora sobre su homólogo estadounidense. Por ahora no hay respuesta oficial a la detención de la analista norteamericana.

"Las direcciones IP pueden ser inventadas. Un niño puede hacer eso. Su hija menor puede hacer eso. Eso no es una prueba", dijo Putin, en una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense NBC. Así, y tras tildar las acusaciones contra Moscú de "desinformación" y "parloteo ocioso", indicó que recuerdan además "al antisemitismo y a las acusaciones contra los judíos". "No lo hicimos. Poned fin a esto", recalcó, achacando la situación a "polémicas políticas internas" y reiterando que "no hay pruebas específicas, sino acusaciones y conclusiones basadas en estas acusaciones".

Las direcciones IP pueden ser inventadas. Un niño puede hacer eso. Su hija menor puede hacer eso. Eso no es una pruebaVladimir Putin, presidente de Rusia

Por otra parte, Putin dijo que Estados Unidos tiene un historial de intervención en elecciones en el extranjero. "Ponga su dedo en cualquier parte del mundo, y escuchará quejas sobre funcionarios estadounidenses interfiriendo en procesos electorales internos", afirmó. "A cada acción siempre se opone una reacción igual", sostuvo, agregado que "de nuevo, ni siquiera es necesario para Rusia hacer eso". "Los presidentes van y vienen, en incluso los partidos en el poder cambian, pero la dirección política principal no cambia", argumentó.

"No tendría sentido para nosotros interferir", manifestó, resaltando que, si bien Rusia tiene preferencias de cara a unas elecciones, únicamente reacciona ante la "dirección política" que Washington parece haber adoptado.

Putin haciendo cosas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Trump insiste: "La investigación sobre Rusia es la mayor caza de brujas en EEUU"

- El FBI se interesa por Farage en su investigación sobre Trump y Rusia

- El abogado personal de Trump llevará a partir de ahora todas las preguntas sobre el nexo con Rusia

- Putin admite que los ciberataques mundiales pueden ser obra de rusos "patriotas"