VIRALES

Una estudiante hace un "zasca merecidísimo" al PP con su respuesta a este tuit

"Te queremos", dicen algunos en la red social.

09/06/2017 12:48 CEST | Actualizado 09/06/2017 19:45 CEST

La nueva Selectividad, que en realidad se parece mucho a la antigua, ha arrancado esta semana en varias autonomías, entre ellas Madrid.

Las pruebas han sido una auténtica incógnita para estudiantes y profesores durante buena parte del curso, dado que el Gobierno había anunciado grandes cambios en estos exámenes, que iban a recibir el nombre de Reválida.

Entre esas modificaciones se incluía el aprobado como requisito para lograr el título y también la presencia de preguntas tipo test. Pero, finalmente, las protestas estudiantiles y la presión de otros partidos hicieron que el Ejecutivo reculase hasta dejar las pruebas prácticamente como estaban.

El problema es que alumnos y profesores han ido conociendo las decisiones y la configuración de las pruebas de Selectividad sobre la marcha. Y durante buena parte del curso no sabían qué tipo de exames se iban a encontrar, por lo que en las aulas ha reinado la inquietud.

Varios docentes lo explicaban en septiembre en un artículo de El HuffPost. Los profesores sabían que la materia de examen sería la misma en cualquier caso, que el currículum ya estaba publicado y que el Real Decreto marca, a grandes rasgos, cómo tiene que ser la prueba.

"Pero la selectividad tenía unas reuniones donde los profesores establecían cuáles eran los contenidos principales del currículum de cara a la puntuación, se discutía sobre los criterios de calificación, de evaluación, la forma de corrección...", explicaba Mario Gutiérrez, presidente de Educación de la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF).

Así, señalaba, los profesores tenían un horizonte hacia dónde caminar, los alumnos tenían la tranquilidad de que su profesor les estaba llevando por el buen camino y sabían que si atendían a las instrucciones podrían tener éxito. "Ahora, en cambio, tienen incertidumbre. Y todo el mundo sabe que toda intranquilidad en el proceso de estudio provoca divergencias que después pueden llevar a malos resultados", destacaba.

Enrique P. Mesa, profesor de Filosofía en un instituto de Madrid y miembro de la Red Española de Filosofía, apoyaba esa opinión. Decía que con la Selectividad acostumbraba a los alumnos a los modelos de exámenes durante el curso. "El problema ahora es que tú tienes un examen de reválida en que el alumno se juega el acceso a la universidad e incluso el título y no sabemos de qué va el examen ni cómo va a ser. Y tienes que tantear una serie de sistemas de examen para ver con cuál aciertas", aseguraba mientras calificaba la situación de "auténtico cachondeo".

Con esos precedentes, no sorprende que muchos estudiantes se hayan enfadado tras un tuit que publicó el PP esta semana deseando suerte a los estudiantes en la Selectividad: "Mucho ánimo a todos los jóvenes que comenzáis hoy la Evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad".

Pero una respuesta ha triunfado sobre las demás. Su autora es una estudiante llamada Carla (@carlapazos_ en Twitter), cuya contestación al PP acumula más de 4.100 retuits en tres días: "Muchas gracias!! Lo de no saber lo que iba a entrar hasta hace 2 meses nos encantó!! Arriba España".

Estas son algunas de las reacciones que ha generado la respuesta:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Doce comunidades se rebelan contra la prueba de Primaria de la Lomce

- Consulta aquí si tu hijo tendrá que hacer la polémica evaluación de Primaria

- Educación rectifica y no utilizará la prueba de Primaria para hacer rankings

- La nueva prueba de Bachillerato será similar a Selectividad y sin preguntas test

NOTICIA PATROCINADA