INTERNACIONAL

James Comey: "Trump me difamó a mí y al FBI"

El ex director del FBI, despedido por Donald Trump, comparece en EEUU por el 'Rusiagate'

08/06/2017 16:09 CEST | Actualizado 08/06/2017 19:04 CEST

Sereno, pero a ratos incapaz de disimular cómo se le quebrantaba a la voz ante según qué preguntas. Así se ha mostrado el exdirector del FBI, James Comey, ante el Comité de Inteligencia del Senado que investiga los motivos de su destitución por el presidente de EEUU, Donald Trump.

La comparecencia de Comey se ha seguido como todo un espectáculo, no sólo en EEUU, sino más allá de sus fronteras. Lo que se está intentando averiguar es, nada más y nada menos, si Trump trató de influir en Comey para que anulase la causa abierta sobre la presunta intervención rusa en las elecciones estadounidenses a favor de Trump. Algo insólito en la historia política estadounidense.

Por eso Comey ha sido directo y ha sentenciado que Trump decidió "difamarlo" cuando dijo que había sido despedido por el "desorden" en la institución de seguridad, entre otras razones. Al comienzo de la audiencia, Comey ha asegurado estar "sorprendido" y "confuso" sobre la decisión del mandatario de prescindir de él al frente del Buró Federal de Investigación (FBI). El exdirector ha aseverado no tener dudas acerca de las interferencias de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 que pusieron a Trump en la Casa Blanca. Según Comey el Kremlin estuvo detrás de los ciberataques contra el Partido Demócrata para perjudicar a su candidata presidencial, Hillary Clinton.

Cesado en medio de la controversia por la investigación acerca de la presunta injerencia de Moscú en el proceso electoral, el exdirector del FBI ha subrayado que los estadounidenses deben saber que el FBI es "honesto, fuerte y será siempre independiente", y ha afirmado que, a su juicio, fue despedido por el presidente Donald Trump, por la manera en que estaba gestionando la investigación sobre esta supuesta injerencia rusa y por la "presión" de la misma sobre el mandatario.

No sé por qué fui despedido. Tomo al presidente por su palabra de que fui despedido por la forma en la que dirigía la investigación rusa y la presión que esto ejercía sobre él

"No sé por qué fui despedido. Tomo al presidente por su palabra de que fui despedido por la forma en la que dirigía la investigación rusa y la presión que esto ejercía sobre él", afirmó Comey en comparecencia en el Comité de Inteligencia del Senado.

En una entrevista con la cadena NBC tras despedir de manera fulminante al ya exdirector del FBI el pasado 9 de mayo, Trump aseguró que "la cosa rusa" pesó en su decisión de despedir al director del FBI, al tiempo que añadió que la investigación sobre la posible coordinación de su campaña con Rusia era un "invento". Comey ha explicado a los senadores que el FBI identificó el primer ataque informático por parte de los rusos a finales del verano boreal de 2015, en el que fueron afectados "cientos o miles" de individuos.

Comey ha opinado este jueves que posiblemente Trump "estaba frustrado porque la investigación de Rusia estaba tomando demasiado tiempo y energía en la esfera pública". El exdirector del FBI acusó en la audiencia a Trump y su equipo de "mentir" al exponer las razones de su despido, inicialmente apoyadas en la supuesta pérdida de confianza del Buró en él.

AFP

La incómoda investigación que el FBI hizo al consejero de Seguridad Nacional nombrado por Trump, Michael Flynn, protagonizó una parte importante de las conversaciones registradas por Comey con el presidente, que sugerían un intento por parte de Trump de persuadirle para que abandonara esas pesquisas.

Sin embargo, durante su testificación este jueves, el exdirector ha rechazado calificar las órdenes de Trump como "obstrucción a la Justicia", aunque sí las ha considerado muy "perturbadoras y preocupantes". En su comparecencia ante el Comité de Inteligencia, Comey ha dejado en manos del fiscal especial Mueller, determinar si Trump incurrió en alguna falta al pedirle "lealtad" y que "dejara pasar" sus indagaciones sobre el exasesor de seguridad de la Casa Blanca Michael Flynn.

No me toca a mí determinar si el presidente estaba tratando de obstruir la justicia

"No me toca a mí determinar si el presidente estaba tratando de obstruir la justicia", ha dicho el exdirector del FBI, que ha asegurado estar "seguro" de que Mueller está investigando la actitud del mandatario en ese sentido. Comey también ha señalado que Trump no fue investigado mientras él estuvo al frente del FBI.

El delito de obstrucción a la Justicia puede usarse para abrir un proceso de destitución del presidente, un juicio político que defienden algunos legisladores de la oposición demócrata. El exdirector del FBI afirma Trump no le ordenó abandonar la investigación a Flynn, pero sí que tomó las palabras del mandatario como "una dirección" de actuación, en el sentido de que deseaba que dejara de investigar al consejero.

Comey ha dicho que el presidente no le pidió directamente parar las investigaciones sobre la supuesta injerencia rusa, pero no ha escondido durante la comparecencia las contradicciones en las que cree que cayó el presidente: "Yo lo tomo por su palabra. Puede que me equivoque; puede que haya dicho cosas que no son verdad".

La comparecencia del exjefe del FBI está siendo seguida con mucha expectación por si sienta las bases de un posible proceso de impeachment o juicio político en el futuro por posible obstrucción a la Justicia. Este posible juicio político es defendido por algunos legisladores de la oposición demócrata.

Comey ha asegurado que las investigaciones que se están dando sobre la trama rusa en el Senado pueden coexistir con las que está liderando el propio Mueller, quien le precedió durante años al frente del Buró Federal de Investigación (FBI) y al que calificó como "uno de los grandes profesionales" de Estados Unidos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Trump despide al director del FBI, James Comey

"Comey ha sido despedido porque podía derribar a un presidente"

Las fechas clave para entender qué ha pasado entre Trump y el director del FBI