INTERNACIONAL

Un muerto y 10 heridos tras un atropello masivo en una mezquita de Londres

Un hombre de 48 años, cuya identidad no ha sido facilitada, ha sido arrestado.

19/06/2017 07:32 CEST | Actualizado 20/06/2017 12:17 CEST

Una furgoneta ha arremetido esta medianoche del domingo al lunes contra fieles musulmanes cerca de la mezquita de Finsbury Park, al norte de Londres. Al menos una persona ha muerto y otras 10 han resultado heridas. Según ha confirmado la policía, todas las víctimas son musulmanes.

Ocho heridos han sido llevados a tres hospitales de la ciudad, mientras que otros dos han sido atendidos por heridas leves donde se ha producido el atropello, en la calle Seven Sisters, cerca del estadio de fútbol del club inglés Arsenal.

Un hombre de 48 años ha sido arrestado en el lugar después de ser retenido por la multitud. Según testigos, se trata de un hombre blanco y fuerte. Ha sido trasladado a un hospital y, una vez dado de alta, será llevado a una comisaría para ser interrogado y sometido una prueba sobre su estado mental.

EL AUTOR ACTUÓ SOLO

La primera ministra británica, Theresa May, cha confirmado que el autor del atentado "actuó solo", según las primeras indagaciones de la policía. En una declaración en la puerta de su despacho de Downing Street, la líder conservadora ha dicho que este último ataque en el barrio de Finsbury Park, en el norte de la capital, "es un recordatorio de que el terrorismo, los extremismos y el odio adoptan muchas formas" al tiempo que ha incidido en la "determinación" del Gobierno en "erradicarlos, sin importar quién sea el responsable".

May se ha dirigido al país tras haber presidido una reunión con su comité de emergencia en respuesta al ataque, en el que una persona ha muerto y diez resultaron heridas. Aunque Scotland Yard aún tiene que confirmar que ese fallecimiento está vinculado directamente a lo ocurrido.

Al parecer, la víctima mortal ya se encontraba recibiendo atención médica de primeros auxilios cuando el agresor empezó a arrollar con una furgoneta a los viandantes, todos ellos fieles musulmanes que acababan de terminar sus oraciones en la mezquita de su barrio.

En su declaración, la dirigente tory ha afirmado que este último atentado, "una vez más, ha tenido como objetivo a personas normales e inocentes que hacían su vida diaria, esta vez musulmanes británicos que abandonaban una mezquita", tras haber rezado en "un momento sagrado del año" para esa comunidad, el mes de Ramadán. "Hoy nos unimos, como ya hemos hecho anteriormente, para condenar este acto e indicar, de nuevo, que el odio y la maldad de esta clase nunca triunfarán", remarcó.

"DESTRUCTIVO PARA NUESTROS VALORES"

Según la primera ministra, este ataque contra la comunidad musulmana "es tan insidioso y destructivo para nuestros valores y nuestra forma de vida" como los recientes actos terroristas perpetrados en Manchester y Londres, aparentemente motivados por extremistas islámicos.

Tras valorar la situación con el grupo de expertos del llamado Comité Cobra -principales ministros del Gabinete y la cúspide de los servicios de emergencia del país-, la líder tory ha anunciado que el Gobierno planea revisar su actual estrategia para combatir el terrorismo y creará para ello una nueva comisión.

"Este ataque contra los musulmanes cerca de su lugar de culto y todos los actos de terrorismo en cualquiera de sus formas comparten el mismo objetivo fundamental: dividirnos y quebrar los vínculos de solidaridad que compartimos en este país", ha apuntado también May, quien añadió que "no permitiremos que esto ocurra".

"MATAR A TODOS LOS MUSULMANES"

Varios relatos desde el lugar de los hechos sugieren que el atacante gritó varias frases sobre "matar a todos los musulmanes" y haber hecho lo que debía. Según la edición británica del HuffPost, la policía ha detenido a una segunda persona pero no ha comentado nada al respecto.

Tras el incidente, un grupo de musulmanes se puso a rezar en la calle, según una periodista de la AFP. Un testigo de 19 años que no ha querido dar su nombre ha asegurado haber visto "una camioneta blanca con tres hombres a bordo".

REUTERS
Varios hombres rezan en las inmediaciones del lugar del atropello

Abdul Rahman, que presenció el ataque, ha revelado a la BBC que vio a la furgoneta "atropellar intencionadamente a unas 10 o 15 personas", y asegura que, con ayuda de otro hombre, redujo al sospechoso y lo retuvo contra el suelo durante media hora hasta que llegó la policía.

Un vídeo amateur visto por AFP muestra al menos a tres personas que yacen sin moverse en el suelo, entre ellas una a la que se le practica la respiración artificial.

"ATAQUE TERRORISTA"

May, ha señalado que la Policía trata el incidente como posible "ataque terrorista". Y de hecho, en la investigación del ataque participa la unidad antiterrorista de la Policía Metropolitana (Met). Además, la policía ha señalado que el ataque tiene todas las características de atentado terrorista.

La mezquita de Finsbury Park es una de las más importantes del Reino Unido. Era conocida, a principios de los 2000, por ser un destacado lugar de islamistas, que acudían al centro para escuchar los sermones de Abu Hamza. Este predicador egipcio, tuerto y amputado de los dos antebrazos, fue condenado a cadena perpetua en enero de 2015 en Estados Unidos por una toma de rehenes y por terrorismo.

Getty Images
Un policía forense investiga el interior de la furgoneta involucrada en el atropello.

Entre tanto, la dirección de la mezquita cambió pero, desde los atentados en París de noviembre de 2015, ha recibido varias cartas de amenazas.

En pleno Ramadán, los musulmanes practicantes acuden a la mezquita después del Iftar, el final del ayuno al caer la noche. Cage, una asociación musulmana de defensa de los derechos humanos, ha denunciado "el aumento desenfrenado de la islamofobia" y ha hecho un llamamiento "a la calma".

"Las comunidades musulmanes han pedido durante años más medidas para atajar el aumento de los delitos por odio y deben ser tomadas ahora para afrontar, no solo este incidente, sino el importante y preocupante aumento de la islamofobia", ha subrayado el Consejo Musulmán Británico.

CUARTO ATENTADO EN TRES MESES

El atropello ha ocurrido en un contexto de nerviosismo, después de que Reino Unido haya sido golpeado por tres atentados en tres meses, dos de ellos con vehículos que se abalanzaron contra la gente.

El 22 de marzo, Khalid Masood, un británico de 52 años convertido al islam y conocido por los servicios policiales, lanzó su vehículo contra varios peatones en el puente de Westminster, en el centro de Londres, antes de asesinar con un cuchillo a un policía delante del parlamento. Hubo cinco muertos.

El 22 de mayo en Manchester, un atentado suicida, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico, causó 22 muertos y un centenar de heridos a la salida de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande. El autor, Salman Abadi, era un británico de 22 años de origen libio.

El 3 de junio, tres asaltantes a bordo de una camioneta atropellaron a varias personas en el Puente de Londres y luego apuñalaron a otras en Borough Market, antes de ser abatidos por la policía. Ocho personas perdieron la vida en este ataque.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Terror en Londres tras dos ataques terroristas

- Theresa May: "En nuestro país hay mucha tolerancia con el extremismo"

- La rajada de Trump tras el doble atentado en Londres que ha enfurecido al mundo