NOTICIAS

Metro de Madrid cierra entera la línea 5 durante dos meses

Tiene de 23,5 kilómetros y 32 paradas.

21/06/2017 16:15 CEST | Actualizado 21/06/2017 16:15 CEST
EFE

La línea 5 de Metro de Madrid cerrará por completo por obras después de las fiestas del World Pride un total de 62 días, del 3 de julio al 3 de septiembre, fecha prevista de reapertura, un tiempo en el que se pondrán en marcha cuatro líneas especiales de autobuses de la EMT para cubrir algunos tramos.

El Gobierno regional invertirá 66,5 millones de euros en estas obras de mejora y modernización de la línea, que une la Casa de Campo con Alameda de Osuna.

Con una extensión de 23,5 kilómetros, la línea 5 tiene 32 paradas, algunas de ellas en puntos de la almendra central de Madrid como Rubén Darío, Alonso Martínez, Chueca, la Gran Vía, Callao y La Latina.

Un total de 250 operarios trabajarán en turnos durante 24 horas al día los siete días de la semana, un despliegue similar al de la línea 1 de Metro, que estuvo cerrada por obras en tramos entre el 3 de julio y el 13 de noviembre del año pasado.

Este año también ha cerrado por obras, del 26 de enero al 18 de abril, la línea 8 de Metro de Madrid, que conecta la estación de Nuevos Ministerios con el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Durante las obras de la línea 5, por la que circulan anualmente una media de 64,7 millones de personas, se pondrán en marcha cuatro líneas especiales de autobuses operadas por la EMT (Empresa Municipal de Transportes) sin coste adicional para los viajeros entre las 6 de la mañana y las 1.30 horas.

ALTERNATIVAS

Cubrirán toda la línea excepto el tramo central, entre las estaciones de Manuel Becerra y Embajadores, ya que allí hay una "amplia oferta de servicios de transporte público que asegura la movilidad de los viajeros", según ha explicado en un desayuno informativo el gerente del Consorcio Regional de Transportes, Alfonso Sánchez.

Los servicios especiales son el SE 1, que tendrá 4 autobuses y cubrirá el trayecto comprendido entre las estaciones de Alameda de Osuna y Canillejas.

El SE 2, entre Canillejas y Manuel Becerra, constará de 22 autobuses; el SE 3, que discurrirá entre Embajadores y Aluche, se cubrirá con 28 autobuses y el SE 4, entre Aluche y Casa de Campo, dispondrá de hasta 6 vehículos.

El tiempo de intervalo previsto es de tres minutos en los casos de las líneas SE 2 y SE 3 y de cinco minutos para los autobuses del SE 1 y el SE 4.

Además, se van a reforzar 15 líneas de la EMT en la zona central (17, 25, 34, 35, 116, 118, 119, 1, 74, 28, 38, 48, 77, 105 y 115) con una dotación adicional de 21 autobuses.

Por otro lado, Metro de Madrid intensificará el servicio en otras líneas, principalmente la 2, 3, 4 y 6, donde el Consorcio Regional de Transportes ha detectado que "podría haber un incremento significativo de viajeros".

REFUERZO DE RENFE

Asimismo, Renfe Cercanías podrá en circulación 5.500 plazas adicionales en las horas puntas en la línea C5 y se reforzará el personal de las estaciones de Aluche, Pirámides y Embajadores para informar de las obras a los usuarios.

También se informará a los viajeros de Metro de estos trabajos por medio de trípticos que se distribuirán en las estaciones afectadas, tanto en los vestíbulos de las mismas como en los accesos de las que permanezcan completamente cerradas al no discurrir por allí otras líneas además de la 5.

El folleto ofrece itinerarios alternativos, incluyendo paradas próximas de otras líneas de Metro.

El gerente del Consorcio Regional de Transportes ha informado de que el año pasado entre los meses de julio y agosto usaron la línea 5 un total de 8,3 millones de viajeros, con una media diaria en los días laborales de 180.000 personas en julio y 140.000 en agosto.

Ha asegurado que son las fechas con "menos demanda" y por ello se decidió acometer en ese momento las obras, evitando además que coincidieran con el World Pride, que convertirá a Madrid en sede del orgullo gay a nivel internacional del 23 de junio al 2 de julio.

Los trabajos consistirán en la sustitución de la catenaria por una catenaria rígida que alimenta a los trenes de electricidad para poder circular y está preparada para funcionar tanto a 1.500 voltios como a los 600 actuales.

Esto permitirá en un futuro "aumentar la capacidad de los trenes y reducir pérdidas de energía", según ha explicado el Gobierno regional en una nota de prensa.

A su vez, se acometerá una renovación de las instalaciones de alumbrado "para que sea totalmente independiente y esté dotado de cableado resistente al fuego", y se instalará el sistema de radiotelefonía Tetra entre los túneles, estaciones, trenes y la central de seguridad.

Por otro lado, se renovarán las estaciones de Aluche, Canillejas, Torre Arias y Suanzes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La CUP propone acabar con el "despatarre" de los hombres en el transporte público