Pura esencia mediterránea en la ciudad

Así son las Noches del Botánico

20/06/2017 13:11 CEST | Actualizado 17/07/2017 10:56 CEST

LARIOS

El verano es su momento. Esta estación del año le ha dotado de identidad. La esencia del Mediterráneo se manifiesta en su plenitud durante estos meses: en la luz, en la brisa, en el sonido del mar, en las noches de luna, en el sabor de su cocina de temporada...

Y no hay que estar a pie de playa para sentir y disfrutar esa esencia. La ciudad también nos da la oportunidad de vivir momentos al más puro estilo mediterráneo.

Con esta idea nacieron las Noches del Botánico. Un festival de música, celebrado en un entorno extraordinario y envuelto en la magia de las noches de verano de Madrid.

Esas embriagadoras noches de verano encuentran su perfecto cómplice en Larios 12, una ginebra premium con una marcada personalidad mediterránea, ideal para acompañar estas especiales veladas.

UN MOMENTO DEL DÍA... EL ATARDECER

Las altas temperaturas dejan adormilada la ciudad durante el día: calles vacías, parques sin vida, terrazas abandonadas... El aire acondicionado es el mejor cómplice de los urbanitas durante la jornada.

Pero cuando el sol empieza a caer, la ciudad se despierta y se llena de vida. El atardecer es el momento del día porque las noches de verano son largas y están envueltas de una magia especial.

EL LUGAR IDEAL... UN JARDÍN

La playa, la habitación fresquita a la hora de la siesta, el chiringuito, una terraza de noche... Hay miles de escenarios donde disfrutar del verano.

En la ciudad, las posibilidades son más limitadas. La piscina, el parque, la cafetería climatizada... El lugar más evocador es un frondoso jardín, en el que frescor de los árboles y arbustos recién regados revitaliza cuerpo y mente después de un día de intenso calor.

UN PLACER... LA MÚSICA EN DIRECTO

Ritmos tropicales, baladas, pop, jazz, rock... la banda sonora de las noches de verano no tiene límites.

Alejarnos de los ritmos fáciles y pegadizos de la canción del verano, disfrutar de unas horas de buena música en directo al aire libre y al caer el sol es un placer reservado solo a unas semanas del año.


Y PARA BEBER... UN GIN-TONIC

En esas interminables noche de estío, nos gusta posponer la hora de dormir por el gusto de disfrutar de una divertida conversación alrededor de una copa.

El sabor refrescante de la tónica y la ginebra, adornado con el toque ácido de la lima o el limón y aromatizado con toda clase de especias —en la variedad está el gusto— han convertido el gin-tonic en un clásico de las noches de verano.

Larios

En este sentido, en un clásico de los gin tonics de verano es Larios 12. Esta ginebra respira la esencia fresca y pura del Mediterráneo, resultado de la combinación de 12 especies botánicas que, además de los característicos aromas de ginebra, desprende perfumes cítricos y de flor de azahar, dándole un toque distinto y exótico.

Los conciertos de las Noches del Botánico se extenderán hasta el 29 de julio y este es el cartel.

Noches del botánico

OFRECIDO POR NISSAN